jueves, 17 de noviembre de 2016

El yacimiento de Lezetxiki se cierra tras veinte años de excavaciones


Álvaro Arrizabalaga, Xabier Peñalver, Iñaki Amundarain, Mertxe Urteaga y Iosu Etxezarraga, ayer en la Diputación. / MICHELENA

El equipo de Álvaro Arriazabalaga redactará la memoria con los hallazgos

Después de veinte años de excavaciones, el yacimiento Lezetxiki en Arrasate se cerrará mientras el equipo que ha trabajado en la cueva elabora una extensa memoria con todo los datos recogidos durante 21 campañas. El director de las excavaciones, Álvaro Arrizabalaga, explicó ayer que «hemos alcanzado el objetivo primero, llegar a la roca madre». Por esta razón, ahora se clausura el yacimiento, excavado entre 1956 y 1968 por José Miguel de Barandiaran. «Barandiaran trabajó en una superficie muy grande, entorno a los 100 metros cuadrados y encontró materiales muy importantes desde el punto de vista antropológico y paleontológico. Nosotros hemos dado continuidad a esas investigaciones», explicó el doctor de la UPV.

En estas dos últimas décadas de excavaciones en la cueva en la que se han encontrado testimonios de presencia humana de hace unos 200.000 años, se han topado con cuatro metros de galería que deberán ser estudiados en un futuro sin concretar.

En todo este tiempo han pasado por la cueva 318 colaboradores de los cinco continentes, aunque Arrizabalaga destacó el apoyo desinteresado de los espeleólogos y arqueólogos de la zona. Es un terreno de grandes dimensiones con 180 metros cúbicos de sedimento arqueológico excavados lo que suponen unas 300 toneladas y se han recuperado más de 55.000 objetos, la mayoría restos óseos. Estos materiales han dado pie a cuatro tesis doctorales ya concluidas, 49 artículos en revistas casi todas internacionales y 96 ponencias.

Para Arrizabalaga son especialmente importantes varios descubrimientos como el conjunto de moluscos, incluida una concha roja traída desde el Mediterráneo por los neanderthales. «Es un yacimiento excepcional desde el punto de vista paleontológico porque está ayudando a llenar muchos huecos del Pleistoceno y el Paleolítico».

El responsable de las excavaciones en Lezetxiki realizó ayer estas declaraciones durante una rueda de prensa que se ofreció en la Diputación para informar sobre las ayudas que el departamento de Cultural concederá el año que viene a los trabajos arqueológicos en suelo guipuzcoano y para comenzar la situación de algunos de los principales yacimientos. El diputado foral Denis Itxaso estuvo acompañado también por Iosu Etxezarraga que ha centrado su trabajo en los hallazgo de Sanpedroburu en Bidania-Goiatz, Xabier Peñalver que habló de las excavaciones del poblado de Basagain en Anoeta, y el alcalde Amezketa Iñaki Amundarain y la arqueóloga Mertxe Urteaga que se refirieron a los hallazgos de Arritzaga [...] diariovasco.com


Actualización: Aranzadi divulga esta semana sus trabajos en Lezetxiki . diariovasco.com
La edición número 15 de las Jornadas de Arqueología de Aranzadi viene especialmente ambiciosa. Álvaro Arrizabalaga resumirá los 20 años de excavaciones en Lezetxiki...

... Hoy será la primera conferencia. El arqueólogo Álvaro Arrizabalaga hablará sobre los 20 años de excavaciones en el yacimiento de Lezetxiki. José Miguel Barandiaran encontró allí un húmero que ha resultado ser el resto humano más antiguo del País Vasco, sólo superado en la península por los encontrados en Atapuerca.

Arrizabalaga ha dirigido durante 20 años un equipo multidisciplinar muy amplio. «Los resultados obtenidos, tanto de fauna como de industria lítica, nos proporcionan unas de las visiónes más completas de la evolución del poblamiento humano durante el paleolítico en la península ibérica», manifestó ayer Juantxo Agirre Mauleon, secretario general de la sociedad de ciencias Aranzadi.

El año pasado se decidió poner un paréntesis en las excavaciones de Lezetxiki. Además Arrizabalaga ha sido designado director de Investigación del Gobierno Vasco...

¿Los autistas fueron una parte del éxito evolutivo de la especie humana?


En el arte rupestre se pueden detectar pistas sobre rasgos autistas. (Foto: University of York)

Hace 100.000 años, sucedió un sutil cambio en nuestra historia evolutiva como especie que permitió a las personas que pensaban y se comportaban de forma diferente (como sucede con aquellos que tienen autismo) integrarse en la sociedad. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de académicos de la Universidad de York, en el Reino Unido.

El cambio se produjo con la aparición de la moralidad o ética colaborativa, una inversión en el bienestar de todos los del grupo, e implicó que las personas que mostraban rasgos autistas no solo fueran aceptadas sino que posiblemente fueran respetadas por sus capacidades únicas, ya que a veces las personas con autismo poseen habilidades extraordinarias en campos específicos.

Es probable que algunos de nuestros antepasados tuvieran autismo, dado que la genética sugiere que el trastorno posee una larga historia evolutiva.

Pero en vez de ser dejados de lado, o como mucho tolerados, todo apunta, según el equipo de investigación, a que bastantes desempeñaron papeles importantes en su grupo social debido a sus habilidades y talentos especiales.

El equipo de Penny Spikins, de la Universidad de York, sostiene que la diversidad, la variación entre las personas, fue probablemente más significativa en el éxito evolutivo humano que las características comunes. Spikins cree que fue la diversidad entre personas la que llevó al éxito humano y que esta es particularmente importante dado que nos proporciona papeles especializados. Una de las conclusiones del estudio es que fue el surgimiento de la moralidad colaborativa lo que hizo posible ampliar la diversidad de la personalidad humana. [...] Ciencia y la Tecnología 


Autism and human evolutionary success - News and events, The University of York A subtle change occurred in our evolutionary history 100,000 years ago which allowed people who thought and behaved differently – such as individuals with autism - to be integrated into society, academics from the University of York have concluded.

The change happened with the emergence of collaborative morality - an investment in the well-being of everyone in the group - and meant people who displayed autistic traits would not only have been accepted but possibly respected for their unique skills.

It is likely our ancestors would have had autism, with genetics suggesting the condition has a long evolutionary history.

But rather than being left behind, or at best tolerated, the research team conclude that many would have played an important role in their social group because of their unique skills and talents...

Una mazorca de 5.000 años cuenta la historia del maíz


Esta mazorca o elote, encontrada en una cueva del valle de Tehuacán, tiene 5.310 años. B. Smith | EPV

El paso de la mala hierba teosinte al cereal más producido del planeta fue un proceso lento y gradual

Una mazorca de 5.000 años muestra cómo fue la domesticación del maíz. El análisis de su ADN da pistas sobre el proceso que llevó a una mala hierba como el teosinte a convertirse en la base alimenticia de América. Aquella mazorca (también llamada elote o choclo) era muy diferente del maíz actual, pero ya portaba los genes del cereal que se ha convertido, según la FAO, en el más producido del mundo.

El maíz entró en la dieta de los humanos hace apenas 9.000 años. De esa época son los restos encontrados en cuevas del valle del río Balsas, en el suroeste de México. La comparación genética entre el maíz actual (Zea mays L. ssp. mays) y su antecesor, el teosinte (Zea mays ssp. parviglumis), confirman que fue por entonces cuando empezaron a divergir ambas plantas. Pero el resto de la historia hasta que el maíz se convirtió en el principal sustento de las grandes civilizaciones americanas apenas está escrita.

Ahora, un grupo de investigadores, entre ellos varios mexicanos, ha tenido la rara ocasión de conseguir una muestra de ADN de una de las mazorcas más antiguas de las que se conservan y que por su antigüedad, 5.310 años, se coloca en la mitad de la historia. Se trata de la llamada Tehuacán162, localizada en los años 60 por arqueólogos estadounidenses en una cueva del valle de Tehuacán, en Puebla (México). Aunque se han hallado elotes aún más antiguo, este apenas ha sido contaminado por ADN bacteriano en todo este tiempo. Eso ha permitido a los científicos secuenciar su genoma, cuyos resultados acaban de publicar en Current Biology. [...] EL PAÍS


Ancient corn cob shows how maize conquered the world - BBC News  / Link 2
Scientific analysis of a cob of corn dating back 5,000 years shows how maize became one of our most popular cereals.

Farming by early civilisations started a process of domestication that produced the sweet yellow corn we use today for food or fuel.

Ancient DNA extracted from the cob gives a window into the past to the time when maize was first grown.

The cob is one of the oldest in the world and was excavated from a cave in the Tehuacan Valley, Mexico.

"Based on archaeological evidence and modern DNA evidence, we already know that maize was domesticated in Mexico some time between about 10,000 and 6,000 years ago," said Nathan Wales, of the Natural History Museum of Denmark in Copenhagen.

"What we did not know using modern DNA or other information is really how this process gets going and the timing of different events in the past."...

Un nuevo estudio confirma la dieta variada de los antepasados más remotos de la especie humana en África oriental


2/3. El nuevo estudio, publicado en la revista PLOS ONE, analiza el patrón de microestriación de la dentición en diferentes especies de primates ya extinguidos.
 
La dieta de nuestros antepasados más remotos, los homininos, fue más rica y variada de lo que se pensaba hasta ahora, según describe un artículo publicado en la revista PLOS ONE que firma un equipo de la Unidad de Zoología y Antropología Biológica del Departamento de Biología Evolutiva, Ecología y Ciencias Ambientales de la Universidad de Barcelona, bajo la dirección del profesor Alejandro Pérez Pérez. El nuevo trabajo revela que, tras el proceso de separación del linaje del chimpancé, hace unos seis millones de años, nuestros antepasados más directos se especializaron de forma diferencial para explotar los recursos alimentarios en ambientes muy diversos. [...] Universitat de Barcelona / EFE

A new study verifies the varied diet of human species’ most remote ancestors in East Africa - Universitat de Barcelona  / Link 2 
Our most remote ancestors, hominines, had a diet richer and more varied that what it was thought until the present moment, according to an article published in the journal PLOS ONE by a team of the Biological Anthropology Unit from the Department of Evolutionary Biology, Ecology and Environmental Sciences of the University of Barcelona, under the supervision of Professor Alejandro Pérez-Pérez. According to the new study, after the separation process from the chimpanzee lineage, six million years ago, our most direct ancestors specialized differently to exploit food resources in diverse environments...


Actualización: Debatiendo sobre la dieta de nuestros ancestros | Reflexiones de un primate
No es sencillo averiguar en detalle la dieta de nuestros antepasados del Plioceno y Pleistoceno. Se puede aspirar a conocer aspectos generales basándose en una serie de inferencias y en algunos datos concretos. Por ejemplo, los especies del género Paranthropus representan una rama bien definida de nuestra genealogía. Sus características anatómicas son muy particulares e inconfundibles. Aunque durante mucho tiempo se clasificaron como “formas robustas” del género Australopithecus los aspectos anatómicos y biológicos de estos homininos son demasiado exclusivos y diferentes de las especies contemporáneas de anatomía más generalizada...