martes, 23 de agosto de 2016

Los osos de las cavernas se extinguieron por culpa de la dieta vegetariana


Adult cave bear with cub from Goyet Cave in Belgium. © RBINS

Un equipo internacional de científicos ha estudiado los hábitos de alimentación del extinto oso de las cavernas y ha concluido que su estricta dieta vegetariana y la disminución de plantas en el periodo glacial lo llevaron a la desaparición.  Para demostrar esto los expertos analizaron la composición isotópica en el colágeno de los huesos de estos grandes mamíferos.

EUROPA PRESS. El estudio, publicado en 'Journal of Quaternary Science', ha determinado que ha sido esta dieta "inflexible" la que condujo a la extinción al oso cavernario, hace aproximadamente 25.000 años.

Hoy en día los osos pardos son omnívoros. Dependiendo de la época del año, devoran plantas, setas, bayas y pequeñas y grandes mamíferos. Del mismo modo, consumen en otras épocas peces e insectos, pero "la historia del oso de las cavernas es muy diferente.

Los nuevos hallazgos indican que los extintos parientes de estos osos pardos vivían en una dieta estrictamente vegetariana", ha resaltado el autor principal de la investigación, Hervé Bocherens.

El oso de las cavernas (Ursus spelaeus) vivió en Europa durante el período glacial más reciente, hace aproximadamente 400.000 años, hasta que se extinguieron hace unos 25.000 años.

Con una longitud de 3,5 metros y una altura de 1,7 metros de hombro a hombro, estos osos se extendieron desde el norte de España a los Urales y eran notablemente más grandes que sus parientes modernos.

A pesar de su nombre, en realidad no vivían en cuevas, sólo las utilizaron para la hibernación. Sin embargo, la muerte eventual de animales en varias cuevas europeas a lo largo de varias decenas de miles de año, llevó a enormes acumulaciones de huesos y dientes de estos grandes animales en ellas.

Varios de estos huesos se encuentran en la cueva Goyet, en Bélgica, y han sido examinados por el equipo internacional dirigido por Bocherens, con un enfoque especial en la dieta del oso cavernario. "Estamos particularmente interesados en lo que comían exactamente los osos de las cavernas y si hay una conexión entre su dieta y su extinción", ha explicado el científico.

DATOS A TRAVÉS DEL COLÁGENO

Ha sido a través del colágeno, un componente orgánico esencial del tejido conectivo en los huesos, los dientes, cartílagos, tendones, ligamentos y la piel, que se ha intentado obtener los datos de la dieta de este animal.

El examen de la composición isotópica de los aminoácidos individuales en el colágeno demuestra que los osos vivían en una dieta estrictamente vegetariana.

"Al igual que ocurre actualmente con el Panda Gigante, los osos de las cavernas eran extremadamente inflexibles en cuanto a su comida. Suponemos que esta dieta poco variada, en combinación con la reducción del suministro de las plantas durante la última edad de hielo, condujo, en última instancia, a la extinción del oso cavernario", ha declarado Bocherens.

Anteriormente, había habido mucha especulación en cuanto a la causa de la desaparición de los grandes osos. Se hablaba de la creciente presión de la caza de los humanos, los cambios de temperatura, o la falta de comida. "Creemos que la dependencia de una dieta puramente vegetariana era una razón crucial para la extinción del oso cavernario", ha concluido Bocherens. telecinco.es


An inflexible diet led to the disappearance of the cave bear
Senckenberg scientists have studied the feeding habits of the extinct cave bear. Based on the isotope composition in the collagen of the bears' bones, they were able to show that the large mammals subsisted on a purely vegan diet. In the study, recently published in the scientific publication Journal of Quaternary Science, the international team proposes that it was this inflexible diet that led to the cave bear's extinction approximately 25,000 years ago... 

Mystery stone structure under Neolithic dump on Orkney


2/2. James Robertson/Orkneyskycam.co.uk

Archaeologists have uncovered a mysterious stone structure buried under what they describe as Scotland's "largest Neolithic rubbish dump".

The layout of the stone slabs, known as orthostats, found during a dig at Ness of Brodgar on Orkney is unlike anything previously found on the islands.

Archaeologists are also mystified as to why the structure was covered over by a huge midden.

They have speculated that it could possibly be a chambered tomb.

However, the dig team, which is led by University of the Highlands and Islands Archaeology Institute, said further "hard work" would be needed to properly understand the find. [...] BBC News


Vídeo: Ness of Brodgar - 2016, Trench T - Laura Cannon
Ver en PaleoVídeos > L.R.2.10 nº 54

Los neandertales de Cova Eirós pudieron convivir con los cromañones


Imagen: ROI FERNANDEZ

Una nueva datación reduce de forma drástica la edad del yacimiento y lo aproxima a la época del hombre moderno

Los hombres de Neandertal que vivieron en Cova Eirós en el Paleolítico Medio son considerablemente menos antiguos de lo que parecía en un principio. Hace ya varios años, la ocupación más reciente de ese período prehistórico registrada en el yacimiento de Triacastela fue datada con métodos radiométricos hace unos 84.000 años. Sin embargo, una nueva datación -que está aún en curso de realización- sugiere que los materiales descubiertos en este nivel arqueológico son en realidad mucho más recientes y que podrían tener menos de 50.000 o incluso de 40.000 años.

Esta nueva cronología viene a incrementar de una forma notable el interés del yacimiento, según apunta Arturo de Lombera, codirector de las excavaciones. Las rastros neandertales de Cova Eirós se encuadran ahora en una época mucho más tardía y más próxima a la expansión del hombre de Cromañón u Homo sapiens moderno, que se expandió por Europa hace entre 45.000 y 40.000 años. «La primera datación de 84.000 años situaba este yacimiento en la época de los llamados neandertales clásicos, muy anterior a la llegada de los primeros Homo sapiens, pero las fechas que manejamos ahora se encuadran ya en el período de declive y extinción de los neandertales y de su sustitución por los humanos modernos», indica el arqueólogo. [...]  lavozdegalicia.es


Entrada relacionada
  

World's oldest needle found in Siberian cave that stitches together human history


3/13. The 7 centimetre (2 3/4 inch) needle. Pictures: Russia 24, Vesti

'Sensational' discovery in Denisova Cave is at least 50,000 years old BUT it wasn't made by Homo sapiens.

The 7 centimetre (2 3/4 inch) needle was made and used by our long extinct Denisovan ancestors, a recently-discovered hominin species or subspecies.

Scientists found the sewing implement - complete with a hole for thread - during the annual summer archeological dig at an Altai Mountains cave widely believed to hold the secrets of man's origins. It appears to be still useable after 50,000 years.

Professor Mikhail Shunkov, head of the Institute of Archaeology and Ethnography in Novosibirsk, said: 'It is the most unique find of this season, which can even be called sensational.

'It is a needle made of bone. As of today it is the most ancient needle in the word. It is about 50,000 years old.'

The needle is seen as providing proof that the long-gone Denisovans - named after the cave - were more sophisticated than previously believed. It predates by some 10,000 years an intricate modern-looking piece of polished jewellery made of chlorite by the Denisovans.

It was made of the bone of a large and so far unidentified bird. [...] siberiantimes.com


Vídeo: В Денисовой пещере нашли древнейшую иглу




Actualización: Hallan la aguja más antigua del mundo en una cueva de Siberia / Link 2
La cueva Denísova, en las montañas siberianas de Altái, ha dado a los arqueólogos otro hallazgo formidable: una aguja con una antigüedad de 50.000 años y que no fue elaborada por el homo sapiens, según informa The Siberian Times.

Durante decenas de miles de años, diferentes especies humanas utilizaron un mismo refugio en Siberia, la cueva bautizada como Denísova. La caverna debe su nombre al ermitaño Denís, que habitó el lugar en el siglo XVIII.

Los más 'jóvenes' entre estos seres humanos, cuyos restos datan de entre 50.000 e incluso 170.000 años atrás según varias estimaciones, forman una especie, o subespecie, diferente tanto de los homo sapiens como de los neandertales. Recibieron el nombre de 'homínidos de Denísova' literalmente, los homínidos de la cueva de Denís, en ruso.

La aguja hallada perteneció a este grupo evolutivo y fue elaborada con el hueso de un gran pájaro desconocido. La herramienta, de 7,6 centímetros de longitud, resulta una prueba de que los Denísova eran más sofisticados de lo que se pensaba hasta el momento.

"Es la aguja más larga de todas las que se habían hallado previamente en la cueva Denísova. Hemos encontrado otras, pero en unas capas arqueológicas más recientes", precisó el jefe de excavaciones de las cavernas siberianas, el doctor Maxim Kozlikin.

Dicha aguja es 10.000 años más antigua que su antecesora, una pieza pulida, delicada y de aspecto moderno, hecha de clorita.