domingo, 6 de marzo de 2016

La pérdida de pigmentos amenaza la preservación de Altamira



Los conservadores de la cueva plantean una reunión de expertos para analizar los efectos de los visitantes

Parece una gota normal, pero lleva en su interior una parte milimétrica de la memoria de la humanidad: las pinturas de Altamira. Hace tres años se captó por primera vez un fenómeno del que había evidencias —a lo largo de los milenios el 55% de las pinturas se han borrado—, pero que nunca se había contemplado a simple vista: cómo el agua arrastra pigmentos de las pinturas que decoran la gruta, que alberga uno de los conjuntos de arte rupestre más importantes del mundo. Este fenómeno se ha repetido en las primaveras de 2014 y 2015. Nunca había sido observado, lo que no significa que no hubiese ocurrido antes, aunque también puede ser la evidencia de una nueva amenaza que acecha al yacimiento. [...] EL PAÍS


Actualización: El Gobierno de Cantabria asegura que "nunca se pondrá en riesgo" la cueva de Altamira
El Gobierno de Cantabria ha asegurado que "nunca se pondrá en riesgo la cueva" de Altamira, cavidad declarada Patrimonio de la Humanidad hace 30 años y que cuenta con un Plan de Conservación Preventiva en base al cual el Patronato adopta sus decisiones.

Así lo ha enfatizado este lunes el consejero cántabro de Cultura, Ramón Ruiz, a preguntas de la prensa sobre la carta remitida a la UNESCO por el Departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid con el respaldo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).


En esa misiva, de la que ha informado ayer domingo el diario 'El País', prehistoriadores e investigadores alertan a la organización internacional del aumento de visitantes que estudia el Patronato y que, de llevarse a cabo, "favorecería el deterioro de las pinturas rupestres", en riesgo por las filtraciones de agua y posibles desprendimientos...


Actualización: El Departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense defiende el cierre de la Cueva de Altamira | Prehistoria UCM
Ante el reciente anuncio de la posibilidad de ampliar el cupo de visitantes de la Cueva de Altamira, capilla sixtina del Arte Paleolítico y Patrimonio Mundial desde 1985, el Departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense defiende su cierre por el deterioro de las pinturas demostrado en informes científicos.

En el siguiente comunicado se exponen los precedentes y argumentos por los que consideramos que se trata de medidas peligrosas y que provocarán serios problemas de conservación.