lunes, 2 de mayo de 2016

Una tala de eucaliptos destroza dos mámoas en un monte de Oza-Cesuras



Dos historiadores han denunciado el suceso ante Patrimonio. «Aquí non cabe alegar ignorancia», dicen

Galicia tiene una riqueza megalítica impresionante. Otra cuestión es la manera de transmitir ese gran valor a la sociedad. Las mámoas, esos túmulos milenarios que ejercían como lugares de enterramiento, asoman tímidamente en la orografía, pero generalmente en lugares muy apartados del control social y administrativo. Por eso es demasiado frecuente el episodio ocurrido hace unos días en la necrópolis de Rodeiro (Oza-Cesuras). 

Una tala de eucaliptos ha dañado dos de las mámoas de este templo neolítico en pleno monte do Gato, donde hay registradas una veintena de tumbas construidas en el período Megalítico (5.000 a.C.-2.500 a.C.). «Dúas mámoas sufriron danos debido a unha tala de eucaliptos con maquinaria pesada, unha incluso perdeu parte da masa tumular ao pasar por riba unha desbrozadora de cadeas. Tememos que volvan plantar máis árbores sobre os monumentos», explica el historiador Xabier Moure, quien junto con el investigador Luis S. Seoane ya ha informado al Servizo de Patrimonio Cultural na Coruña, así como al Concello de Oza-Cesuras de la grave agresión. Su alcalde, Pablo González Cacheiro, indicó que «se seguirá el cauce pertinente». [...] lavozdegalicia.es  / Link 2 


Actualización: Los arqueólogos alertan del maltrato a las mámoas en la comarca
Los historiadores y arqueólogos no quieren que el episodio reciente de las mámoas dañadas en Oza-Cesuras caiga en el olvido. Al contrario, abogan porque con esta acción, provocada por una tala de eucaliptos, se cambie la tendencia de descuido con estas necrópolis milenarias, con 175 ejemplos en la comarca coruñesas.
Lo ocurrido en el lugar de Sanmil, parroquia de Rodeiro, tiene muchos y muy tristes antecedentes. Este es un breve resumen de los últimos años.
Aranga
Mámoas do Galiñeiro. Fueron afectadas gravemente por la roturación de montes en el año 2000. Otras en Muniferral fueron «sacrificadas» para construir una carretera.
Coirós
Revoltas Longas. Ubicada en la parroquia de Ois, quedó destrozada por un camino y un muro.
Curtis
Samel y Vilar. Ambas en la parroquia de Foxado, fueron totalmente destruidas.
Irixoa
Ejemplos por todo el municipio. Actualmente el Concello de Irixoa es el que más presume y publicita sus mámoas, especialmente las del monte San Antón, en la parroquia de Mántaras. Pero aquí mismo alguna de ellas está soportando los postes de un cierre de finca. Hace ya tiempo se destruyeron varias en Ambroa, así como un dolmen con grabados policromados en el lugar de A Torre, según documentación de Francisco Vales Villamarín.
Oza-Cesuras
Vertedero en el monte do Gato. En el año 2003, el arqueólogo Antón Malde denunció la presencia de un vertedero en este monte donde la basura cubría varias mámoas hoy ya recuperadas.
Vilarmaior
Cincuenta mámoas muy desfiguradas. En general a causa de las labores agrícolas, o incluso cortadas por pistas forestales.
 ...  

Las migraciones, una constante en Europa desde la llegada del humano moderno


Lower jaw of the ~19,000 year old "Red Lady of El Mirón Cave", from northern Spain... Credit: Lawrence G. Straus

EFE. Desde hace unos 37.000 años todos los europeos proceden de una única población fundadora que persistió a través de la Edad de Hielo, según un estudio que además constata que la historia europea ha conocido movimientos de población continuos -algunos dramáticos- desde que llegaron los humanos modernos.

Estas son algunas de las conclusiones de una investigación que publica la revista Nature, en la que se establece un hilo narrativo de las migraciones y cambios de la población europea gracias al análisis de ADN antiguo de 51 muestras de humanos modernos que habitaron el continente europeo entre hace 45.000 y 7.000 años.

Entre ellos, restos de la cueva de El Mirón (España), que junto a los otros trazan un dibujo de los "dramáticos cambios" de la población en Europa en este período: lo que se ve es una historia de la población que no es menos complicada que la de los últimos 7.000 años, según el estudio.

"Una historia con múltiples episodios de reemplazo y migraciones, a una escala inmensa y dramática, y en un momento en el que el clima estaba cambiando dramáticamente", explica en una nota de prensa David Reich, autor de este trabajo e investigador del Instituto Médico Howard Hughes en la Escuela Médica de Harvard (EEUU).

Además, la investigación está liderada por grupos de la Universidad de Tubinga y del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, ambos en Alemania, y en ella participa, entre otros, el español Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de la Universidad de Cantabria.

Nuestra especie es africana, salió de ese continente se estima hace unos 45.000 años y luego se extendió por toda Europa.

Este trabajo, que incluye el análisis genético más completo del paleolítico superior europeo, establece una población fundadora hace unos 37.000 años en el noroeste de Europa, la cual ha sido capaz de dejar trazas hasta hoy, detalla a Efe Manuel González Morales, director del instituto cántabro y firmante también de este trabajo.

Esta población tuvo varias ramificaciones importantes en diferentes partes de Europa y una de ellas está representada por los restos de humano moderno encontrados en un yacimiento belga.

Los investigadores creen que esta ramificación, que formaba parte de la cultura Auriñaciense (sustituyó a partir de hace aproximadamente 38.000 años a la cultura Musteriense en el inicio del paleolítico superior), fue parcialmente desplazada hace unos 33.000 años, cuando otro grupo de humanos antiguos, miembros de una cultura diferente -conocida como Gravetiense-, entró en escena.

Sin embargo, los primeros no desaparecieron: se han hallado restos de descendientes de estas poblaciones en el suroeste de Europa, en lo que hoy es España, con una datación de 19.000 años.

Precisamente, el fósil humano de la cueva del Mirón, denominada la "Dama Roja", pertenece al linaje de los primeros pobladores auriñacienses y está emparentada con un individuo de la Cueva de Goyet, en Bélgica, fechado hace unos 35.000 años.

"Esto quiere decir que la población fundacional se mantuvo en muchos lugares o que cuando vino el último máximo glacial las poblaciones del norte de Europa emigraron hacia el sur, entre otros sitios al Cantábrico, zona de refugio ya conocida", añade González.

Este estudio apunta que estas poblaciones volvieron a recolonizar Europa a medida que retrocedieron los hielos.

Este es uno de los grandes cambios poblacionales que se describen en el artículo, el otro los científicos lo datan hace 14.000 años: aparecen toda una serie de individuos dispersos por toda Europa, cuya afinidad genética es con las poblaciones de Oriente Medio, subraya el investigador de Cantabria.

Para González, este trabajo demuestra que la historia europea ha conocido "casi continuamente movimientos de población", después de que aparece nuestra especie en el continente.

Otra de las cosas que pone de manifiesto este trabajo es que las poblaciones humanas prehistóricas contenían entre un 3 y 6 % de ADN neandertal, pero hoy en día la mayoría de los humanos solo tienen un 2 %, tal y como han apuntado también otras investigaciones.

"El ADN neandertal es ligeramente tóxico para los humanos modernos", concluye Reich. eldiario.es


Link 2: Genetic analysis of Ice Age Europeans
(Howard Hughes Medical Institute) Analyses of ancient DNA from prehistoric humans paint a picture of dramatic population change in Europe from 45,000 to 7,000 years ago, according to a new study led by Howard Hughes Medical Institute Investigator David Reich at Harvard Medical School. The new genetic data reveal two big changes in prehistoric human populations that are closely linked to the end of the last Ice Age around 19,000 years ago...


Actualización: El origen de los europeos | Reflexiones de un primate
En una época en la que se sigue debatiendo sobre la unidad y/o la independencia de las diversas naciones europeas la ciencia continua con su trabajo, casi siempre silencioso cuando no silenciado o ignorado. Se acaba de publicar en la revista Nature un trabajo de enorme importancia sobre nuestros orígenes. Entre otros muchos especialistas y responsables de restos antropológicos, llama la atención la firma conjunta de algunos de los mejores expertos en paleogenética, como Qiaomei Fu, David Caramelli, Ron Pinhasi, Johannes Krause, David Reich o Svante Pääbo, que cuentan con una impresionante base de datos sobre el genoma de la mayoría de las poblaciones recientes. Este ámbito de la ciencia moderna avanza de manera incontenible, con el perfeccionamiento de las técnicas de obtención del ADN antiguo y la mejora en los métodos de análisis. Pudiendo obtener ADN, las investigaciones realizadas mediante el estudio antropológico de los restos óseos de los últimos 40.000 años ya solo tienen un valor descriptivo y orientativo...


Actualización: Vídeo. The Genetic History of Ice Age Europe - Harvard Medical School

Los dibujos de la cueva de El Castillo fueron realizados por personas adultas en diferentes fases


(Foto: UPV/EHU)

Una nueva investigación de las series de discos rojos de la cueva de El Castillo (Puente Viesgo. Cantabria, España) ha constatado que se puede evaluar la altura de los artistas a partir de las distintas técnicas de soplado empleadas y de la forma de los discos. Los resultados se acaban de publicar en la revista Journal of Archaeological Science y suponen un avance en el conocimiento del arte rupestre de esta cueva.

Las series de discos rojos localizados en el interior de la cueva de El Castillo (Puente Viesgo. Cantabria) son unas de las pinturas rupestres más antiguas conocidas. Un trabajo publicado en la revista Science en el año 2012, y en el que participaron investigadores del Grupo de Investigación en Prehistoria de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertrsitatea, desveló que los discos y las manos eran las primeras obras artísticas conocidas en Europa.

Según nuevas investigaciones que profundizan en el conocimiento de los primeros símbolos de la Humanidad, investigadores del Laboratorio de Ciencias Arqueológicas de Burdeos (LaScArBx), de las universidades de Barcelona (UB) y del País Vasco (UPV/EHU), y de las Cuevas Prehistóricas de Cantabria, han analizado los procesos tecnológicos de ejecución artística paleolítica y han aplicado, por primera vez, una metodología que combina el análisis físico-químico (espectrometría de fluorescencia de rayos X, difracción de rayos X y análisis elemental por microscopía) in situ y en laboratorio, junto con el análisis morfométrico (en base a protocolos estadístico) y experimental (reproducción actual de los motivos rupestres).

Los resultados, que se acaban de publicar en la revista Journal of Archaeological Science, suponen un avance en el conocimiento del arte rupestre de esta cueva Patrimonio Mundial por la UNESCO, así como un modelo de estudio a seguir para otros conjuntos de arte paleolítico.

Los paneles de discos, de una antigüedad mayor de 35.000 años y algunos incluso de más de 40.000 años, realizados con diferentes técnicas basadas en el soplado y proyección del pigmento y paletas de color, no fueron obra de un mismo artista. El estudio propone que podrían haber sido ejecutados progresivamente en el tiempo a lo largo de sucesivas e intermitentes incursiones, que tendrían como objetivo ampliar la iconografía de la cueva y el simbolismo que se esconden tras ellos.

Graphical abstract

Gracias a la reproducción experimental de los discos, la investigación ha constatado que se puede evaluar la altura de los artistas a partir de las distintas técnicas de soplado empleadas y de la forma de los discos. El trabajo demuestra cómo los discos de El Castillo habrían sido realizados en su mayoría por personas adultas.
Para documentarlo, se han creado modelos 3D interactivos de las paredes decoradas, descargables junto al artículo, que permiten ver en detalle los discos estudiados e incluso acceder virtualmente a los espacios donde se localizan.

El trabajo presentado se inscribe en el ámbito de las investigaciones que el Grupo de Investigación de Prehistoria de la UPV/EHU, promovido por el Gobierno Vasco, realiza en torno a los orígenes del simbolismo humano y de la expresión artística. (Fuente: UPV/EHU).  NCYT