miércoles, 13 de julio de 2016

La colección del Museo de Altamira se exhibe en la Cueva Pintada



El Cabildo de Gran Canaria y el Ministerio de Educación y Cultura han querido celebrar el décimo aniversario del museo que custodia ese valioso legado aborigen con una exposición sin precedentes para sus dos protagonistas.

El Museo de Altamira ha sacado por primera vez fuera de Cantabria sus colecciones más valiosas para exhibirlas en la cumbre del arte prehispánico de Canarias, la Cueva Pintada de Gáldar, un yacimiento del que le separan miles de años, pero al que le unen sorprendentes conexiones.

Cuando los cazadores del Paleolítico comenzaron a pintar Altamira, faltaban todavía 33.000 años para que llegasen a Gran Canaria los grupos humanos que con el tiempo convirtieron la vieja Agáldar en la población más pujante de la Canarias prehispánica, en la sede de los poderosos Guanartemes y en el lugar donde sus temores, creencias y sentimientos se volvieron arte rupestre.

El Cabildo de Gran Canaria y el Ministerio de Educación y Cultura han querido celebrar el décimo aniversario del museo que custodia ese valioso legado aborigen con una exposición sin precedentes para sus dos protagonistas, porque ni Altamira ni la Cueva Pintada habían sacado nunca antes de sus vitrinas tan amplia colección de piezas para exhibirlas en otro centro, en muestras monográficas.

Y lo hacen, además, con un préstamo recíproco y simultáneo: la Cueva Pintada de Gáldar exhibe desde hoy 84 piezas del yacimiento reconocido en todo el mundo como la cumbre del arte prehistórico, y Altamira mostrará desde este mismo viernes 62 elementos nunca antes vistos fuera de las islas que ayudarán a entender mejor en la península cómo eran y qué sentían los pueblos indígenas de Canarias... (Vídeo
Informativos RTVC.es


Vídeo 2: Presentación de la exposición De Altamira a la Cueva Pintada on Vimeo




Vídeo 3: Cueva Pintada y Altamira se dan la mano en una exposición histórica - Acfi Press Noticias Canarias / Vídeo 4: Dos culturas aborígenes separadas 33 mil años en la historia - Antena 3 Canarias



Vídeos añadidos a PaleoVídeos > L.R.12 nº 16 y 17.


Actualización: Inaugurada en Santillana del Mar la exposición ‘El largo viaje…de Altamira a la Cueva Pintada’ — InfoENPUNTO
17/07/16. El director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Recio, y el consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Matías Ruiz, han inaugurado en el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, la exposición ‘El largo viaje… de Altamira a la Cueva Pintada’.

Las muestras contarán con dos sedes: en el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira (Cantabria) y en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada-Gran Canaria. Compartirán un mismo guión expositivo y una misma imagen gráfica, con una selección equivalente de bienes culturales de la Cueva Pintada de Gáldar y de la Cueva de Altamira. Podrá visitarse en ambos museos hasta el 16 de octubre...


Actualización: La directora de Altamira diserta en Gáldar sobre los retos en la gestión del arte rupestre
La directora del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira (Cantabria), Pilar Fatás, ofrecerá este jueves en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar (Gran Canaria) una conferencia en la que expondrá los retos a los que se enfrenta el equipo responsable de la conservación, investigación y difusión de esta joya del arte rupestre, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1985.

Según ha informado este martes el Cabildo de Gran Canaria, la intervención de Fatás se encuadra en la programación especial con motivo del décimo aniversario del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, centro dependiente de la Consejería de Cultura del Cabildo.

Además, el evento estrecha todavía más los lazos entre dos centros "hermanados" gracias a la exposición 'El largo viaje' De Altamira a Cueva Pintada'. Esta muestra exhibe en Gáldar, hasta el 16 de octubre, 84 piezas paleolíticas procedentes de Altamira. Simultáneamente, uno de los pabellones del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira expone hasta la misma fecha 62 elementos prehispánicos.

Durante su conferencia, titulada 'La gestión integral de la Cueva de Altamira como Patrimonio Mundial', Fatás recalcará que la cueva de Altamira supone uno de los paradigmas del arte rupestre paleolítico europeo y, por lo tanto, del primer arte de la Humanidad...


Actualización: Altamira es un enfermo crónico, siempre precisará atención, dice su directora | www.eldiariomontanes.es
EFE.- Altamira, considerada la expresión más sublime del arte rupestre paleolítico, arrastra desde siempre una mala salud de hierro, agudizada en el último siglo por intervenciones desafortunadas y visitas masivas: "La cueva es un enfermo crónico, que siempre va a necesitar atención permanente".

Son palabras de su nueva directora, Pilar Fatás, una especialista en arte rupestre del Cuerpo de Conservadores de Museos del Estado que apenas lleva dos meses en el cargo, pero que ha desarrollado casi toda su carrera en Altamira, en buena parte como mano derecha de su antecesor, el fallecido Jose Antonio Lasheras.

Fatás pronunció anoche en Gran Canaria una conferencia sobre la gestión de Altamira, dentro del proyecto que ha llevado a su Museo a compartir temporalmente algunas de las joyas de su colección con la Cueva Pintada de Gáldar, que a su vez expone durante estas fechas en Santillana del Mar el legado de la cultura canaria prehispánica.

La directora de Altamira defiende que la situación actual de la cueva y de su famoso techo de los bisontes no puede entenderse sin repasar su historia, pero no la que se remonta a los tiempos de la última glaciación, sino a episodios mucho más recientes: a la explotación que sufrió en los años sesenta y setenta del siglo XX.

Las autoridades de esa época, recuerda, intervinieron en el interior de la cueva (que había quedado sellada por un derrumbe durante 13.000 años, hasta su descubrimiento en 1879 por Marcelino Sanz de Sautuola) para "acondicionarla a las visitas": rebajaron el suelo para que pudiera recorrerse erguido, levantaron muros interiores, rellenaron con cemento grietas, tallaron escaleras... "Literalmente, se urbanizó el interior", resume Pilar Fatás.

Como resultado de todo ello, enfatiza, no solo se cambió para siempre el delicado equilibrio de la cueva que había preservado las pinturas durante milenios en parámetros como la circulación del aire y del agua, sino que se creó una "atracción turística" por la que pasaron solo en 1977 más de 170.000 personas (lo que equivale a más de 450 diarias, sin contar descansos).

Cuando el Ministerio de Cultura de la época se alarmó por el deterioro que estaban sufriendo las pinturas, que se decoloraban y se iban cubriendo por un velo de calcita, tomó por primera vez la decisión de cerrarla al público. Reabrió sus puertas en 1982 con un cupo máximo de 8.000 visitas diarias, con 25 o 40 pases diarios.

Hoy, tras un segundo cierre que duró varios años y una sonada polémica científico-política, Altamira vuelve a permitir visitas a su interior, pero solo de cinco personas a la semana, y por sorteo.

"Realmente, la cueva de Altamira sufre hoy lo que se hizo en el pasado con ella: las visitas masivas y la modificación en su interior. La cueva de Altamira es un enfermo crónico que necesita atención permanente y siempre la va a necesitar. Por mucho que hagamos, está en un equilibrio muy frágil", admite su directora.

Pilar Fatás asegura que, en el nuevo sistema de visitas -que oficialmente tiene carácter experimental, para evaluar la respuesta de las pinturas-, la "cueva, de momento, se mantiene estable".

"Pero hay riesgos", añade. El primero de los problemas lo provoca el agua, porque hay filtraciones naturales y condensación que arrastran parte de los pigmentos, y el segundo proviene de los microorganismos, que proliferan en las condiciones más inesperadas, representan un grave amenaza para cuevas con arte rupestre en todo el mundo y, en Francia, pusieron en jaque a Lascaux.

Por ello, se ha puesto en marcha un plan de conservación preventiva que vigila de forma continua todos los parámetros naturales de la cueva, para detectar cualquier variación peligrosa.

Fatás anima además a visitar su reproducción, la Neocueva, porque quizás no aporte "la emoción" del original, pero sí representa cómo era la gruta, incluso con más fidelidad que la auténtica: recrea al milímetro toda la sala de los bisontes y sus pinturas, sin los muros que se construyeron hace medio siglo, sin el cemento con el que se taparon su grietas y con la boca natural donde habitaban quienes pintaron en sus paredes durante la Prehistoria.

Un soriano en la Cuna de la Humanidad



Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico de Madrid, participa en una investigación internacional en Tanzania sobre las costumbres del ‘Homo Habilis’

En la reserva del Ngorongoro en Tanzania, junto al parque nacional del Serengetti, trabaja estos días el soriano Enrique Baquedano en Olduvai Gorge, la conocida como Cuna de la Humanidad. Baquedano es actualmente director del Museo Arqueológico de Madrid y coordinador del comité científico de Numancia 2017 y está en África junto a un equipo internacional para desentrañar los secretos del ‘Homo Habilis’, los primeros primates que fabricaron herramientas de piedra para acceder a la carne de otros animales.

Baquedano forma parte de un equipo internacional de investigadores que está dirigido por Manuel Domínguez Rodrigo, profesor de Historia en la Complutense y en Harvard (EE UU) y Julio Mercader, docente en la Universidad de Calgary (Canadá). «Excavamos en varios yacimientos de los lechos I y II de la garganta, los más antiguos», explicó el profesor soriano. Sobre todo la investigación está centrada en «los yacimientos ‘FLK west’ y ‘BK’, ya parcialmente excavados por Louis y Mary Leakey y en los yacimientos PTK (Philip Tobias Korongo) y DS (David Site) descubiertos por nuestro equipo».

El investigador soriano explicó que «como todos los veranos» el equipo está trabajando «en las ventanas al pasado más importantes que existen en todo el planeta para conocer el origen del comportamiento humano». Gracias a su trabajo de campo Baquedano y sus compañeros tratan de hallar aquellos elementos que «distinguen a los primeros homínidos del resto de los primates». «Buscamos lo que realmente nos ha hecho humanos y nos distingue como tal», insistió. [...] Diario de Soria

Meave Leakey Awarded Hubbard Medal, National Geographic Society’s Highest Honor



Millions of years from now, an aspiring anthropology student may brush the dust off a gleaming gold artifact we call the Hubbard Medal, and wonder to whom it belonged.

But today, we know the most recently minted Hubbard Medal belongs to world-renowned paleoanthropologist Meave Leakey, research professor in Stony Brook University’s Department of Anthropology.

Meave is also director of field research at the Turkana Basin Institute in Kenya, a unique nonprofit initiative co-founded by the Leakey family and Stony Brook to drive research at one of the best locations on Earth for studying the origins of humankind.

The National Geographic Society awards the Hubbard Medal, its highest honor, to the world’s most intrepid explorers, discoverers and researchers in recognition of a lifetime of achievement. [...] stonybrook.edu

Russia. Holding hands for 5,000 years, a couple with mysterious jade rings and dagger


1/6. The man's skeleton had a ring made of rare white jade over one eye socket. Picture: Dmitry Kichigin

Bronze Age burial near Lake Baikal intrigues archeologists who have not yet revealed contents of leather pouch between man's kneecaps.

Experts speculation that this ancient couple are an elderly man and his wife or concubine, buried for eternity in a show of affection. There are some unique aspects to the couple who are believed to be from the Bronze Age Glazkov culture.

The man's skeleton had a ring made of rare white jade over one eye socket. Three more were on his chest. Archeologist Dr Dmitry Kichigin said: 'It was probably somehow connected with their ideas about the afterlife.'

Samples of the bone of the couple have been sent to Canada for radiocarbon analysis, but the Russian team involved in the excavations believe the couple to be 4,500 to 5,000 years old.

'In the grave we found male and female skeletons, lying on their backs, heads to the west, hand in hand,' he said. The site is a sacred burial place since Neolithic times overlooking the waters of Lake Baikal, the oldest and deepest lake in the world. [...] siberiantimes.com


Related post


Actualización: De la mano durante 5000 años
El sitio es un lugar de enterramiento sagrado desde el Neolítico con vistas a las aguas del lago Baikal, el lago más antiguo y más profundo del mundo 

Cerca del lago Baikal en Rusia se ha encontrado una tumba de la Edad del Bronce con dos esqueletos, uno masculino y otro femenino, acostados sobre la espalda, la cabeza hacia el oeste y dados de la mano. Adornos hechos con asta de ciervo, cuchillos y peculiares aros de jade han sido encontrados como ajuar de la pareja. Los investigadores especulan sobre su relación, en la que el hombre presenta mayor edad que la mujer. Pero parece claro, que aunque hay muchos ejemplos y son más comunes de lo que pensamos, estas muestras de afecto para la eternidad siempre llaman la atención...

How China is rewriting the book on human origins


The reconstructed skull of Peking Man, the fossil that launched discussions of human origins in China. DeAgostini/Getty

Fossil finds in China are challenging ideas about the evolution of modern humans and our closest relatives.

Jane Qiu. On the outskirts of Beijing, a small limestone mountain named Dragon Bone Hill rises above the surrounding sprawl. Along the northern side, a path leads up to some fenced-off caves that draw 150,000 visitors each year, from schoolchildren to grey-haired pensioners. It was here, in 1929, that researchers discovered a nearly complete ancient skull that they determined was roughly half a million years old. Dubbed Peking Man, it was among the earliest human remains ever uncovered, and it helped to convince many researchers that humanity first evolved in Asia.

Since then, the central importance of Peking Man has faded. Although modern dating methods put the fossil even earlier — at up to 780,000 years old — the specimen has been eclipsed by discoveries in Africa that have yielded much older remains of ancient human relatives. Such finds have cemented Africa's status as the cradle of humanity — the place from which modern humans and their predecessors spread around the globe — and relegated Asia to a kind of evolutionary cul-de-sac.

But the tale of Peking Man has haunted generations of Chinese researchers, who have struggled to understand its relationship to modern humans. “It's a story without an ending,” says Wu Xinzhi, a palaeontologist at the Chinese Academy of Sciences' Institute of Vertebrate Paleontology and Paleoanthropology (IVPP) in Beijing. They wonder whether the descendants of Peking Man and fellow members of the species Homo erectus died out or evolved into a more modern species, and whether they contributed to the gene pool of China today. [...] Nature News & Comment


Related news:11 July, 2016. 178,000 years of Chinese history? That’s really something to chew on | South China Morning Post
Discovery of three ancient human teeth in a cave in Guizhou adds piece to puzzle of Chinese origins...


Actualización: Cómo China está reescribiendo el libro sobre los orígenes de los seres humanos
En las afueras de Pekín, una pequeña montaña de piedra caliza llamada Hueso de Dragón se eleva por encima de la extensión de los alrededores. Junto al lado norte, un camino conduce hasta unas cuevas cercadas que atraen a 150.000 visitantes cada año, desde escolares hasta pensionistas de cabello gris. Fue aquí, en 1929, cuando los investigadores hallaron un antiguo cráneo casi completo, el cual determinaron tenía aproximadamente medio millón de años. Apodado el 'Hombre de Pekín', fue uno de los primeros restos humanos descubiertos, y ayudó a convencer a muchos investigadores de que la humanidad había evolucionado primero en Asia.

Desde entonces, la importancia central del 'Hombre de Pekín' se ha desvanecido. Aunque los métodos de datación modernos sitúan al fósil con hasta 780.000 años de antigüedad, el espécimen ha sido eclipsado por los descubrimientos realizados en África, los cuales han proporcionado restos mucho más antiguos de parientes humanos. Tales hallazgos han cimentado al continenete africano como la cuna de la humanidad -el lugar a partir del cual los seres humanos modernos, y sus predecesores, se expandieron por todo el mundo- y relegando la evolución en Asia a una especie de cul-de-sac...