miércoles, 29 de junio de 2016

Un poblado de 4.500 años en Gandia

Las excavaciones en un solar de Sanxo Llop revelan que la población se dedicó durante siglos a la agricultura, ganadería y metalurgia del cobre 

Uno de los yacimientos arqueológicos más ricos de Gandia, ubicado en la partida de Sanxo Llop, ha sacado a la luz restos de un poblado de 4.500 años. Hay piezas desde el comienzo del calcolítico del tercer milenio hasta el siglo XII después de Cristo. Cinco enterramientos, 80 silos para guardar grano, puntas de flecha y fragmentos de cerámica son algunos de los hallazgos que demuestran la ocupación y la incesante actividad que, siglo tras siglo, ha tenido este enclave.

El equipo de arqueología liderado por Josep Pascual y Maria Barberá, y que comprende una decena de profesionales, lleva desde febrero realizando excavaciones en una parcela de aproximadamente 7.000 metros cuadrados situada frente al centro comercial La Vital. La firma de supermercados Lidl, que va a construir una nave, financia los gastos de las excavaciones obligatorias dado que es una zona de protección arqueológica.

El emplazamiento, en el Camí Vell de Daimús, está situado junto al río Serpis, que facilitaba las tareas cotidianas a los habitantes. Estos se dedicaban, principalmente, a la agricultura, la ganadería y la metalurgia del cobre.

Destaca el trabajo de la talla de sílex y sobre hueso. Asimismo, hay materiales y estructuras de los siglos V a I antes de Cristo y de los siglos I-VI después de Cristo hasta restos de época medieval andalusí (siglo XII).

Sanxo Llop, que no sólo abarca el solar que se está excavando sino buena parte de su entorno, es un yacimiento arqueológico que inicia su poblamiento hacia el V milenio antes de Cristo, aunque su máximo desarrollo sería a finales del Neolítico (III milenio), según comenta Pascual. Las labores en el solar contiguo empezaron en 2006 y ya hubo sorprendentes hallazgos.

En la parcela en la que actualmente se está trabajando han aparecido 80 estructuras pertenecientes a silos, que servían para almacenar grano. Estas se encuentran excavadas sobre arenas fluviales y/o sobre gravas de origen fluvial.

«La mayoría de estructuras son de planta circular, otras ligeramente ovaladas y las menos irregulares son grandes vertederos. Encontramos superposiciones de estructuras de diferentes momentos cronológicos, así como estructuras que cortan/rompen otras, siempre hasta el momento de cronologías diferentes. De hecho las más abundantes son claramente prehistóricas, tal como esperábamos, concretamente de mitad del III milenio, Calcolíticas.

No descartamos la posibilidad que alguna estructura sea anterior, posiblemente IV milenio». La mayoría de fosas y silos cuentan con materiales abundantes tanto cerámicos, líticos, malacológicos, etcétera.

Restos romanos... Las Provincias

I Congreso Internacional sobre Sociedades Transicionales en el Suroeste Penínsular

1916-2016 Cien años de arqueología en la cueva de El Conejar


Lucía Bermejo y Mario Modesto, del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), forman parte del Equipo de Investigación Primeros Pobladores de Extremadura (EPPEX), que organiza el I Congreso Internacional sobre Sociedades Transicionales en el Suroeste Peninsular (TRANS-SW), del 24 al 26 de noviembre en Cáceres, con motivo del centenario de las primeras excavaciones en la cueva norbiense de El Conejar.

Este congreso, que cuenta con la colaboración de la Fundación Extremeña de la Cultura y otras entidades locales, quiere ser un espacio de encuentro entre los investigadores que tienen como objeto de estudio los últimos cazadores-recolectores y las primeras sociedades productoras en un área como el suroeste de la Península Ibérica.

Hasta el 30 de julio se pueden enviar comunicaciones sobre cualquier tema arqueológico incluido en alguna de las cuatro sesiones principales del congreso: Paleolítico superior; Epipaleolítico-Mesolítico; Neolítico-Calcolítico, y el final de la Prehistoria y la Protohistoria (Edad de Bronce-Hierro).

Se otorgará un premio de 300 € al mejor póster dentro de la modalidad de estudiante: Student poster prize. Solo se podrá poder optar a este premio, si no se esté en posesión del título de doctor en el momento de la presentación del póster. Canal 54

Más información 

Entrada relacionada

Terrinches entrega piezas excepcionales al Museo de Ciudad Real


Fig. 13. Cuenta de madera: Nº. 1 y 3. Fotografías realizadas con lupa binocular Leica (Nº. 1, visión polar; Nº. 3, visión ecuatorial). Nº. 2 y 4. Fotografías realizadas con microscopio electrónico de barrido. (Nº. 2, detalle de perforación de cuenta TE15BO/26013-58; Nº. 4, detalle de la superficie pulida).

Nicasio Peláez, alcalde de Terrinches (Ciudad Real), y Luis Benítez de Lugo, director de las excavaciones arqueológicas en Castillejo del Bonete, Bien de Interés Cultural, BIC, han entregado al Museo de Ciudad Real material selecto excepcional recuperado bajo los túmulos prehistóricos de la localidad. 

Entre las piezas entregadas se encuentran una cuenta de madera fósil pleistocena, fechada entre 40277 y 37896 cal. BC. “Esta datación no debe ser considerada para datar el yacimiento, sino la materia prima a partir de la cual se creó la cuenta”, ha señalado el arqueólogo director de las excavaciones.

Por su parte Nicasio Peláez comenta como  'este objeto de adorno se recuperó dentro de la cueva y ha sido estudiada en un Microscopio Electrónico de Barrido de presión variable en el Laboratorio de Microscopía Electrónica y Microanálisis (Microlab) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas”.

Otras de las piezas entregadas son puntas de flecha y un puñal de remaches, localizado debajo de una laja caliza de aproximadamente 30 cm en su longitud. El cuchillo conserva dos remaches y presenta otras tres perforaciones. Las dos inferiores se sitúan por debajo de la huella del enmangue, a la altura de dos leves escotaduras laterales que delimitan un ligero estrechamiento de la hoja.

Se trata de una disposición atípica, ya que los puñales con tres remaches presentan una disposición triangular de las perforaciones, como la que presentan las tres perforaciones superiores de este puñal. Los dos remaches quedan excesivamente próximos y alineados con el hueco superior. Todo ello sugiere que la disposición actual de los remaches se debe a una rectificación en una configuración inicial con tres remaches, comentan.

También se ha encontrado un colgante elaborado con una concha de un molusco marino de la familia Collumbellidae. Está tan pulido por desgaste en sus dos caras que prácticamente no conserva ninguna estructura externa ni interna, llegando incluso hasta haber desaparecido la columela (eje interno en torno al cual giran los caparazones de los gasterópodos).

El estudio completo de estas piezas ha sino publicado en el último número de la revista científica MENGA y puede descargarse a través del siguiente enlace:

BENÍTEZ DE LUGO ENRICH, L., (2015): "Paleoecología y cultura material en el complejo tumular prehistórico de Castillejo del Bonete (Terrinches, Ciudad Real)". Menga, Revista de Prehistoria de Andalucía, 6: 112-140. ISSN: 2172-6175. eldiadigital.es


Entrada relacionada