viernes, 8 de abril de 2016

Científicos chinos y españoles aúnan fuerzas para buscar el origen del hombre


Restos humanos fósiles obtenidos en el yacimiento de Hexian.
 
China y España, con yacimientos que en distintas épocas revolucionaron la Antropología en las afueras de Pekín y en Atapuerca, esconden claves para entender las primeras migraciones de seres humanos fuera de África, y así lo entienden científicos de ambos países, que cooperan cada vez más intensamente.

Expertos como José María Bermúdez de Castro, que esta semana visitó Pekín, o los profesores Liu Wu y Wu Xiaojie, del Instituto de Paleontología y Paleontropología de China, comparten desde principios de esta década datos y métodos para avanzar en el misterio del origen del hombre.

Ello permitió el año pasado que este equipo chino-español, en el que también figura la labor de la antropóloga orensana María Martinón, también estos días en Pekín, descubriera los vestigios más antiguos de homo sapiens (nuestra especie actual) fuera de África.

Se trata de 47 dientes de entre 80.000 y 120.000 años de antigüedad hallados en las cuevas de Daoxian, en el centro de China.

“Nos ha unido un gran proyecto en el que estaremos trabajando muchos años”, subrayó a Efe Bermúdez, codirector de las excavaciones de Atapuerca (Burgos) y receptor en 1997 del Príncipe de Asturias de las Ciencias junto a otros investigadores de ese yacimiento. [...] EFE futuro

Actualización: Mesa redonda ::De Atapuerca a Zhoukoudian: Evolución humana en Eurasia durante el Pleistoceno ::Instituto Cervantes de Pekín

 

Relacionado: Hexian y la gran diversidad de Homo erectus | Reflexiones de un primate
Como sucede desde 2011, viajaremos de nuevo a Pekín durante este mes de abril para estudiar fósiles humanos de China junto a nuestros colegas del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología (IVPP). La doctora María Martinón (que ahora trabaja en el “University College” de Londres) y un servidor tendremos ocasión de continuar nuestra colaboración […]  


Actualización: Secretos de la evolución humana en China | Reflexiones de un primate
El ámbito científico de la evolución humana en China se cerró al mundo al finalizar la segunda guerra mundial. Los descubrimientos de los yacimientos Zhoukoudian se perdieron durante este conflicto, pero las excavaciones reiniciadas sobre todo a partir de los años 1970s han proporcionado gran cantidad de datos arqueológicos y paleontológicos. La descripción de la inmensa mayoría de los hallazgos se han publicado en chino mandarín y en revistas locales de China. La interpretación de los datos tuvo entonces una visión propia, alejada de la que se ha venido desarrollando en los países occidentales. Algunos científicos extranjeros han tenido un acceso restringido a los fósiles de China, especialmente a partir de los años 1980s. A pesar de ello, la evolución humana en este enorme país se ha contemplado necesariamente con una perspectiva muy general, sin el detalle que han tenido los hallazgos en África y Europa... 

El ser humano ya había pisado Picos de Europa hace 4.900 años


La majada, desde La Llomba Belbín. Foto: G.B. alospicos.com
 
Las primeras evidencias de impacto humano en el paisaje de los Picos de Europa datan de, al menos, 4.900 años. La existencia de abundantes partículas de carbón en los sedimentos de esta época revela la presencia de hombres que utilizaban el fuego para fomentar la extensión de los pastizales.

Esta es una de las conclusiones principales a las que ha llegado un equipo internacional de científicos liderado por la Universidad de Oviedo y coordinado por el profesor del departamento de Geografía Jesús Ruiz.

Los investigadores han analizado en dos estudios la evolución ambiental y climática de los Picos de Europa en los últimos milenios. Ambos trabajos se centraron en el Macizo Occidental de los Picos de Europa y, más en concreto, en la Vega de Belbín, cercana a los Lagos de Covadonga, muy conocida por ser una de las majadas donde actualmente se produce queso de Gamoneu, según señala la Universidad en una nota de prensa.

El primero de los estudios ha determinado la evolución ambiental de los Picos de Europa desde la última glaciación. Con este propósito, los científicos han cartografiado y analizado las características y distribución de las formas y depósitos de origen glaciar existentes en todo el macizo, y han estudiado en detalle los sedimentos obtenidos en un sondeo de 5,4 metros de longitud procedente de la depresión de Belbín.

De este modo, los investigadores concluyen que, desde hace 29.400 años, Belbín se fue inundando progresivamente hasta formar un lago que perduró hasta hace 8.000 años. A partir de este momento, se produjo una progresiva terrestrificación que dio lugar a la vega que hoy conocemos. El estudio de los sedimentos ha sacado a la luz también partículas de carbón que los autores del trabajo no atribuyen a factores naturales, sino a la utilización del fuego por parte de seres humanos.

Este hallazgo dio lugar a un segundo trabajo a partir de otro sondeo de menor longitud para conocer más al detalle este impacto, así como los cambios climáticos que se han sucedido en el macizo durante los últimos 6.700 años. Los investigadores, tras analizar nuevas muestras de sedimentos en un área de borde de la depresión de Belbín, concluyen que el contenido de las partículas de carbón de los sedimentos ni aumentó ni disminuyó en función de la sucesión de etapas frías o cálidas. [...] europapress.es / Link 2


Vídeo: Humanos en los Picos de Europa
Ver en PaleoVídeos > L.R.1.11 nº 37.