viernes, 29 de julio de 2016

Hallan nuevos petroglifos en el entorno del P. A. de Campo Lameiro


USC. diariodepontevedra.galiciae.com

La Universidade de Santiago señala que uno de los más interesantes representa un arma de grandes dimensiones en posición pasiva rodeada por más de 25 animales salvajes

Un equipo formado por personal investigador del Grupo de Estudio para la Prehistoria del Noroeste Ibérico (GEPN) y del Parque Arqueolóxico de Campo Lameiro ha encontrado dos nuevos petroglifos en el entorno de este parque, según informó ayer la Universidade de Santiago, USC. Los investigadores se fijaron en uno en concreto, en el que encontraron un arma de grandes dimensiones en posición pasiva rodeada de diferentes animales, en su mayoría ciervos.

Alia Vázquez Martínez, Miguel Carrero Pazos y Benito Vilas Estévez explican que "es, sin dudarlo, uno de los descubrimientos más importantes de los últimos años". "Esto hace que nos reformulemos teorías previas entre las asociaciones de armas y de animales, y ayuda a comprender más ampliamente la dimensionalidad y el potencial del arte."

"Este descubrimiento muestra todo lo que nos queda por conocer y lo que está por venir", explicaron miembros de Grupo de Estudio para la Prehistoria del Noroeste Ibérico.

Esta investigación forma parte de las actividades del proyecto "Documentación de los ciervos de Campo Lameiro mediante técnicas 3D", que dirige el profesor Antón A. Rodríguez Casal y que cuenta con el asesoramiento científico del catedrático Ramón Fábregas Valcarce.

Mientras que el primer petroglifo se sitúa a escasos metros del aparcamiento del centro, el segundo estaba a unos 250 metros, en la zona de Outeiro de Chan de Isca. Este petroglifo destaca por su buen estado de conservación y por ser la primera arma del entorno inmediato del parque.

Además de esta referencia, el equipo considera singular la presencia de una manada de más de 25 animales que están aglomerados alrededor de la piedra. Entre ellos destacan figuras de un máximo de 15 centímetros de longitud, siendo los más pequeños conocidos y que demuestran "la gran habilidad que debía poseer el grabador o grabadora que los realizó". Faro de Vigo

Scotland. Facial reconstruction made of Bronze Age woman 'Ava'


1/4. Forensic artist Hew Morrison's completed reconstruction which he created using specialist softwar. Hew Morrison

A facial reconstruction has been made of a young woman who died more than 3,700 years ago.

The woman's bones, including a skull and teeth, were discovered at Achavanich in Caithness in 1987.

Known as "Ava", an abbreviation of Achavanich, she is the subject of a long-term research project managed by archaeologist Maya Hoole.

Forensic artist Hew Morrison, a graduate of the University of Dundee, created the reconstruction.

Ava's remains, along with other artefacts found with her, are held in the care of Caithness Horizons museum in Thurso.

Unusually, the Bronze Age woman was buried in a pit dug into solid rock and her skull is an abnormal shape which some suggest was the result of deliberate binding. [...] BBC News


Actualización: El joven rostro de una mujer escocesa de hace 3.700 años
Una reconstrucción a partir de los huesos de la cabeza hallados en 1987 en Achavanich, en Escocia, ha permitido saber qué rostro tenía esta mujer, Ava, que se cree vivió hace 3.700 años.

Se llama Ava, la abreviatura de Achavanich, lugar de su descubrimiento al norte de Escocia, y tiene unos 3.700 años de antigüedad. Un proyecto de la arqueóloga Maya Hoole ha permitido ahora descubrir qué rostro tenía una mujer habitante de estas tierras en la Edad de Bronce.

Se cree que Ava formaba parte de un grupo mucho mayor en Europa, perteneciente a una manifestación cultural prehistórica asociada a la primera etapa de la Edad de Bronce.

Era común en este grupo el cráneo pequeño y redondo, sin embargo, la especialista Maya Hoole cree que el encontrado en Achavanich es exagerado y con una forma irregular.

Como recoge BBC, los huesos de esta mujer, incluido el cráneo y los dientes, fueron descubiertos en 1987. Ahora, el especialista en arte forense, Hew Morrison, ha llevado a cabo la reconstrucción del aspecto de la mujer a partir de los restos óseos.

Ice Age Hunting Camp Found in Utah Desert


1/3. A stone spear point, about 8 to 10 centimeters long, is among the 12,000-year-old artifacts found at the hunting camp site. (Photo by Todd Cromar)

In the dead-flat desert of northwestern Utah, archaeologists have uncovered a scene from a distant, and more verdant, time.

Just a few centimeters below the sun-baked surface, researchers have discovered a campsite used by prehistoric hunter-gatherers 12,300 years ago — when Utah’s West Desert was lush wetland.

Artifacts found at the site include the charred remains of an ancient hearth, a finely crafted spear point, and, most surprising, a collection of tobacco seeds — likely the earliest evidence of tobacco use ever found in North America.

“What makes this interesting is there’s no direct evidence of anybody using tobacco past 3,000 years ago,” said Dr. Daron Duke, senior archaeologist with the Nevada-based Far Western Anthropological Research Group, in a press statement. [...] Western Digs