viernes, 13 de mayo de 2016

Riba de Selices recuerda al guardián de la cueva de Los Casares


Emilio Moreno

El Domingo día 8 de Mayo, los vecinos de la localidad de Riba de Saelices rindieron homenaje al que fuera guía, durante décadas, de la Cueva de "Los Casares", don Emilio Moreno Foved, recientemente fallecido.

El acto comenzó con una misa en su memoria en la parroquia de la población. En una ceremonia bastante emotiva, el pueblo entero arropó a la familia de Emilio. Con la iglesia llena en su totalidad, el siguiente acto se trasladó a la propia caverna.

Esta placa recuerda a Emilio Moreno a la entrada de la propia Cueva de los Casares, a la que estuvo unido durante toda su vida.
 
Tras subir la empinada cuesta de la ladera de "Los Casares" bajo la lluvia, los asistentes, incluidos vecinos de más de ochenta años, asistieron a la inauguración de una placa en memoria del guarda y guía de la gruta. Entre los que acompañaron al descubrimiento destacaron personas del mundo de la prehistoria, entre ellos la Familia Cabré, que fue quién dio a conocer el hallazgo de la cueva a niveles internacionales. Tras el descubrimiento de la placa homenaje, de piedra caliza, los familiares leyeron unas palabras en recuerdo de Emilio. Su familia quiso de esta manera, " agradecer a familiares, amigos, y a todos los allí reunidos su colaboración para celebrar este sentido homenaje, en reconocimiento a su labor profesional, pues la Cueva era su vida, pero también por su dedicación desinteresada a su pueblo y sus vecinos, y su predisposición e interés para ayudar a todo aquel que se lo pidiera". [...] GuadalajaraDiario.es / Link 2 


Entrada relacionada  (2012)

The Magdalenian sequence at Coímbre cave


Foto: Un grabado de un bisonte en la Cueva de Coimbre. © Equipo Norte, Ministerio de Educación y Cultura. http://portal.uned.es 2014

David Álvarez-Alonso, José Yravedra, Jesús F. Jordá Pardo, Alvaro Arrizabalaga, The Magdalenian sequence at Coímbre cave (Asturias, Northern Iberian Peninsula): Adaptive strategies of hunter–gatherer groups in montane environments, Quaternary International, Volume 402, 26 May 2016, Pages 100-111, ISSN 1040-6182, http://dx.doi.org/10.1016/j.quaint.2015.09.084. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1040618215011295)


Abstract
The cave of Coímbre contains an important archaeological deposit divided into two different zones, of which most of the excavations carried out to date have taken place in Zone B. Coímbre B displays a full and very interesting Magdalenian sequence (with Lower, Middle and Upper Magdalenian levels), in addition to a Gravettian layer. The excavations were performed from 2008 to 2012. The hunter–gatherers who lived in Coímbre in the Upper Palaeolithic made use of several adaptation strategies allowing them to exploit all the abiotic and animal resources the environment afforded them. In this way, the faunal assemblage includes remains of ibex and chamois, associated with the mountains and crags in the immediate surroundings of the site, and also red deer, roe deer, aurochs and horses, indicating the exploitation of the animal resources living in the Besnes valley, at the foot of Sierra del Cuera... Full text


Entrada relacionada (2014)

Supuesto arte rupestre en Alemania fue obra de fenómenos naturales


Image from a 3D scan of the cave clouds and lines in the Mäanderhöhle cave. (Image: Andreas Pastoors)

Se atribuían líneas a símbolos de fertilidad

Supuestas expresiones de arte rupestre en la cueva de Maanderhohle, que se consideraban entre las más antiguas de Alemania, corresponden en realidad a un fenómeno natural, sin presencia humana.

Una de las cavernas en la cueva de 75 metros está llena de depósitos esféricos de minerales conocidos como nubes de cueva, que se forman en las rocas de una manera similar a las estalactitas y estalagmitas.

En 2005, los investigadores descubrieron allí gran número de líneas que parecían posible obra de los seres humanos en la superficie dura como una piedra de estas nubes de cueva. Un arqueólogo estudió estas líneas varios años después y publicó su interpretación de las mismas en un informe preliminar, en el que dijo que las líneas tenían entre 14.000 y 16.000 años de antigüedad, fueron hechas por los seres humanos y, probablemente, representaban motivos fálicos y figuras femeninas abstractas.

Pero ahora, Julia Blumenrother, antigua estudiante de la Universidad de Erlangen-Nuremberg, ha demostrado en su tesis de máster que las marcas no son símbolos de fertilidad sino que son resultado de procesos naturales.

Blumenrother examinó 138 líneas que se presumía habían sido hechas por los seres humanos a lo largo de dos exploraciones. "Si estas líneas fueron hechas por los seres humanos, no habría evidencia clara de que se utilizaron herramientas de la Edad de Piedra, así como representaciones similares en otros lugares", explica Andreas Pastoors, un experto en el arte de la Edad de Piedra del museo Neanderthal, que participó en el trabajo.

The lines and cave clouds in the Mäanderhöhle were examined with a 3D scanner. (Image: Karina Rottner)

También se utilizaron las nuevas tecnologías como la microscopía digital y escáneres 3D de estructura ligera para examinar la profundidad y la forma de las líneas. Se compararon las imágenes digitales que muestran secciones transversales y el curso de las líneas con líneas talladas en otros ejemplos de arte rupestre, así como con las líneas creadas en el laboratorio.

Un examen detallado llevó a la conclusión de que los seres humanos no desempeñaron un papel en la creación de las líneas en la cueva Maanderhohle. "El análisis científico demostró que los cursos y secciones transversales de todas las líneas contradicen la hipótesis de que fueron tallados por humanos usando un objeto duro y afilado. Además, ninguna de las 138 líneas representan ningún tipo de motivo conocido de la Edad de Piedra", dice Julia Blumenröther. europapress.es


Link 2: FAU student deciphers ‘cave art’ › FAU.EU
'Stone age art' in Upper Franconian cave not an archaeological sensation after all ...