martes, 18 de octubre de 2016

Mysterious 'Hybrid' Animal Discovered in 18,000-Year-Old Cave Art


A previously unknown hybrid species—the mysterious ancestor of the modern European bison. This art appears in the Marsoulas cave in Haute-Garonne, France. (Image: Carole Fritz)

By combining archaeological, paleontological, and genetic evidence, an international team of researchers has identified a previously unknown hybrid species that contains both bison and cattle DNA. The discovery solves a longstanding mystery about the origins of modern European bison.

A new paper published in Nature Communications serves as an excellent case study in how several different disciplines can be brought together to solve a complex scientific problem—and how the work of ancient humans can be brought in to help. Owing to a dearth of fossils, paleontologists have struggled to understand the origins of the modern European bison, one of just a few large land mammals to survive the late Pleistocene extinctions at the end of the last Ice Age some 11,000 years ago.

By analyzing the ancient genomes of 64 bison, and cross-referencing these findings with ancient European cave art and radiocarbon-dated bones, researchers have shown that a new species of bison appeared around 120,000 years ago. This event was an unexpected product of the interbreeding between the now-extinct Steppe bison and the aurochs, an ancestor of modern cattle. [...] gizmodo.com / Link 2 


Actualización: Descubren los orígenes del bisonte europeo a través de ADN y arte rupestre - La Razón
La datación por radiocarbono demostró que esta "misteriosa especie" fue la dominante en Europa durante miles de años en varios periodos, pero también lo alternó durante espacios de tiempo con el bisonte estepario, considerado hasta ahora como el único presente al final de la Edad de Hielo en el continente.

EFE / El bisonte europeo moderno apareció en el continente hace unos 120.000 años tras un proceso de hibridación entre el extinto bisonte estepario y los antepasados de los actuales bovinos, revela un estudio publicado este martes por la revista Nature.

La investigación, liderada por expertos de la Universidad de Adelaida (Australia), llegó a esa conclusión tras comparar pruebas obtenidas del ADN de fósiles antiguos y el arte rupestre creado por humanos hace más de 15.000 años.

Esta "misteriosa especie" ha sido bautizada por los autores como el "bisonte de Higgs", en referencia al esquivo "bosón de Higgs" o "partícula de Dios", descubierto, por fin, en 2012 en el Centro Europeo de Física de Partículas (CERN).

"La constatación de que un proceso de hibridación desembocó en la creación de una especie totalmente nueva fue una gran sorpresa, ya que esto no debería ocurrir realmente en mamíferos. Las señales genéticas obtenidas de huesos antiguos de bisontes eran muy extrañas, pero no estábamos seguros de que esta especie existió. Por eso lo denominamos 'Bisonte de Higgs'", explicó Alan Cooper, de la Universidad de Adelaida.

Hasta ahora, los orígenes del bisonte europeo, diferente respecto a su pariente americano, han estado rodeados de misterio debido la falta de continuidad en los registros de fósiles.

No obstante, los autores de este estudio han logrado determinar con precisión el proceso evolutivo del bisonte europeo al relacionar las pruebas genéticas disponibles con el citado arte rupestre.

Los registros fósiles más antiguos demuestran la existencia en Europa de dos grandes especies de bovinos: el uro, un bóvido salvaje muy parecido al toro, pero de mayor tamaño; y el bisonte estepario.

La extinción del bisonte estepario hace unos 11.700 años dio paso a la aparición, supuestamente repentina, del bisonte europeo, pero la citada discontinuidad en el registro de fósiles había aportado, de momento, muy poca información a los investigadores sobre sus orígenes evolutivos.

A través del análisis del genoma de restos de 64 bisontes obtenidos en cuevas de Europa, los Urales y el Cáucaso, los expertos de la Universidad de Adelaida, junto a colegas estadounidenses y europeos, establecieron que el bisonte europeo moderno apareció en el continente hace unos 120.000 años por la hibridación entre el estepario y el uro.

Además, observaron que el arte rupestre documentó los cambios en el aspecto de los bóvidos, que coinciden con la aparición del bisonte europeo moderno.

Las pinturas con más de 18.000 años de antigüedad, explican, representaban animales con largos cuernos y grandes cuartos delanteros, similares a los bisontes americanos, que también podrían descender del estepario.

Por contra, los dibujos más recientes, aquellos con un antigüedad de entre 12.000 y 17.000 años, describen a unos bóvidos con cuernos más cortos y jorobas menos pronunciadas, más parecidos a los bisontes europeos modernos.

La datación por radiocarbono demostró que esta "misteriosa especie" fue la dominante en Europa durante miles de años en varios periodos, pero también lo alternó durante espacios de tiempo con el bisonte estepario, considerado hasta ahora como el único presente al final de la Edad de Hielo en el continente.

"Los huesos datados revelaron que nuestra nueva especie y el bisonte estepario se alternaron el dominio en el Europa varias veces, coincidiendo con grandes cambios medioambientales provocados por cambios climáticos, aporta Julien Soubrier, de la Universidad de Adelaida.

"Los investigadores franceses nos confirmaron que hubo realmente dos tipos diferentes de arte sobre bisontes en las cuevas de la Edad del Hielo y que su antigüedad coincide. No hubiésemos imaginado nunca que los artistas rupestres pintaron amablemente para nosotros a ambas especies", concluye el experto.

La Cueva del Mirón y la historia genética de la Europa paleolítica




(Audio defectuoso)

Conferencia el 17/10/2016 de Manuel González Morales
Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP
Centro Histórico, Puebla, Pue., México

Actividad previa realizada dentro del marco del I Coloquio sobre Temas Selectos de la Estética y el Arte: Historia natural del arte: evolución de la cognición y de la conducta artificadora.
centrolombardo.edu.mx

#. Vídeo añadido a PaleoVídeos > L.R.1.12 nº 46

Las aventuras de Kanide ofrece las vivencias de un niño de la época de la cueva de Ekain



Este primer tomo se titula 'La cueva de los caballos' y está inspirado en Ekain, una cavidad famosa por sus pinturas rupestres de la época del Magdaleniense, hace unos 12.000 años

El escritor Iñaki Sainz de Murieta (San Sebastián, 1985) y el dibujante Miguel Berzosa (San Sebastián, 1945) han publicado la primera entrega de 'Las aventuras de Kanide', que quiere mostrar a los niños cómo era la vida en la prehistoria en la península ibérica.

Este primer tomo se titula 'La cueva de los caballos' y está inspirado en Ekain, una cavidad famosa por sus pinturas rupestres de la época del Magdaleniense, hace unos 12.000 años.

El protagonista, y narrador, es Kanide, un niño de unos siete años, que cuenta cómo pasan los días en su clan, que habita chozas fabricadas con pieles de búfalo, cerca de una cueva que alberga, en una zona algo alejada de la entrada, pinturas de caballos.

El libro tiene su componente didáctico. Muestra, por ejemplo, cómo se preparaba el ocre para hacer pinturas rupestres, y cómo se calentaban piedras para luego echarlas al agua y poder cocer alimentos.

Iñaki Sainz de Murieta es maestro y un gran aficionado a la arqueología. Comenzó en ese terreno ayudando a Jesús Altuna precisamente en la cavidad de Ekain. Tiene la intención de -si esta primera historia tiene buena acogida- escribir otro tomo ambientado en Altamira. Es autor de una novela etnográfica titulada 'Lazos de sangre', ambientada en una sociedad cazadora-recolectora de América septentrional.

Por su parte, Miguel Berzosa es un dibujante con una larga trayectoria. Autor de más de veinte álbumes de cómic, se ha especializado en biografías de santos. diariovasco.com

Mamuts, Gigantes de la edad del hielo - RTVE.es


 
Documenta 2
Estreno, martes 18 de octubre 18:00h. La 2 
Documental elaborado por el experto en mamuts, el holandés Dick Mol
Este trabajo explica la evolución de las 5 especies de mamuts

Hace 15.000 años nuestro planeta estaba habitado por millones de mamuts. Sus antepasados se dirigieron hacia el norte desde las sabanas de África, en una época muy anterior y se extienden a lo largo de gran parte del mundo.

Este movimiento migratorio comenzó en una fase climática más cálidas por lo que cuando la edad de hielo empezó todas estas criaturas se vieron obligadas a realizar una de las hazañas más grandes -con su adaptación- de toda historia de la tierra. [...] RTVE.es


Actualización: Vídeo. Mamuts, Gigantes de la edad del hielo - RTVE.es
Contenido disponible hasta el 25 de octubre de 2016.

HPV Came from Neanderthals, Denisovans Interbreeding with Modern Humans


Life-sized sculpture of Neanderthal female at National Archeological Museum of Madrid. Photo: Juan Aunion

Human papillomavirus (HPV) comes in hundreds of different strains, and infects almost everyone at some point in their lifetimes. For most people, the infection passes by without symptoms, due to the evolutionary mechanisms Homo sapiens have developed to combat the virus.

But a particular variety called HPV16 can cause cervical and other cancers. A new study contends that the strain actually hopped to modern humans during sex with Neanderthals and Denisovans, our ancient cousins.

The massive genetic-sequencing project indicates that the microbiology of the virus could tell us a bit about humanity’s family tree, the authors write in the latest issue of Molecular Biology and Evolution.

“Our results suggest that ancestral HPV16 already infected the ancestor of H. sapiens and H. neanderthalensis half a million years ago, and that two main HPV16 lineages codiverged with either human lineage,” they write. “When a population of modern humans migrated out of Africa some 60 to 120 thousand years ago… and interbred with Neanderthal/Denisovan populations in Europe and in Asia, a transfer of sexually transmitted pathogens occurred, in parallel with the genomic introgression.” [...] laboratoryequipment.com / Link 2


Actualización: Por tener sexo con los Neandertal, nuestros ancestros se contagiaron de papiloma  / Link 2
Los humanos modernos portamos el virus del papiloma humano VPH porque nuestros ancestros tuvieron relaciones sexuales con los Neandertal y Denisova, alrededor de 100.000 años atrás, según un trabajo publicado en la revista Molecular Biology and Evolution. El documento sugiere estas relaciones sexuales ocurrieron luego de que nuestros antecesores (homo sapiens) dejaron el África y se expandieron por Eurasia.

Los investigadores del Centro Nacional de Investigación Científica en Francia y el español Instituto de Oncología se interesaron particularmente por la cepa cancerígena del VPH, llamada VPH16. Se estima que esta última afecta a un 4% de estadounidenses y se sabe que puede incrementar el riesgo de cáncer cervical o cáncer de cuello uterino —de hecho, junto con la cepa VPH18 son las causantes de un 70% de enfermedades de cáncer.

El estudio observó 118 secuencias de VPH16 de 5 diferentes subtipos de virus para ver cómo evolucionaron. Luego usaron un algoritmo computarizado para analizar las estructuras de los virus, y finalizaron con una línea de tiempo genética, mostrando cómo el virus cambió con los años.
Los hallazgos arrojaron que el HPV16 tiene aproximadamente 500.000 años de antigüedad y se habría originado en las poblaciones Neandertal y Denisovan, las que más tarde contagiaron el virus a los primeros humanos modernos. “El VPH16 se bifurcó al encontrarse ambas estirpes”, indicó el equipo a Laboratory Equipment...

How the First Farmers Changed History




A fossilized skeleton of a human who was buried beneath a floor in a family home in Ain Ghazal, a 10,000-year-old farming village in Jordan. Credit C. Blair/The Ain Ghazal Archaeological Project

Beneath a rocky slope in central Jordan lie the remains of a 10,000-year-old village called Ain Ghazal, whose inhabitants lived in stone houses with timber roof beams, the walls and floors gleaming with white plaster.

Hundreds of people living there worshiped in circular shrines and made haunting, wide-eyed sculptures that stood three feet high. They buried their cherished dead under the floors of their houses, decapitating the bodies in order to decorate the skulls.

But as fascinating as this culture was, something else about Ain Ghazal intrigues archaeologists more: It was one of the first farming villages to have emerged after the dawn of agriculture.

Around the settlement, Ain Ghazal farmers raised barley, wheat, chickpeas and lentils. Other villagers would leave for months at a time to herd sheep and goats in the surrounding hills.

Sites like Ain Ghazal provide a glimpse of one of the most important transitions in human history: the moment that people domesticated plants and animals, settled down, and began to produce the kind of society in which most of us live today.

But for all that sites like Ain Ghazal have taught archaeologists, they are still grappling with enormous questions. Who exactly were the first farmers? How did agriculture, a cornerstone of civilization itself, spread to other parts of the world? [...] The New York Times


Actualización: ¿Dónde vivían los primeros agricultores? | La Gaceta  Cómo los primeros agricultores cambiaron la historia
Detrás de una pendiente rocosa en el centro de Jordania yacen los restos de un poblado de 10.000 años de antigüedad llamado Ain Ghazal, cuyos habitantes vivieron en casas de piedra con vigas de madera como techo, con paredes y pisos relucientes por el yeso blanco. 

Cientos de personas que residieron ahí acudían a rezar en santuarios circulares y elaboraban evocadoras esculturas con ojos enormes de 91 centímetros de alto. Enterraban los restos de sus seres queridos bajo el piso de sus casas y decapitaban los cuerpos para decorar el cráneo.

Pero hay otro elemento sobre Ain Ghazal que intriga aún más a los arqueólogos: fue una de las primeras poblaciones campesinas que surgieron después de los albores de la agricultura...