viernes, 30 de septiembre de 2016

Un colloque international sur le cerveau à Tautavel



Évolution du cerveau et des capacités cognitives des Hominidés fossiles, colloque international qui se tiendra du 27 au 30 octobre 2016 à Tautavel, Languedoc-Roussillon 

Plusieurs spécialistes de renommée internationale se réuniront pour réfléchir sur la définition et la signification de l’Homme, pour mieux appréhender notre avenir

L’Institut de Paléontologie Humaine à Paris, en collaboration avec le Centre Européen de Recherches Préhistoriques de Tautavel, le Département des Neurosciences de l’Institut Pasteur, et avec le soutien de la Fondation Richard Lounsbery et de l’Institut Mérieux, organisera du 27 au 30 octobre 2016, un colloque international sur le thème « Evolution du cerveau et des capacités cognitives des Hominidés fossiles depuis Sahelanthropus tchadensis, il y a sept millions d’années, jusqu’à l’Homme moderne», qui sera animé par Henry de Lumley, Directeur de l’Institut de Paléontologie Humaine et Pierre-Marie Lledo, Directeur du Département des Neurosciences de l’Institut Pasteur. Ce colloque sera un lieu de rencontres où seront évoquées les grandes étapes de l’évolution morphologique et culturelle de l’Homme, celle de ses acquisitions technologiques vers de plus en plus de complexité. [...] 450000ans.com

England: Pristine pressed flower among 'jaw-dropping' bronze age finds


1/2. The preserved thistle flower is believed to be about 3,000 years old. Photograph: Dalya Alberge

A 3,000-year-old complete pressed flower is among the “absolutely jaw-dropping” late bronze age finds unearthed in Lancashire.

The thistle flower appears to have been deliberately placed inside the hollow end of an axe handle and buried with other weapons, jewellery and ornaments, many in virtually pristine condition. Other axe handles in the hoard had been filled with hazelnuts, as part of a ritual offering.

Dr Ben Roberts, a lecturer at Durham University and the British Museum’s former curator of European bronze age collections, described the pressed flower as unique for a votive offering of its time.

Other discoveries include spearheads with blades still sharp, axes, bracelets, arm rings, a chisel and a pair of ornaments thought to have been part of a horse harness.  [...] The Guardian


Actualización: Hallada en un enterramiento de la Edad del Bronce una flor de hace 3.000 años en el interior del mango de un hacha 
Un equipo de arqueólogos ha descubierto en Inglaterra un notable conjunto de ofrendas rituales de la Edad del Bronce que han descrito como “absolutamente increíble” y que incluye joyas, ornamentos, armas y una prístina flor metida a presión en el interior del extremo hueco del mango de un hacha.

The Guardian informa de que el descubrimiento ha sido realizado en un yacimiento arqueológico de Lancashire. El pueblo que creó esta ofrenda era una comunidad de agricultores que depositaba sus ofrendas rituales en lugares inundados. Este tipo de hallazgos tan bien conservados son poco frecuentes y, hasta ahora, los investigadores creían que las ofrendas votivas de la Edad del Bronce eran principalmente de metal. Sin embargo, el reciente descubrimiento revela que estas ofrendas podían incluir una amplia gama de otros elementos, como comida, ropas y objetos de madera...

England: BU archaeologists uncover 6,000-year-old long barrow in the Cotswolds


1/5. Cotswolds dig.  Image Credit : Bournemouth University

A 6,000-year-old prehistoric burial monument has been uncovered northeast of Cirencester in the Cotswolds by archaeologists from Bournemouth University.

Believed to be around 1,000 years older than Stonehenge, the massive mound 60m long by 15m wide, was carefully built of soil and stone by the first farmers living in the area around 4000 BC. It provided a resting place for the dead and a symbol of identity for the living.

The barrow was first noticed about ten years ago and has since been studied through a wide range of geophysical surveys and evaluations that confirmed its identification. In the summer of 2016 proper excavations began with a team of around 80 students, graduates and archaeologists from across the world working to explore the stonework of the mound and define possible chambers inside the structure that might contain burials. Traditionally, up to 50 men, women and children were buried in such monuments over a period of several centuries, long before the discovery of metal working. [...] Bournemouth University / Link 2 

Scientists Trace Society's Myths to Primordial Origins


Credit: Illustration by Jon Foster
 
Analyzing how stories change in the retelling down through the generations sheds light on the history of human migration going as far back as the Paleolithic period 

The Greek version of a familiar myth starts with Artemis, goddess of the hunt and fierce protectress of innocent young women. Artemis demands that Callisto, “the most beautiful,” and her other handmaidens take a vow of chastity. Zeus tricks Callisto into giving up her virginity, and she gives birth to a son, Arcas. Zeus’ jealous wife, Hera, turns Callisto into a bear and banishes her to the mountains. Meanwhile Arcas grows up to become a hunter and one day happens on a bear that greets him with outstretched arms. Not recognizing his mother, he takes aim with his spear, but Zeus comes to the rescue. He transforms Callisto into the constellation Ursa Major, or “great bear,” and places Arcas nearby as Ursa Minor, the “little bear.”

As the Iroquois of the northeastern U.S. tell it, three hunters pursue a bear; the blood of the wounded animal colors the leaves of the autumnal forest. The bear then climbs a mountain and leaps into the sky. The hunters and the animal become the constellation Ursa Major. Among the Chukchi, a Siberian people, the constellation Orion is a hunter who pursues a reindeer, Cassiopeia. Among the Finno-Ugric tribes of Siberia, the pursued animal is an elk and takes the form of Ursa Major.

Although the animals and the constellations may differ, the basic structure of the story does not. These sagas all belong to a family of myths known as the Cosmic Hunt that spread far and wide in Africa, Europe, Asia and the Americas among people who lived more than 15,000 years ago. Every version of the Cosmic Hunt shares a core story line—a man or an animal pursues or kills one or more animals, and the creatures are changed into constellations. [...] Scientific American

Cultura declara Bien Catalogado el yacimiento Cueva del Portichuelo de Jumilla


Cueva del Portichuelo de Jumilla

El yacimiento se corresponde con una cavidad que fue aprovechada como lugar de enterramiento en época eneolítica, III milenio a. C., o en la Edad de Bronce, II milenio a. C

La Consejería de Cultura y Portavocía ha declarado Bien Catalogado por su relevancia cultural el yacimiento arqueológico Cueva del Portichuelo, en Jumilla. La resolución, que hoy se publica en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), informa de que se han cumplimentado los trámites preceptivos sin que se haya presentado ninguna alegación en contra de proteger este espacio.

La directora general de Bienes Culturales, María Comas, declaró que “esta resolución permitirá que el yacimiento del Portichuelo esté a partir de ahora correctamente conservado y protegido, preservándolo para las generaciones futuras y evitando su destrucción o deterioro, según marca la ley de Patrimonio Cultural de la Comunidad Autónoma”.

La Cueva del Portichuelo se ubica en el sector suroeste de la Sierra de la Fuente, a unos 3,5 kilómetros al norte del núcleo poblacional de Jumilla. El yacimiento se corresponde con una cueva que fue aprovechada como lugar de enterramiento en época eneolítica (III milenio a. C.) o en la Edad del Bronce (II milenio a. C.), en relación con un contexto ocupacional definido en la misma unidad fisiográfica: el poblado denominado El Portichuelo, situado a unos 150 metros al noroeste, o las Covachas de enterramiento de la Sierra de la Fuente, situadas a unos 200 metros al noreste... (Audio) CARM.es / Link 2 

La evolución humana como aliada del running




Parir con dolor para correr más rápido y más lejos

Caminar y correr ha sido vital para nuestra subsistencia como especie. Llevamos 250.000 años recorriendo largas distancias para buscar los recursos necesarios y corriendo detrás de nuestras presas para darles caza. Somos el único vertebrado diseñado con la anatomía, la fisiología y la resistencia necesarias para andar y correr. ¿Qué precio pagamos por este diseño tan especial?

El secreto está en la pelvis, que ha evolucionado para pasar de la marcha cuadrúpeda a la bípeda. Cómo se produjo esa transición es una de las cuestiones que traen de cabeza a los expertos en evolución humana, como José María Bermúdez de Castro. Para el codirector de las excavaciones de la Sierra de Atapuerca, “la gran noticia del siglo XXI sería encontrar el esqueleto de nuestro antepasado común con los chimpancés y, en concreto, su pelvis”... (Vídeo) elconfidencial.com

Hallan fósiles humanos y el primer bifaz en Bolomor


4/4. bolomor.com

La 28ena campaña de excavación en la Cova del Bolomor ha concluido con el descubrimiento de cuatro fósiles humanos, y el primer bifaz documentado en toda su secuencia estratigráfica

Los trabajos de campo en la Cova del Bolomor se han prolongado este año durante dos meses, ( del 1 de agosto al 25 de septiembre) y han incluido a más de 70 personas entre estudiantes, licenciados y doctores de diversas universidades y centros de investigación estatales e internacionales. Uno de los objetivos de la campaña fue intervenir en la secuencia superior del sector occidental del yacimiento. Esta parte de la estratigrafía contiene uno de los niveles más fructíferos del yacimiento, el nivel IV, el cual fue excavado a principios de los años 90 y proporcionó más de 24 mil restos faunísticos y más de 4 mil líticos. Tras la determinación de las zonas no afectadas por los antiguos trabajos de cantería de la década de los años 1930, se procedió a la excavación de los niveles más recientes del yacimiento. Las tareas de excavación en esta zona lanzaron a la luz el hallazgo más significativo de la campaña: 4 fragmentos craneales pertenecientes a un homínido que habitó la Cova del Bolomor en sus momentos finales. Estos restos fueron confirmados por el Profesor Juan Luis Arsuaga del Centro UCM-ISCIII de Investigación sobre la Evolución y Comportamiento Humanos de Madrid, miembro del equipo de investigación de Bolomor. Dos de los cuatro fragmentos craneales poseen una fractura diagenética que remonta entre sí y permite situar la pieza en la zona parietal. [...] Cova del Bolomor / Link 2 


Entrada relacionada 
 

El genetista que quiso ser Indiana Jones


El profesor Pääbo. Frank Vinken

Svante Pääbo, fundador de la paleogenética, ha revolucionado el conocimiento relacionado con los orígenes del ser humano

Cuando era adolescente, Svante Pääbo buscó en la egiptología el camino para adentrarse en una vida de aventuras. La idea era convertirse en una especie de Indiana Jones nórdico. Pero catalogar restos de vasijas y estudiar jeroglíficos no coincidía con su concepto de la diversión. Pronto supo que buscaba otra cosa. Tras estudiar Medicina, comenzó a investigar las posibilidades del ADN. Y, a principios de los ochenta, tuvo la loca idea de aplicar la biología molecular a las momias que tanto le habían fascinado. Tres décadas más tarde logró reconstruir la secuencia del genoma neandertal, un hito que revolucionaría lo que el ser humano sabe sobre sus orígenes. Precisamente esa “locura” que llevó a Pääbo a un camino nunca antes recorrido es la característica que él considera que nos define como especie. [...] EL PAÍS