martes, 19 de abril de 2016

Altamira, la conservación de un patrimonio frágil - Punto de enlace




Los bisontes más famosos del mundo son españoles y habitan en la cueva de Altamira, en Cantabria. La conservación de este patrimonio frágil es de interés general. Sobre la conservación y preservación de este legado, Patrimonio de la Humanidad, con 35.000 años de historia, hablamos con Pilar Fatás, directora del Museo de Altamira de Cantabria. Le preguntamos por el estado actual de la cueva, por los criterios que se siguen de conservación y por la película Altamira, recientemente estrenada en España y que ha sido rodada íntegramente en Cantabria, en la neocueva. (A partir del min 3:35).


Link 2: La Cueva De Altamira- Entrevista A Pilar Fatás - Hola Cultura
April 6, 2016. La cueva de Altamira es sin duda alguna, uno de los sitios más importantes del patrimonio de la humanidad. Su arte en roca tendrá una edad de 22,000 a 13,000 años AC. Fue el primer lugar en la que se identificó arte del Paleolítico y es uno de los ejemplos más espectaculares de arte prehistórico en el planeta. Por lo tanto, no es sorprendente que haya suscitado interés mundial de arqueólogos, amantes del arte y público en general, desde su descubrimiento en 1879.

Encontrar el equilibrio perfecto entre la curiosidad y el deseo de la gente por el conocimiento, y la preservación de un sitio tan frágil como este –cómo lo son en general todos los lugares arqueológicos-, no es una labor simple. Aprovechando el simposio organizado por la Universidad de Georgetown denominado “El arte de la conservación: Preservando y Protegiendo nuestro patrimonio” y la presencia de la directora del Museo de Altamira en Washington DC, Hola Cultura realizó una entrevista a Pilar Fatás la directora de tan importante sitio...

Link 3: The Art of Conservation: Protecting & Preserving our Cultural Heritage
 

Grabados paleolíticos tridimensionales en Cova Eirós


Foto: gepn-usc. Una prueba exitosa. En un reciente congreso científico celebrado en Noruega se presentó esta imagen tridimensional de un grabado paleolítico de Cova Eirós al que los arqueólogos dieron el nombre de Panel IV. Como otros diseños trazados en la cueva, es díficil distinguirlo a simple vista.

La técnica de la fotogrametría se ha usado por primera vez con las muestras de arte prehistórico de la cueva de Triacastela

Cuando se cumple el décimo aniversario del inicio del plan de investigación de los yacimientos paleolíticos del sur lucense -que arrancó en Monforte en abril del 2006-, un nuevo sistema para mejorar la visualización de los grabados rupestres se está experimentando en Cova Eirós, uno de los lugares donde se desarrolla este proyecto científico. Se trata de la técnica denominada fotogrametría de objeto cercano, que consiste en crear imágenes tridimensionales a partir de una serie de fotografías -tomadas con cámaras convencionales- y con el apoyo de un programa informático.

Los resultados de las primeras pruebas realizadas con este sistema en el conocido yacimiento de Triacastela fueron presentados recientemente en Noruega, en un congreso especializado en el uso de aplicaciones informáticas en la investigación arqueológica. Los experimentos fueron llevados a cabo por el Grupo de Estudos para a Prehistoria do Noroeste -vinculado a la Universidade de Santiago- sobre dos de los paneles o conjuntos de grabados que se hallaron en la gruta a partir del 2011. La arqueóloga Alia Vázquez, integrante del equipo que efectuó las pruebas, señala que los resultados han sido muy satisfactorios, por lo que en los próximos meses se pretende seguir utilizando esta técnica con otros grabados descubiertos en la misma cueva. Estos diseños, de tipo geométrico, fueron elegidos precisamente por estar entre los que ofrecen más dificultades para ser reproducidos, ya que están cubiertos por capas de suciedad y el agua que se filtra por las paredes de la cueva fluye constantemente sobre ellos. [...] lavozdegalicia.es


Entrada relacionada