viernes, 18 de noviembre de 2016

World's oldest temple to be nominated for Heritage List



Turkey will nominate Göbeklitepe, branded the world's oldest temple, for the UNESCO World Heritage List. As a well-preserved site in southeastern Turkey, it will be the 16th inclusion from the country on the list, if admitted

Göbeklitepe, a set of ancient structures labeled as the world's oldest temple, will be nominated to the UNESCO World Heritage List. Turkey plans to present its nomination to the international body in February, in addition to other historical sites, aiming to boost their preservation.

Situated in present-day Şanlıurfa province in southeastern Turkey, Göbeklitepe will be the 17th site in Turkey to be included in the list if its nomination is accepted. The historic site includes a Neolithic settlement that was discovered in 1963.

Characterized as "ground zero for human history," Göbeklitepe stands out among other archaeological sites, dating back 12,000 years, circa 10,000 B.C. Excavations at the site were launched in 1995 by German Professor Klaus Schmidt, who brought to life the previously-unearthed finds that have long caused a stir among academics. [...] Daily Sabah


Actualización: Turquía presentará templo más antiguo del mundo a la Unesco  
Ankara, 18 nov (PL) Turquía designará a Gobeklitepe, el templo más antiguo del mundo, para la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas (Unesco), según publicó hoy el diario Sabah.

De ser admitida, su inclusión sería el 17º sitio de Turquía en ser reconocido en el legado mundial de monumentos y sitios de una gran riqueza natural y cultural, lista a la cual Turquía ya presentó este año otra solicitud relativa a la antigua ciudad griega de Afrodisisas, en el oeste del país, que alberga ruinas de un templo, un estadio y otras estructuras.

La propuesta de Gobeklitepe será presentada a la organización internacional en febrero, y se le define como la 'zona cero de la historia humana', pues cuenta con una antigüedad de 12 mil años y revolucionó muchas de las conjeturas de arqueólogos y académicos.

Las excavaciones llevadas a cabo revelaron que las instalaciones construidas en el sitio no eran para uso doméstico, sino con fines rituales o religiosos, y mostraron uno de los primeros ejemplos de un sistema social avanzado con monumentos, espacios sagrados y motivos simbólicos.

Antes de conocerse Gobeklitepe, círculos académicos creían que el hombre comenzó a construir templos tras adoptar una vida sedentaria al abandonar sus prácticas de cazadores-recolectores, sin embargo los hallazgos determinaron que el lugar fue el centro de reunión de los últimos cazadores nómadas antes de que cambiaran a un estilo de vida basado en la agricultura.

Situado en la actual provincia de Sanliurfa, en el sureste de Turquía, Gobeklitepe fue descubierto en 1963 y cuenta con al menos 20 instalaciones erigidas en piedra, que los arqueólogos denominan como un templo, con una antigüedad superior al inicio de la agricultura o la invención de la cerámica.

El yacimiento de Cavet de Cambrils (Tarragona) avala el intercambio de productos entre el litoral y el interior durante el Neolítico


Las excavaciones del Cavet. IPHES

Los arqueólogos han encontrado herramientas de piedra confeccionadas con variedades de sílex del Montsant y los Monegros

Desde el día 9 de noviembre y hasta el próximo martes día 22 se efectúa una excavación en el yacimiento neolítico del Cavet de Cambrils que ha aportado nuevas evidencias en relación a la movilidad de los homínidos. Concretamente, son herramientas de piedra, algunas de las cuales han sido confeccionadas con variedades de sílex procedente de zonas alejadas de este territorio, como el Montsant y los Monegros.

«Muy probablemente se intercambiaba sílex de buena calidad del interior por productos del litoral, como pueden ser conchas y caracoles marinos, que eran utilizados para la fabricación de ornamentos, que localizamos en yacimientos tierra adentro,» afirman Marta Fontanals y Josep Maria Vergès, codirectores de la excavación y miembros del IPHES.

Estas piezas han aparecido en el punto donde se ha documentado la potencia sedimentaria más importante del Cavet, a una profundidad de unos 3 metros. Otro descubrimiento importante ha sido lo que podría ser una franja de un foso de protección de un poblado del neolítico antiguo.

Petita mostra d'eines de pedra i productes del litoral, com petxines i cargols, trobats a la campanya d'enguany al Cavet - IPHES

La alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, y el concejal de Cultura, Lluís Abella, han visitado la excavación acompañados del director del IPHES Robert Sala; la gerente de este centro de investigación, Maria Targa, y el director del Museo de Historia, Gerard Martí.

Mendoza ha destacado la apuesta del Ayuntamiento de Cambrils para que se pueda seguir estudiando este yacimiento y para poner en valor el patrimonio. Justamente este año se cumplen los 10 años de investigación, desde que el año 2006 el Museo de Historia del Ayuntamiento de Cambrils firmó el convenio marco con el IPHES. diarimes.com / Link 2

El IPHES dirige una nueva campaña de excavación del 9 al 22 de noviembre... 

Australia’s oldest piece of indigenous jewellery has been found in the Kimberleys


The bone ornament. Image: ANU

Archaeologists have found Australia’s oldest piece of indigenous jewellery, a pointed kangaroo bone worn through the nose, in the Kimberley region of Western Australia.

Chris Pash. The ornament has been dated at more than 46,000 years old and debunks a theory that bone tools were not used in Australia for thousands of years.

Dr Michelle Langley of the ANU says the jewellery is the earliest hard evidence that Australia’s first inhabitants were using bone to make tools and ornaments.

“We know people had bone tools in Africa at least 75,000 years ago. People were leaving Africa around the same time and arrived in Australia some 60,000 years ago,” she says.

Until recently the earliest bone tools found in Australia dated to about 20,000 years ago.

“Some people believed that the knowledge of bone tool making was lost on the journey between Africa and Australia,” she says.

“With this find, we now know they were making bone tools soon after arriving in Australia.”

The bone, a shaped point made on kangaroo leg bone with traces of red ochre, was dug up at Carpenter’s Gap, a rockshelter in Windjana Gorge National Park.

It was found below a deposit dated to 46,000 years ago.

Indigenous Australians found a variety of uses for kangaroo leg bones including leatherwork, basketry, ceremonial tasks and bodily decoration.

“The bone we found is most consistent with those used for facial decoration,” she says.

Nose bones were worn in Australia until recently. National Library of Australia

“All across Australia both men and women would wear a bone point through their nose identical to this one. Children in some communities were known to have had their nose pierced quite young, while in others only certain individuals were allowed to adorn themselves in this fashion.”

Dr Langley says the artefact is rare and remarkable discovery.

“Organic based items like this don’t survive in the north Australian archaeological record very often, so it’s a very unusual find,” she says.

The research has been published in Quaternary Science Reviews.

The site of the discovery is located in the same national park that a fragment of the world’s oldest stone axe was found. Despite being the size of a thumbnail the piece dates back to the Stone Age, 45,000 to 49,000 years ago, about the same time humans arrived in Australia. Business Insider / Link 2 (Audio) / Link 3


Actualización: Hallado en Australia un ornamento de al menos 46.000 años
La pieza australiana más antigua de joyería indígena ha sido descubierta en la región de Kimberley, en el norte de Australia, por arqueólogos de la Universidad Nacional Australiana (ANU).

El ornamento, un hueso de canguro puntiagudo desgastado que se colocaba como pasador en la nariz, ha sido datada en más de 46.000 años y desacredita la teoría de que las herramientas de hueso no fueron utilizadas en Australia durante miles de años.

La investigadora Michelle Langley, de la Escuela de Cultura, Historia y Lenguaje de la ANU, dijo que esta es la primera prueba de que los primeros habitantes de Australia ya usaban huesos para hacer herramientas y adornos.

"Sabemos que los primeros humanos tenían herramientas de hueso en África hace al menos 75.000 años, salieron de África al mismo tiempo y llegaron a Australia hace unos 60.000 años", dijo Langley.

"Hasta hace muy poco, las primeras herramientas óseas que habíamos encontrado en Australia databan de hace unos 20.000 años, por lo que ha habido una vacío de 40.000 años. Algunos científicos habían pensado que el conocimiento de la fabricación de herramientas óseas se perdió en el viaje entre África y Australia. Con este hallazgo, ahora sabemos que producían herramientas de hueso poco después de llegar a Australia".

El hueso fue desenterrado en Carpenter's Gap, una gran roca en el Parque Nacional Windjana Gorge.

"Es un pasador formado en hueso de pata de canguro, y en cada extremo podemos ver rastros de ocre rojo", dijo Langley. "Este artefacto fue encontrado debajo de un depósito fechado en 46.000 años, así que es más viejo que esa fecha."

A lo largo de la historia, los australianos indígenas han utilizado huesos de pata de canguro para una variedad de actividades, tales como cuero, cestería, tareas ceremoniales y decoración corporal. "El hueso que encontramos es más consistente con los utilizados para la decoración facial", dijo.

"En toda Australia, tanto los hombres como las mujeres llevaban una punta de hueso a través la nariz idéntica a ésta, y se sabía que los niños de algunas comunidades tenían la nariz perforada desde muy jóvenes, mientras que en otros casos sólo se permitía que ciertos individuos se adornaran de esta manera", explicó.

Langley dijo que la localización y la naturaleza de este artefacto constituyen un descubrimiento raro y notable. "Artículos orgánicos como este no sobreviven en el registro arqueológico del norte de Australia con mucha frecuencia, por lo que es un hallazgo muy inusual", dijo.