martes, 7 de junio de 2016

Descubren vestigios de masacre prehistórica en el este de Francia


1/6. Inrap
 
AFP. Un equipo de arqueólogos descubrió un vestigio de una vieja masacre de más de 6 mil años en el este de Francia, prueba de una "furia guerrera ritualizada", según los arqueólogos.

En Achenheim, a unos 10 kilómetros de Estrasburgo, un equipo del Inrap (Instituto Nacional de Investigación Arqueológica), descubrió un conjunto de más de 300 "silos", de fosas cubiertas que sirven sobre todo para almacenar cereales y otros productos del Neolítico.

Estos depósitos están situados en el interior de un amplio recinto, representado por una fosa en forma de V. Un dispositivo defensivo que evoca "tiempos confusos, un periodo de inseguridad que, en el Neolítico medio entre 4400 y 4200 antes de nuestra era, fuerza a la población a protegerse", explicaron el martes los arqueólogos del Inrap en una conferencia de prensa.

En el fondo de uno de los depósitos yacen los restos de diez individuos, aparentemente víctimas de una masacre.

Los arqueólogos encontraron seis esqueletos completos que presentan varias fracturas, sobre todo en las piernas, en las manos y en el cráneo. Se sugiere que se trata de guerreros ya que todos ellos son de sexo masculino.

"Fueron torturados duramente y recibieron golpes violentos, machacados por hachas de piedra", informó Philippe Lefranc, especialista del Neolítico en el Inrap.

Se encontraron cuatro brazos procedentes de tres hombres y de un joven de entre 12 y 16 años.

Estos brazos eran, sin duda, "trofeos guerreros", como los que fueron encontrados en 2012 en Bergheim, en el norte de Estrasburgo, según Lefranc.

El Inrap apuntó que "este ensañamiento sobre cadáveres y sus mutilaciones" podría tratarse de la "expresión de una furia guerrera ritualizada". La Jornada


Link 2: Scène de massacre dans l’Alsace préhistorique

4/6. Pointe de flèche de silex ayant été fichée dans le bassin d’un des squelettes retrouvés à Achenheim (Bas-Rhin). Philippe Lefranc - INrap

Les ossements humains sont le quotidien des archéologues: lors des fouilles, les nécropoles constituent l’une des meilleures sources d’information sur les sociétés passées. Mais les occasions de mettre au jour des squelettes comme ceux qui viennent d’être trouvés à Achenheim, à l’ouest de Strasbourg (Bas-Rhin), sont plus rares. « Ce qui nous a d’abord interpellés, raconte Fanny Chenal, anthropologue à l’Institut national de recherches archéologiques préventives (Inrap), c’est la disposition de ces six individus masculins, cinq adultes et un adolescent de 15 à 19 ans : certains reposaient sur le dos, d’autres sur le ventre ou le côté, avec les membres en positions désordonnées. Ces postures invraisemblables ne relevaient pas d’une pratique funéraire. » ...


Link 3: French archaeologists unearth bones from 6,000-year-old massacre | The Guardian
Neolithic group found in silo appeared to have suffered violent deaths, with multiple injuries to legs, hands and skulls
Archaeologists have discovered the remains of a 6,000-year-old massacre that took place in Alsace, in north-eastern France...

Tres excursionistas hallan en Pego (Alicante) una pintura de hace 8.000 años


Los excursionistas que han descubierto la pintura rupestre. A. P.

La representación rupestre de un ciervo herido con flechas se halla en un abrigo del barranco de la Canal, una zona devastada por el incendio de hace un año

A. P. | Pego Salieron a inspeccionar el barranco de la Canal, en Pego, y hallaron la primera representación de arte rupestre que sale a la luz en este municipio. José Sendra, Fernando Sendra y Juan Pastor son aficionados a la montaña. Querían aprovechar que este barranco ardió en el incendio que devastó hace un año 1.715 hectáreas de las montañas de Pego, la Vall d'Ebo, l'Atzúbia y la Vall de Gallinera para inspeccionarlo y encontrar posibles sendas. Vislumbraron un pequeño abrigo y allí descubrieron la representación de un ciervo con flechas clavadas en el vientre.

La pintura ya ha despertado gran interés entre los científicos. Es de época neolítica: tiene 8.000 años de antigüedad. Virginia Barciela, experta en arte rupestre de la Universidad de Alicante, la estudiará "in situ".

Pero en este abrigo puede haber más pinturas. De hecho, el jefe del Servicio Territorial de Patrimonio, José Antonio López, ha avanzado esta mañana que se inspeccionarán los abrigos y "tossals" de este barranco dado que se tiene el convencimiento de que existen yacimientos neolíticos y más evidencias de arte parietal levantino. Levante-EMV


Actualización: El hallazgo de una pintura de 8.000 años en Pego desvela uno de los enigmas del arte prehistórico comarcal | La Marina Plaza

1 y 2/5. La pintura hallada en Pego.

Fruto de la fatalidad, ya que es consecuencia del trágico incendio que asoló los valles del interior norte de la Marina Alta hace algo más de un año, tres vecinos de Pego han localizado un hallazgo de enormes proporciones. No en cuanto a sus dimensiones ni por su valor intrínseco, sino por lo que significa de haber encontrado uno de los eslabones perdidos del relato prehistórico de la comarca, y lo que puede significar como primer paso para la búsqueda de más evidencias de la existencia de población neolítica en la zona y de sus manifestaciones artísticas...   

...
La pintura localizada representa a un ciervo macho adulto, ya que presenta una gran cornamenta, que acaba de ser cazado. Al menos seis flechas aparecen clavadas en su vientre. En este sentido, sería una figura similar al conjunto de ciervos existentes en el yacimiento de La Sagra Sarga, en Alcoi...

Nueva exposición del Museu de Prehistòria de València “Prehistòria i Còmic”



El Museu de Prehistòria de València, presenta el próximo martes 14 de junio, a las 20 h, una nueva exposición de producción propia, Prehistoria y cómic.

La muestra ofrece una mirada sobre el mundo del cómic desde la propia prehistoria de la mano de los grandes iconos universales, presentes en nuestro imaginario, y que nos remiten directamente a los tiempos más remotos. Recoge una gran diversidad de tebeos y còmics, más de 100 ejemplares, que abarcan desde principios del siglo XX hasta la actualidad.

El recorrido comienza con una reflexión científica sobre la representación gráfica prehistórica, que pivota sobre tres aspectos relacionados estrechamente con el mundo de la narración gráfica: un recorrido desde las primeras ilustraciones del origen de la Humanidad desde mediados del siglo XIX a la actualidad; un guiño al arte rupestre levantino como la primera narración gráfica en nuestras tierras; y la novela de ficción como fuente de inspiración de muchos autores de tebeos y comics. [...] elperiodic.com


Vídeo relacionado (2015): El arte amansa a las fieras - L'art amansa a les feres - Angel Sanchez
Ver en PaleoVídeos > L.R.1.10 nº 39.


Actualización: Hablando de prehistoria y cómic :: elperiodic.com
El próximo día 28 de junio, el Museu de Prehistòria de València llevará a cabo diversas acciones relacionadas con la exposición temporal de producción propia “Prehistòria i Còmic”.

A las 19 h, en el salón de actos Alfons enl Magnànim, se impartirá la conferencia Los Cómics de Prehistoria: Cuando la ficción amplía la investigación a cargo del profesor Gonzalo Ruíz Zapatero

Gonzalo Ruíz Zapatero es Catedrático en Prehistoria por la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la plantilla científica de la Real Academia de la Historia y de la biblioteca Prehistórica Hispana (Instituto de Historia del CSIC de España).

Su principal objeto de estudio es la Edad del Bronce tardío, Edad del Hierro, culturas de los Campos de Urnas, pueblos celtas de la Península Ibérica y Oeste de Europa, métodos arqueológicos y usos públicos del pasado en las sociedades contemporáneas.

Desde hace más de 15 años se ha interesado por la relación del cómic y la prehistoria, analizando diferentes cómics ambientados en la prehistoria y publicando los resultados en múltiples artículos en revistas especializadas en arqueología, reivindicando siempre un mayor interés desde la investigación prehistórica por el mundo del cómic.

Tras la conferencia, se llevará a cabo la presentación y firma del libro Neandertal, a cargo de su autor, el dibujante Emmanuel Roudier

Emmanuel Roudier es parisino diplomado en artes aplicadas por la ENSAAMA en 1992, es el gran ilustrador de la prehistoria de la bande dessinée francesa. El mismo se define como autor de cómics y de juegos de rol, novelista e ilustrador de sus propios cómics y de libros infantiles de temática prehistórica. Especializado en los neandertales ha ilustrado publicaciones científicas y ha colaborado con museos arqueológicos como el Musée de l´Homme de Neanderthal y en la actualidad está trabajando para el Muséum National d’Histoire Naturelle de Paris.

Sus obras han sido reconocidas como es el caso de Vo'Hounâ -4 tomos aparecidos entre 2002 y 2013-, que obtuvo el premio “Decoincer la boulle” en Angoulême en 2003, Néandertal (3 tomos entre 2007 y 2011) y la adaptación de la novela La guerre du feu de J.-H. Rosny aîné (2012-2014). Así mismo por su proyecto del juego de rol de Würm, obtuvo el premio “Grog d´Or” en 2012.

Su obra se caracteriza por la pasión por las recreaciones paisajísticas y su rigor documental a la hora de abordar personajes, gestos, actitudes y ambientes sobre la prehistoria.

El acto será presentado por Álvaro Pons, crítico de historietas y Helena Bonet, Directora del Museu de Prehistòria de València, ambos comisarios de la exposición Prehistòria y Cómic.


Actualización: Libro. Prehistoria y Cómic: Amazon.es 
ReseñaLombo Montañés

Al menos cuatro antecesores humanos convivieron en tiempos de Lucy



Nueva revisión de evidencias fósiles

Al menos tres especies de homínidos coexistieron en África con la de la famosa Lucy, considerada primer ancestro del ser humano, hace entre 3,8 y 3,3 millones de años, durante el Plioceno medio. Un equipo de científicos ha compilado un resumen de evidencias fósiles de las últimas décadas, que describe un pasado evolutivo diverso y plantea nuevas cuestiones acerca de cómo las especies antiguas compartieron el paisaje. Su trabajo se publica en la revista Proceedings.

Yohanne Haile-Selassie y Denise Su, de The Cleveland Museum of Natural History, y Stephanie Melillo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Alemania proporcionan una revisión puesta al día de los fósiles de homínidos del Plioceno medio encontrados en Etiopía, Kenia y Chad. Los investigadores rastrean el registro fósil, que ilustra una línea de tiempo colocando múltiples especies que se solapan en el tiempo y el espacio geográfico. Sus percepciones estimulan aún más preguntas sobre cómo aquellos ancestros humanos estaban relacionados y compartían recursos.

"Es ahora obvio que más de una especie de homínido temprano coexistieron en el tiempo de Lucy", dijo el autor principal, Yohannes Haile-Selassie. "La cuestión ahora no es si el Australopithecus afarensis, la especie a la que pertenece la famosa Lucy, fue la única especie potencial de ancestro humano que vagó en lo que hoy es la región de Afar, en Etiopía, durante el Plioceno medio, sino cómo esas especies se relacionaron entre sí y explotaron los recursos disponibles". [...] europapress.es


Link 2: Lucy had neighbors | Cleveland Museum of Natural History
Fossil Review Confirms Co-existence of Hominin Specie

If “Lucy” wasn’t alone, who else was in her neighborhood? Key fossil discoveries over the last few decades in Africa indicate that multiple early human ancestor species lived at the same time more than 3 million years ago. A new review of fossil evidence from the last few decades examines four identified hominin species that co-existed between 3.8 and 3.3 million years ago during the middle Pliocene. A team of scientists compiled an overview that outlines a diverse evolutionary past and raises new questions about how ancient species shared the landscape. The perspective paper, “The Pliocene hominin diversity conundrum: Do more fossils mean less clarity?” published June 6 as part of a Human Origins Special Feature in the Early Edition of the Proceedings of the National Academy of Sciences...


Entrada relacionada

 

Research proves Aboriginal Australians were first inhabitants


The original excavation of Mungo Man, found near Lake Mungo in southwestern New South Wales, Australia. Credit: Wilfred Shawcross.

Griffith University researchers have found evidence that demonstrates Aboriginal people were the first to inhabit Australia, as reported in the prestigious Proceedings of the National Academy of Sciences journal this week.

The work refutes an earlier landmark study that claimed to recover DNA sequences from the oldest known Australian, Mungo Man.

This earlier study was interpreted as evidence that Aboriginal people were not the first Australians, and that Mungo Man represented an extinct lineage of modern humans that occupied the continent before Aboriginal Australians.

Scientists from Griffith University’s Research Centre for Human Evolution (RCHE), recently used new DNA sequencing methods to re-analyse the remains of Mungo Man from the World Heritage listed landscape of the Willandra Lakes region, in far western New South Wales.

Professor David Lambert, from RCHE, said it was clear that incorrect conclusions had been drawn in relation to Mungo Man in the original study.

“The sample from Mungo Man which we retested contained sequences from five different European people suggesting that these all represent contamination,” he said. [...] Griffith News / Link 2 


Actualización: Confirman que los aborígenes fueron los primeros habitantes de Australia | Agencia EFE
Un nuevo análisis de los restos óseos del Hombre de Mungo, que habitó una remota zona de Australia hace unos 40.000 años, confirmó que los aborígenes fueron los primeros habitantes del país, según un estudio publicado.

El estudio, que fue publicado en la revista científica PNAS, refuta otra investigación de 2001 que indicaba que los restos del Hombre de Mungo, los más antiguos hallados en el país, provenían de un linaje extinto de seres humanos que ocuparon la isla-continente antes que los aborígenes.

"Ahora pudimos, con una mejor tecnología, repetir lo que el estudio original halló y por tanto demostrar que la evidencia de que los aborígenes no fueron los primeros australianos no tiene base", dijo el autor del estudio David Lambert, de la Universidad Griffith.

El anterior estudio realizado por un equipo liderado por Greg Adcock, de la Universidad Nacional Australiana, analizó el ADN mitocondrial de los restos fósiles del Hombre de Mungo, un cazador-recolector que vivió en la región de los lagos de Willandra, en una remota zona del oeste del estado de Nueva Gales del Sur.

Esa investigación, que decía que el Hombre de Mungo no se parecía a otros restos antiguos o de otro humano moderno, puso en duda la teoría "Fuera de África", que sostiene que los humanos modernos se originaron en este continente, y abrió la posibilidad de Australia fuera habitada por olas de hombres del sudeste asiático.

El nuevo estudio realizado por Lambert se apoyó en un nuevo método para analizar el ADN de los restos del Hombre de Mungo, hallados en 1974, que confirmó las sospechas de otros científicos de que éstos estuvieran contaminados.

"Las muestras del Hombre de Mungo que analizamos de nuevo contienen secuencias de cinco tipos de europeos, lo que sugiere que todos ellos representan una contaminación", dijo Lambert, a la cadena ABC.

"La razón de esta sospecha era que las secuencias del Hombre de Mungo eran inusuales, y dieron la impresión de que los aborígenes no fueron realmente los primeros australianos sino que hubo un grupo antes que ellos y que los aborígenes los desplazaron", acotó.

Lambert explicó que el estudio de 2001 utilizó una técnica conocida como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, siglas en inglés), que permite la amplificación de secuencias pequeñas de ADN, mientras que el nuevo método puede identificar si hay ADN endógeno.

"El gran problema con esta técnica antigua de ADN es que es muy fácil hacer copias y amplificar secuencias que no pertenecen a la muestra misma, por ejemplo, de alguien que ha estado manipulando los huesos", comentó Lambert.

Ice age bison fossils shed light on early human migrations in North America


1/2. Large fossil steppe bison skull with both horn cores recovered at Quartz Creek. Photograph: Government of Yukon
 
University of California - Santa Cruz. Scientists using evidence from bison fossils have determined when an ice-free corridor opened up along the Rocky Mountains during the late Pleistocene. The corridor has been considered a potential route for human and animal migrations between the far north (Alaska and Yukon) and the rest of North America, but when and how it was used has long been uncertain.

The researchers combined radiocarbon dating and DNA analysis to track the movements of bison into the corridor, showing that it was fully open by about 13,000 years ago. Their findings, published June 6 in Proceedings of the National Academy of Sciences, indicate that the corridor could not account for the initial dispersal of humans south of the ice sheets, but could have been used for later movements of people and animals, both northward and southward. [...] phys.org / Link 2 

Emigrantes antiguos del Egeo trajeron la agricultura a Europa


Human skeleton from an archaeological excavation in northern Greece, from where one neolithic genome originates. Credit: photo/©: K. Kotsakis and P. Halstead, Paliambela Excavation Project Archive

Personas de la región del mar Egeo emigraron al centro y el sur de Europa hace unos 8.000 años e introdujeron la agricultura en un continente dominado entonces por cazadores-recolectores, dicen los científicos.

AFP. Las conclusiones se basan en las muestras genéticas de antiguas comunidades agrícolas en Alemania, Hungría y España. Mediante la comparación de esas muestras con genomas antiguos encontrados en sitios de Grecia y el noroeste de Turquía, donde la agricultura se practicaba desde siglos antes, los investigadores lograron trazar una línea genética que vincula a las poblaciones de Europa y el Egeo.

El estudio desafía la noción de que la agricultura simplemente se propagó de una población a otra mediante difusión cultural. Las conclusiones fueron publicadas el lunes en la revista científica Proceedings of the National Academy of Science.

Joachim Burger, uno de los autores del estudio, dijo que los análisis genéticos de las muestras indican que los agricultores antiguos del centro de Europa y España estaban relacionados más estrechamente con el grupo del Egeo que entre ellos.

Esto deja entrever que los agricultores llegaron en dos oleadas migratorias distintas, una que se dirigió hacia el norte del continente y la otra hacia el oeste por la costa que conduce a España. [...] El Nuevo Herald / Link 2 

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/article82130632.html#storylink=cpy


Link 3: Farming was spread into and across Europe by people originating in modern-day Greece and Western Turkey
This week, an international research team led by paleogeneticists of Johannes Gutenberg University Mainz publishes a study in the journal Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America showing that early farmers from across Europe have an almost unbroken trail of ancestry leading back to the Aegean.

For most of the last 45,000 years Europe was inhabited solely by hunter-gatherers. About 8,500 years ago a new form of subsistence - farming - started to spread across the continent from modern-day Turkey, reaching central Europe by 7,500 years ago and Britain by 6,100 years ago. This new subsistence strategy led to profound changes in society, including greater population density, new diseases, and poorer health. Such was the impact of farming on how we live that scientists have debated for more than 100 years how it was spread across Europe. Many believed that farming was spread as an idea to European hunter-gatherers but without a major migration of farmers themselves...

La aparición de las praderas jugó un papel clave en la evolución del homínido

EFE. La aparición de las praderas en la superficie de la Tierra y la retirada de los bosques frondosos permitió la evolución de los primeros homínidos, según un nuevo estudio publicado hoy por la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

El estudio parte de la revelación de un registro de la vegetación durante los últimos 24 millones de años por parte de un equipo de científicos de Estados Unidos, de la Universidad de Columbia en Nueva York y Lafayette College en Pensilvania.

La retirada de las áreas boscosas en favor de las praderas implicó el cambio de la dieta de los primeros homínidos, ya que permitió el cultivo del campo y el pastoreo.

El cambio de alimentación tendría repercusiones en la morfología de los individuos, como la habilidad de caminar y correr sobre dos piernas o el aumento del tamaño de su cerebro.

Además, los espacios abiertos permitieron a los homínidos la estructuración de comportamientos en la comunidad y el establecimiento de códigos sociales, ya que tenían más espacio para desenvolverse pero a la vez eran más vulnerables en áreas abiertas.

Por eso, tuvieron que organizarse de forma comunitaria, en la que se repartían las tareas destinadas a cumplir las necesidades básicas y se protegían unos a otros.

"Nuestra evolución al completo se ha desarrollado viviendo y trabajando en praderas", dijo el jefe del estudio, Kevin Uno, de la Universidad de Columbia.

Según los nuevos documentos, el cambio climático definitivo que marcaría un antes y un después para el desarrollo de la vida en el planeta ocurrió hace 10 millones de años.

A partir de ese momento, el porcentaje de praderas se expandió a una velocidad de entre el 7 y el 8 por ciento cada millón de años.

"Mucha gente ha conjeturado sobre si las praderas tuvieron un papel central en la evolución humana (...) Este estudio realmente ayuda a responder la pregunta", añadió Kevin Uno.

Los nuevos datos se concentran en el área de Etiopía y Kenia, conocidas como la cuna de la humanidad.

En el norte de África sucedió la primera escisión de los homínidos, que se sitúa en hace 7 millones de años, pero los primeros restos arqueológicos de un homínido datan de hace 3,8 millones. lavanguardia.com


Link 2: Grassland was a key element in human evolution
Buried deep in seabed sediments off east Africa, scientists have uncovered a 24-million-year record of vegetation trends in the region where humans evolved. The record lends weight to the idea that we developed key traits–flexible diets, large brains, complex social structures and the ability to walk and run on two legs–while adapting to the spread of open grasslands.

The study appears in a special human-evolution issue of the journal Proceedings of the National Academy of Sciences (open access).

Based on genetic evidence, the earliest hominins, or human ancestors, are thought to have split off from chimpanzees some 6 million to 7 million years ago. Many scientists have argued that they were set on the path to become modern humans as east Africa’s vegetation gradually shifted from dense forest to savanna–open grasslands punctuated by woodland patches and rivers. This would have forced our ancestors to descend from the trees, move rapidly over open ground, and develop social skills needed for survival. In recent years, the long-held notion that humans evolved in grasslands alone has given way to a more nuanced view, that it was the increasing diversity of such landscapes including the grasses that led to the success of the hominins who were smartest and most flexible at adapting to a changing world...

Los neandertales pudieron hacernos menos fértiles

Al mezclarnos con ellos, los humanos modernos heredamos parte de una carga genética que reduce la capacidad de procrear 

Los neandertales, la otra especie humana inteligente, habitaron Europa hasta su total desaparición hace unos 40.000 años. Allí vivían en grupos pequeños, relativamente aislados y con una baja diversidad genética. En esas condiciones, el apareamiento entre parientes cercanos era algo común. El resultado, una población endogámica con mutaciones perjudiciales que volvió a estos homínidos poco fértiles, un 40% menos aptos para la reproducción que los seres humanos, según un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Stanford (California, EE.UU.). Pero resulta que cuando los seres humanos modernos salimos de África nos mezclamos con ellos -unas relaciones que se produjeron varias veces en distintos sitios- y heredamos, entre otras cosas, parte de esa carga genética tan poco deseable. Por suerte, gran parte de esa herencia perjudicial se ha perdido con el tiempo, pero el estudio sugiere que variantes de los genes dañinos siguen reduciendo la capacidad de procrear de algunas poblaciones actuales. [...]
abc.es


Link 2: Inbred Neanderthals left humans a genetic burden | EurekAlert!
Non-African human populations today have marginally lower fitness thanks to Neanderthal inheritance

The Neanderthal genome included harmful mutations that made the hominids around 40% less reproductively fit than modern humans, according to estimates published in the latest issue of the journal GENETICS. Non-African humans inherited some of this genetic burden when they interbred with Neanderthals, though much of it has been lost over time. The results suggest that these harmful gene variants continue to reduce the fitness of some populations today. The study also has implications for management of endangered species...