viernes, 26 de agosto de 2016

La casa comunal de los neandertales


1/3. Espacio doméstico descubierto en el Abric Romaní, Capellades (Barcelona), atribuido a una comunidad de neandertales - Gerard Campeny/IPHES

Encuentran en el Abric Romaní un espacio doméstico que permite conocer qué distribución hacían de él los neandertales hace 60.000 años

Un espacio doméstico bien conservado y delimitado, con hogares, herramientas de piedra y huesos de animales de hace 60.000 años, descubierto estos días en el nivel Q del AbricRomaní de Capellades (Barcelona), ha permitido conocer cómo era una casa comunal neandertal, gracias a una prueba concluyente que evidencia cómo vivía y organizaba el espacio esta especie: un recinto posiblemente cerrado en forma de elipsis. El hallazgo ha tenido lugar durante la campaña de excavación que este mes se desarrolla en el Abric Romaní bajo la dirección del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES).

El equipo de investigadores que trabaja constató que un grupo humano de la especie Homo neanderthalensis, formado probablemente por entre 30 y 40 individuos, organizó en el interior de dicho abrigo una zona doméstica para llevar a cabo todo tipo de actividades. Estaba formada por tres hogares centrales y 14 periféricos que jerarquizaban el espacio bajo la visera del abrigo. [...] Noticias IPHES

Galería de fotos 

Un cactus milenario sorprende a arqueólogos en templos prehispánicos de Lima


2/2. Fotografía de un cactus de unos 4.000 años de antigüedad. EFE
 
EFE. Un cactus de unos 4.000 años de antigüedad, posiblemente de la especie alucinógena San Pedro (Echinopsis pachanoi), sorprendió a un equipo de arqueólogos peruanos al hallarlo en el complejo arqueológico El Paraíso, donde se encuentran los templos prehispánicos más antiguos de Lima.

El cactus, de unos 30 centímetros de longitud, se encuentra en perfecto estado de conservación y aún mantiene algunas púas, ya que fue deshidratado antes de ser soterrado como parte de una ofrenda en uno de los doce edificios milenarios de la zona, explicaron a Efe sus investigadores.

La arqueóloga Dayanna Carbonel, descubridora de la planta, señaló que hasta ahora no se había encontrado un cactus tan antiguo en una excavación arqueológica, "y menos como parte central de una ofrenda", lo que revela que tenía una relevancia importante.

Carbonel comentó que posiblemente los habitantes de la época conocieran sus propiedades alucinógenas, pero todavía falta por encontrar las pruebas que acrediten el uso que le daban a la planta, más habitual de encontrar en la costa norte de Perú.

El conservador de la zona, Santiago Morales, afirmó que el cactus "puede haber sido usado en ceremonias y rituales", pues se encontró en un ambiente anexo a una sala ceremonial de El Paraíso, cuya investigación arqueológica está ejecutada por el Ministerio de Cultura en convenio con el Museo Andrés del Castillo.

El cactus también tiene importancia para los investigadores porque en el lugar no hay restos de cerámica, que sí se encuentran en otros yacimientos posteriores, lo que obliga a centrarse en los deshechos de la actividad humana para averiguar el modo de vida de sus habitantes.

Morales recordó además que el complejo arqueológico cuenta con una docena de edificios en un área de sesenta hectáreas y que hasta ahora solo se ha excavado parcialmente en cuatro de ellos, por lo que estimó que todavía queda un 95 % por investigar.

La excavación realizada por la arqueóloga Carbonel en el edificio donde se halló el cactus también descubrió el entierro de una mujer con signos de haber ejercido un rango relevante dentro de la sociedad de El Paraíso debido al rico ajuar encontrado.

Carbonel comentó que los edificios del complejo no estaban habitados sino que los residentes cercanos llegaban "periódicamente a hacer rituales".

Las excavaciones del proyecto arqueológico en El Paraíso comenzaron en octubre de 2015 y retomaron las investigaciones realizadas en los años 60 por el arqueólogo suizo Fréderic Engel.

Los edificios monumentales, situados cerca de la desembocadura del río Chillón en el océano Pacífico, tienen una antigüedad de unos 4.000 años y son coetáneos a la civilización de Caral, la más antigua de América, que surgió hace unos 5.000 años a 130 kilómetros al norte de Lima. Canarias7 / Link 2


Entrada relacionada


Actualización: Vídeo. Un cactus milenario, la joya del complejo arqueológico El Paraíso en Lima -  AGENCIA EFE
Ver en PaleoVídeos > L.R.2.11 nº 5.


Actualización: 4,000-Year-old cactus preserved amid ruins in Peru | Fox News Latino
Peruvian archaeologists have discovered a 4,000-year-old cactus in perfect condition amid the ruins at El Paraiso, the site of the Andean nation's oldest temples.

The cactus, which is about 30 centimeters (nearly a foot) long, retains some of its needles because it was drained of water in preparation for use as a burial offering in one of the dozen buildings that make up the complex, members of the team told EFE.

Dayanna Carbonel, who discovered the plant, said it is the oldest cactus ever to be found in an archaeological excavation and that its prominent inclusion in a ritual offering reflects the plant's importance to the culture.

She said that while the people who built El Paraiso may have known of the hallucinogenic properties of cactus, the team has yet to find anything indicating what use the inhabitants made of the plant.

El Paraiso, built where the Chillon River flows into the Pacific Ocean, is roughly 4,000 years old, making it contemporaneous with the Caral civilization, which emerged some 5,000 years ago.

The official responsible for the El Paraiso site, Santiago Morales, said the cactus "may have been used in ceremonies and rituals," given that it was found in an annex to a ceremonial chamber.

"We are recovering material and details to obtain all possible information. Each month we archive between 2,000 and 2,500 bags of materials," Morales said.

He pointed out that only four of the 12 structures at El Paraiso have undergone excavation since the current dig began in October 2015, resuming the effort launched in the 1960s by Swiss archaeologist Frederic Engel.

Encuentran un corredor que conducía al interior del dolmen de la Llosa de Bescaran (Lérida)



La excavación del yacimiento se ha hecho de manera altruista y con voluntarios

La segunda campaña de excavaciones en el dolmen de la Llosa de Bescaran ha permitido a los arqueólogos descubrir un pasillo de acceso a la cámara sepulcral, un descubrimiento inédito en estos monumentos megalíticos del Pirineo, pero que si se encuentran en el País Vasco o en el Empordà. El director de la empresa que ha hecho la excavación, ReGiraRocs, Gerard Remolins, ha señalado que en el Pirineo no tienen conocimiento de ningún otro dolmen con un corredor de acceso, “aunque la mayor parte de estos monumentos están por excavar”. Remolins ha explicado que el corredor seguramente era de pequeñas dimensiones y poca altura que obligaba a acceder de rodillas y servía de acceso a la cámara funeraria donde se iban enterrando los difuntos. Asimismo, ha apuntado que “su belleza radica en el mismo yacimiento, en las grandes piedras que conforman el crómlech que separan el espacio funerario del espacio dedicado a la vida cotidiana de la comunidad”. “El Alt Urgell es la segunda comarca con más monumentos megalíticos de Catalunya, aunque la mayor parte es para identificar y para excavar”, ha lamentado Remolins.


ReGiraRocs es una empresa privada que se dedicada a proyectos de búsqueda y conservación del patrimonio cultural y natural del Pirineo. Con las ganancias hechas durante el año, explica Remolins, se destinan una parte de los beneficios a desarrollar proyectos que interesen de manera personal a los diferentes miembros de la empresa y que reporten un beneficio por el territorio.

En la campaña de este año han participado unas 25 personas de manera voluntaria que han ido pasando por la excavación para ayudar en las tareas de recuperación del monumento. “Queremos dar otro enfoque a los proyectos científicos, implicar todos los agentes del territorio y queremos que la gente conozca nuestro trabajo”, ha manifestado Remolins. [...] lavanguardia.com

Entrada relacionada


Actualización: Vídeo. Intervenció arqueològica al Dolmen de la Llosa - ReGiraRocs
Ver en PaleoVídeos > L.R.1.12 nº 30.

Is It Neander-TAL or Neander-THAL?


1/2. (Credit: Gianfranco Goria/Flickr)

Here’s the deal: you can write or say Neanderthal or Neandertal, but you should only write Homo neanderthalensis and say “Homo neander-TAL-ensis”.

I promise that will make sense by the end of this. 

The name comes from Neander Valley, Germany, where the first recognized Neanderthal fossil was found in 1856 (other Neanderthal bones had been discovered earlier, but people didn’t know what to make of them).

Based on this fossil, geologist William King defined the species Homo neanderthalensis in 1864, and Neanderthals became the first extinct group of humans to be granted a formal species name. At the time, thal was the region’s word for valley: Neander Thal, Neander Valley.

In the early twentieth century thal changed to tal when the government standardized spelling across Germany. But regardless of how people wrote it, thal/tal in German was always pronounced as English speakers would say “tall.” And regardless of how Germans spell the word valley, the species name remains as King established it: Homo neanderthalensis [...] blogs.discovermagazine.com/crux

Archaeologists makes another dicovery at Koobi fora


 
Archaeologists have discovered a fresh set of footprints thought to belong to early man in Koobi Fora area, near the shores of Lake Turkana. The footprints were found in mud and had been preserved for over a million years by subsequent layers of sand, rocks and volcanic ash. Researchers affiliated to the national museums of Kenya say, the footprints belong to Homo erectus, the first ancestor of modern man to learn to walk Archaeologists... (Video) Standard Digital News 

Vídeo: Archaeologists makes another dicovery at Koobi fora - KTNNews
Ver en PaleoVídeos > L.R.2.11 nº 3. 

Seeing inside an ancient Australian Indigenous artefact non-invasively


Calcrete block with embedded chert Photo: Ingrid Ward, University of WA

Nuclear techniques have allowed archaeologists to see into an embedded section of an ancient Australian Indigenous stone artefact non-invasively—suggesting important information about its origin and use.

ANSTO instrument scientist Floriana Salvemini used neutron tomography on Dingo to reconstruct high resolution images of an artefact that was found by archaeologists embedded in a limestone reef on Barrow Island, off the northwest coast of Western Australia.

The stone tool was made of chert, an ‘exotic lithic’ which is high in silica and not found on Barrow Island. This led researchers from the University of Western Australia to deduce that it had come from the mainland, possibly transported by early Australians.

Dating of sediments from an overlying dune on Barrow Island undertaken at the University of Oxford provided an age estimate of 41,000 ka (years before the present time) for the chert. [...] ANSTO / Link 2

Vídeo: 3D reconstruction of an ancient Indigenous Australian stone artefact - ANSTOVideos
Ver en PaleoVídeos > L.R.2.11 nº 4.

Redefining Homo - Does Our Family Tree Need More Branches?

 
The hominin family tree is frequently revised, but researchers disagree about where many fossils should be placed on the tree. Credit: K. Cantner, AGI.
 
Alexandria, VA - Human evolution and paleoanthropology are tricky subjects, not just because of the rarity of these fossils, but also because human nature seems to be getting in the way of modern taxonomy. In a field that is generally governed by logical rules when it comes to identifying new fossils, scientists are noticed there are some peculiarities applied to our own genus, Homo. 
 
The story of the genus Homo is as much rooted in historical cultural norms as it is in the modern scientific sector. The institution of the 1700s Linnaean classification system left the definition of Homo as the highly philosophical "to know thyself," and even today scientists must face the challenges of human exceptionalism and now-defunct evolutionary theories trickling into their studies. Added complexity comes from the fact that there are still so many questions about where the demarcation of different species is is often highly debated as well. [...] EurekAlert! / Link 2