viernes, 10 de junio de 2016

A quoi ressemblaient les premiers habitants du Maroc?


 
Au Maroc, les premières traces laissées par l'homme remontent à 700.000 ans. Des outils datant de cette époque, tels que des galets taillés ou des bifaces, ont en effet été retrouvés à Casablanca,...

... D'autres ossements, plus récents, ont été retrouvés dans la grotte de Jebel Irhoud, située à une cinquantaine de kilomètres au sud-est de Safi. Cette grotte avait été découverte suite à l'exploitation d'une mine de barytine qui se trouvait dans les environs.

Et c'est à partir de ces os qu'a été créee la statue représentée sur cette photo ... huffpostmaghreb.com

Fossil teeth suggest prehistoric red deer in the Adriatic migrated seasonally


This view from Nugljanska Cave was potentially a good lookout for surveying the prey below 10,000 years ago. Credit: Suzanne Pilaar Birch

Paleolithic hunter-gatherers depended on this prey, may have left caves to follow them

PLOS. Analysis of oxygen isotopes in fossil teeth from red deer near the Adriatic Sea suggest that they migrated seasonally, which may have driven the movements of the Paleolithic hunter-gatherers that ate them, according a study published June 8, 2016 in the open-access journal PLOS ONE by Suzanne Pilaar Birch from University of Georgia, USA, and colleagues.

Migration patterns of large herbivores, such as red deer (Cervus elaphus), have been used as a proxy to estimate the movements of the prehistoric hunter-gatherers in Europe who relied on them for sustenance. However, interpretation of prehistoric migrations often relies on data from modern populations that may be very different from those that lived before the end of the last ice age. Assessing isotope variation in fossil teeth can be a more accurate indicator of ancient migration patterns, as the teeth of migrating animals have less variation in levels of the oxygen isotope δ18O than the teeth of animals which do not. [...] EurekAlert!

Monkeys have been living in the Stone Age for 50 years


 
For the first time, ancient stone tools used by monkeys have been excavated, giving us a glimpse into the history of monkey technology

On one of Thailand's coastal islands, a group of wild macaques have learnt to use stone tools to eat shellfish and nuts. They have truly entered the Stone Age.

You can see their behaviour in the video above.

It is not clear just how long they have been using stone tools for. They may have been doing so for thousands of years, ever since the island Piak Nam Yai was separated from the mainland during the last ice age.

The macaques that live on the mainland do not use stone tools, as they have access to a large variety of fruit and leaves.

"The fact we have the only animals on islands off the coast using these tools suggests they were trapped on those islands when the sea levels rose at the end of the last glacial period," says Michael Haslam at the University of Oxford in the UK, and leader of the Primate Archaeology (Primarch) project.

Now for the first time, archaeologists have excavated tools they used about 50 years ago... (Video) BBC - Earth 


Actualización: La Edad de Piedra de los monos
Un trabajo pionero de “arqueología simia” desentierra antiguas herramientas de piedra fabricadas por macacos. Ha nacido una nueva ciencia.

Gracias a la arqueología, conocemos asombrosos detalles del pasado humano, pero hay una vertiente de esta antigua y acreditada disciplina que aún se encuentra en mantillas: el estudio del pasado animal a través de las herramientas de piedra y otros objetos que llevan su impronta.

La principal dificultad es que los materiales empleados por los animales para modificar su entorno, como hojas, palos y ramitas, son perecederos, desaparecen sin dejar huella. Una excepción es la del macaco cangrejero (Macaca fascicularis), simio asiático que utiliza herramientas de dura y perdurable piedra para abrir conchas, caparazones de cangrejo y nueces.

Como cuentan en la revista Journal of Human Evolution, un grupo de expertos de la Universidad de Oxford, dirigidos por Michael Haslam, han escogido a esta especie para realizar un trabajo pionero de “arqueología simia” en la isla tailandesa de Piak Niam Yai. Y las excavaciones han dado sus frutos: diez útiles de piedra que inequívocamente han sido fabricados por los macacos cangrejeros hace 65 años... 

Ancient Seafarers’ Tool Sites, Up to 12,000 Years Old, Discovered on California Island


Chert projectile points found on nearby San Miguel island are typical of Paleocoastal tools found in the Channel Islands. (Courtesy Erlandson et al.)

On a rugged island just offshore from Ventura County, archaeologists have turned up evidence of some of the oldest human activity in coastal Southern California.

On Santa Cruz Island, the largest of the Channel Islands, researchers have found three sites scattered with ancient tool-making debris and the shells of harvested shellfish.

The youngest of the three sites has been dated to 6,600 BCE, but based on the types of tools found at the other two, archaeologists say they may be as much as 11,000 to 12,000 years old.

The artifacts are traces of what’s known as the Island Paleocoastal culture, descendants of migrants who moved south from Alaska along the Pacific at the end of the last Ice Age.

These ancient seafaring people were some of the earliest inhabitants of California’s southern coast, said Dr. Jon Erlandson, an archaeologist with the University of Oregon who reported the new finds. [...] Western Digs


Link 2: Industria lítica de hace 12.000 años en isla Santa Cruz (California) 
Se constata la ocupación antigua de las Islas del Canal, frente a la costa de California
La investigación desarrollada por la Universidad de Oregón en las Islas del Canal, frente a la costa de California, ha revelado asentamientos de algunos de los primeros pobladores de la zona que podrían remontarse a unos 12.000 años de antigüedad. Estos pueblos llevaban una existencia muy ligada al mar, cazando mamíferos marinos, peces y aves, y recolectando moluscos y algas. Las mayores evidencias de su presencia consisten en concheros de orejas marinas y mejillones, además de restos de talla y herramientas líticas muy características...

Stone Age Orcadians chopped up their dead relatives


1/7. Ancient bones found in a Stone Age tomb in the Orkney isles show scrape marks and scratches. One of the fragment, an upper arm bone (pictured left, and origin right), shows almost clinical cutting and repeated scratching patterns (centre images)

STONE Age Orkney islanders chopped up their dead relatives before mixing the grisly remains in communal pits.

A new forensic study of human remains on Orkney has found “chop marks” and “scrape marks” which proves deliberate dismemberment and “defleshing activities”.

Academics believe the butchering of deceased loved ones was done to remove their identity as individuals because dead ancestors were regarded as a collective group.

Chopping up remains and mixing them together also meant islanders could overcome the different rates at which the bodies of individuals tended to decay.

The grim new insights into the business of death in Stone Age Orkney have been revealed by Dr Rebecca Crozier, based at the University of the Phillipines.

The archaeologist, who previously studied at Edinburgh University, is a specialist in human osteology, forensic archaology and mortuary analysis.

The Orkney islands are home to at least 72 tombs – known as “cairns” – dating back as far as 4,000BC. [...] Deadline News / Link 2 


Actualización: Los nativos de las islas Orcadas desmembraban y descarnaban a sus difuntos en la Edad de Piedra | Ancient Origins
Hace milenios, los habitantes prehistóricos de las islas Orcadas, situadas junto a la costa norte de Escocia, descarnaban los huesos de los difuntos de su comunidad, cortaban en pedazos sus cadáveres y finalmente mezclaban estos pedazos unos con otros y los enterraban conjuntamente en fosas comunes.

El descarnado de los huesos humanos es una práctica observada en el registro arqueológico de diversos lugares de todo el mundo, entre ellos Turquía, Filipinas, Bolivia e Italia, todos ellos informados por Ancient Origins en su momento, como veremos a continuación.

En el sensacionalista titular de este artículo del Daily Mail podemos leer: “Los antiguos nativos de las islas Orcadas desgarraban la carne de sus parientes difuntos, despiezaban sus cadáveres y los mezclaban unos con otros en fosas comunes en un macabro ritual.”

En estudios arqueológicos previos ya se había observado que los huesos de los antiguos habitantes de las Orcadas se hallaban entremezclados en dos localizaciones. Estos huesos no fueron descubiertos como esqueletos intactos y completos. En los estudios en cuestión se llegó a la conclusión de que los cuerpos habían sido quemados o enterrados para separar la carne de los huesos, trasladándose a continuación ciertos huesos a una tumba. En el artículo del Daily Mail podemos leer que se han hallado pruebas de prácticas similares en el sur de Inglaterra.

La Dra. Rebecca Crozier, de la Universidad de Filipinas, publicó el pasado mes de mayo un estudio en el Journal of Archaeological Science (‘Revista de Ciencias Arqueológicas’) en el que afirmaba que los huesos que había examinado en el transcurso de su investigación, de hace unos 6.000 años, ...

El hombre de Flores no era un Sapiens con síndrome de Down


Profiles of the midline of the skull as seen in an x-ray or CT scan for people with and without Down syndrome as well as LB1, the type specimen of Homo floresiensis.

En el nuevo trabajo que difunde PLOS ONE  el equipo comparó los rasgos físicos conservados en el esqueleto de LB1 con los de personas con síndrome de Down y descubrió que el cerebro de LB1 es mucho menor. Además, la bóveda del cráneo y la barbilla tienen formas distintas a las de los sapiens, con o sin síndrome de Down. Por otra parte, LB1 poseía una estatura diminuta y su fémur es desproporcionadamente corto en relación con los pies y los brazos de todos los seres humanos, independientemente de si tienen o no trisomía del cromosoma 21 –mutación causante del síndrome de Down–.

Los autores concluyen: "La evidencia ósea contradice abrumadoramente un diagnóstico de síndrome de Down. Por el contrario, nuestro estudio es una evidencia más de que el Homo floresiensis era una especie distinta, con una fascinante historia evolutiva". tendencias21.net / Link 2


Link 3: New research counters claim that the 'Hobbit' had Down syndrome
Midwestern University. Analysis of a wealth of new data contradicts an earlier claim that LB1, an ~80,000 year old fossil skeleton from the Indonesian island of Flores, had Down syndrome, and further confirms its status as a fossil human species, Homo floresiensis. From the start, fossils of a tiny population of human-like creatures from Flores (the so-called "Hobbits" of Southeast Asia) have been controversial. Are these remains evidence of a new species of fossil human, Homo floresiensis? Or are these remains simply a population of small-bodied humans (Homo sapiens), like ourselves, but with one or more individuals suffering from a developmental disorder? Researchers recently diagnosed LB1, the most complete individual recovered, with Down syndrome.

New analysis of features from across the skeleton by an international team of researchers led by Karen Baab, Ph.D., Assistant Professor of Anatomy at Midwestern University in Glendale, AZ, convincingly demonstrates that LB1 did not have Down syndrome. In addition to measuring individual bones, the scientists used CT scanning to reconstruct the brain and view internal structures of the skull, as well as assessing the 3-dimensional (3D) shape of the skull.

The study, titled "A Critical Evaluation of the Down Syndrome Diagnosis for LB1, Type Specimen of Homo floresiensis," is published in the June 8, 2016 edition of PLOS ONE...


Vídeo: Descartan que el 'Hobbit' tuviera síndrome de Down - Ciencia Plus
Ver en PaleoVídeos > L.R.2.10 nº 32.


Entrada relacionada

La lámpara portatil más antigua de Iberia iluminó la cueva de la Pileta

Referencia: La caverna iluminada: una singular lámpara gravetiense arroja luz sobre el arte parietal de la cueva de La Pileta (Benaoján, Málaga)
Reference: The illuminated cavern: a singular Gravettian lamp throws light upon the rock art at the cave of La Pileta (Benaoján, Málaga)
Miguel Cortés Sánchez, María Dolores Simón Vallejo, Arturo Morales-Muñiz, Mª Carmen Lozano Francisco, José L. Vera Peláez y Carlos Odriozola Lloret
Trabajos de Prehistoria 73, N.º 1, enero-junio 2016, pp. 115-127, ISSN: 0082-5638 doi: 10.3989/tp.2016.12166 (Pendiente de publicación on line)

(Cortesía Cortés et al.)

Se trata del elemento de iluminación portátil con datación directa más antiguo conocido para Iberia

La pieza 232 de La Pileta es una valva inferior de Ostrea edulis Linné, 1758 (Fig. 2). Formaba parte de un conjunto de materiales recogidos en superficie por Tomás Bullón, guarda de La Pileta, recabados por Juan Temboury (Delegado de Bellas Artes en Málaga) para integrar la colección fundacional del futuro Museo Arqueológico de Málaga. Este conjunto fue catalogado en 1939 por Simeón Giménez Reyna.

Resumen:
En este trabajo presentamos el estudio arqueológico, paleontológico, tafonómico, cronológico y geoquímico de una valva de ostra hallada en la cueva de La Pileta. El ejemplar procede de depósitos fosilíferos neógenos distantes más de 10 km del yacimiento. Una vez adaptada, la concha fue empleada como lámpara portátil. La cronología 14C/AMS de la costra carbonatada que sellaba la cubeta nos remite al periodo Gravetiense. Según diversos indicios en la lámpara, durante su vida útil se procesaron o almacenaron pigmentos. Los datos aportados informan sobre la dispersión del simbolismo del Paleolítico Superior Inicial hasta el extremo sudoccidental europeo, así mismo, suma nuevos elementos al debate sobre la existencia de una fase presolutrense en el arte parietal de La Pileta y, por ende, de todo el sur de la Península Ibérica.

Abstract:
This paper presents an archaeological, paleontological, taphonomical, chronological and geochemical study of a fossil oyster valve retrieved at the cave of La Pileta. The specimen was taken from Neogene fossiliferous deposits located more than 10 km away from the site. The shell was worked so as to become a portable lamp. 14C/AMS dating of the carbonate crust overlying the shell indicates a Gravettian chronology. Different lines of evidence indicate that during its use life, the valve was used to harbor or process pigments. The data presented throw light on the spread of symbolism in the southwestern corner of Europe during the Early Upper Palaeolithic, and add elements to the debate on the existence of a pre-Solutrean stage in the rock art of La Pileta and, by extension, of the southern Iberian Peninsula. (Cortesía de Miguel Cortés)

Ver publicaciones de la cueva de la Pileta


Actualización: La caverna iluminada: una singular lámpara gravetiense arroja luz sobre el arte parietal de la cueva de La Pileta (Benaoján, Málaga) Texto completo 


Actualización: La primera lámpara ‘made in Spain’ . SUR.es
Una concha hallada en la Cueva de la Pileta resulta ser el sistema de iluminación portátil más antiguo de la Península

Nuria Triguero. La concha de ostra fosilizada ha permanecido en el más absoluto de los olvidos durante más de medio siglo. Formaba parte de un conjunto de materiales encontrados por Tomás Bullón, quien por entonces era el guarda de la Cueva de La Pileta, y que integraron en el año 1939 la colección fundacional del Museo Arqueológico de Málaga. Un objeto más, aunque exótico –dada la lejanía al mar desde el yacimiento– entre los numerosos vestigios hallados en la caverna de Benaoján. Pero el humilde molusco se ha terminado revelando como algo mucho más interesante: es la lámpara portátil más antigua datada en la Península Ibérica, con unos 32.000 años. Esta es la conclusión de un estudio liderado por Miguel Cortés, profesor del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla, publicado en la revista ‘Trabajos de Prehistoria’ y que se encuadra dentro de un proyecto de investigación más amplio apoyado por el Ministerio de Economía, la Consejería de Cultura de la Junta y la Universidad del Algarve.

¿Qué hacía una valva de ostra en una cueva situada a decenas de kilómetros de la costa? El minucioso trabajo multidisciplinar del equipo liderado por Cortés ha revelado que los hombres del Paleolítico Superior –concretamente del Gravetiense– la convirtieron en una lámpara portátil para alumbrarse dentro de la cueva de la Pileta mientras preparaban o realizaban las pinturas que hoy maravillan a sus visitantes. Para ello, aquellos primeros artesanos no se conformaron con aprovechar la morfología de la concha, sino que la transformaron a su antojo. Así, según detalla el artículo de Cortés, crearon «un asidero más cómodo mediante percusión directa con percutor duro y una técnica similar a la del retoque en industrias líticas tallada» y pulieron la parte dorsal hasta darle una forma semiesférica, con una pequeña depresión para poder estabilizarla sobre algún resalte del terreno. Después le pusieron una mecha y un combustible que ha dejado residuos evidentes en la concha.

Utilizada para pintar

Los investigadores han encontrado residuos de pigmentos rojos y amarillos en la lámpara, concretamente en la zona por donde se sujetaba. «Las manchas parecen así estar ligadas a la impregnación de los dedos con una sustancia que fue transferida al sujetar la concha», concluye el estudio. Lo más probable es, pues, que quienes utilizaran este primitivo candil fueran los artistas que realizaron las espectaculares pinturas rupestres de la Cueva de la Pileta. Los arqueólogos creen que la ostra fosilizada fue elegida por los hombres prehistóricos para fabricar una lámpara precisamente por su exotismo; por ser un objeto singular que les llamaba la atención.

Además de la relevancia de haber descubierto una de las lámparas «más antiguas del sur de Europa», el estudio es importante porque arroja nueva luz sobre el arte rupestre de La Pileta, ya que las manifestaciones pictóricas más antiguas encontradas en la cueva datan del periodo solutrense, pero los investigadores han concluido que la lámpara es gravetiense, que es anterior. Así, representa una prueba a favor de las teorías sobre la existencia de un horizonte artístico anterior en el yacimiento de Benaoján. Además, parece confirmar la ocupación humana de La Pileta durante el Paleolítico Superior Inicial.

El agricultor que descubrió la Cueva de la Pileta en 1905, José Bullón, la llamó la ‘Cueva de los Letreros’ por los extraños motivos que encontró pintados en sus paredes. Esos «letreros» resultaron ser más de un millar de muestras de arte prehistórico de distintas épocas: desde las esmeradas figuras de animales que dejaron los nómadas del Paleolítico hasta los misteriosos signos geométricos atribuidos a los habitantes del Neolítico. Y es que a lo largo de varios siglos, esta cueva fue punto de encuentro para los grupos humanos que vivían por esta zona. Destacan algunas figuras muy singulares como la yegua preñada o el gran pez de tres metros de largo que preside la Sala del Santuario. También hay pinturas antropomorfas: concretamente arqueros y vulvas femeninas.

La web ‘www.cuevadelapileta.org’ recoge información sobre la historia y el patrimonio artístico, arqueológico y geológico de la cueva.

La Pileta es un excepcional yacimiento de arte rupestre. / SUR

Los Bullón llevan cuatro generaciones velando la gruta: la salvaron de la guerra, batallaron contra su expropiación y hoy siguen haciendo de guías...