jueves, 24 de noviembre de 2016

Los monzones volvieron húmedo el Sáhara hace 11.000 años


Researchers reconstructed the African dust plume over the last 23,000 years by analyzing sediment core samples from the Bahamas, pictured here.

Un periodo climático con monzones tornó húmedo el actual Desierto del Sáhara hace 11.000 años, y redujo la formación de columnas de polvo que se extienden a otras partes del mundo.

EUROPA PRESS. Un periodo climático con monzones tornó húmedo el actual Desierto del Sáhara hace 11.000 años, y redujo la formación de columnas de polvo que se extienden a otras partes del mundo.

Cada año, los vientos alisios sobre el Desierto del Sáhara despliegan enormes columnas de polvo mineral, transportando cientos de teragramos --lo suficiente para llenar 10 millones de camiones de basura-- a lo largo de África del Norte y sobre el Océano Atlántico. Este polvo puede volar durante miles de kilómetros y establecerse en lugares tan lejanos como Florida y las Bahamas.

El Sáhara es la fuente más grande de polvo arrastrado por el viento a la atmósfera de la Tierra. Pero investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), la Universidad de Yale, en Estados Unidos, y de otros lugares informan que la columna africana era mucho menos polvorienta entre hace 5.000 y 11.000 años, conteniendo sólo la mitad de la cantidad de polvo que se transporta hoy.

En un artículo publicado en 'Science Advances', los investigadores han reconstruido la columna de polvo africano durante los últimos 23.000 años y han observado una reducción dramática en el polvo que comenzó hace alrededor de 11.000 años. Dicen que este penacho debilitado puede haber permitido que llegue más luz solar al océano, aumentando su temperatura en 0,15 grados Celsius, un aumento pequeño pero significativo que probablemente ayudó a levantar monzones sobre el norte de África, donde el clima en ese momento era mucho más templado y hospitalario de lo que es hoy.

"En el océano tropical, las fracciones de un grado pueden causar grandes diferencias en los patrones de precipitación y los vientos", explica el coautor David McGee, profesor asistente de Desarrollo Profesional en el Departamento de Tierra, Ciencias Atmosféricas y Planetarias del MIT. "Parece que las variaciones de polvo pueden tener efectos lo suficientemente grandes para que sea importante saber cómo de grandes fueron esos impactos en climas pasados y futuros".

EL SÁHARA ERA MÁS VERDE Y HÚMEDO EN EL HOLOCENO

Alrededor de 11.000 años atrás, la Tierra acababa de salir de la última edad de hielo y estaba comenzando una nueva época interglacial conocida como Holoceno. Geólogos y arqueólogos han encontrado pruebas de que durante este periodo el Sáhara era mucho más verde, más húmedo y más habitable de lo que es hoy.

"También hubo un extenso asentamiento humano en todo el Sáhara, con estilos de vida que nunca serían posibles hoy en día --detalla McGee--. Investigadores de sitios arqueológicos han encontrado ganchos de peces y lanzas en medio del Sáhara, en lugares que hoy serían completamente inhabitables, por lo que claramente había mucha más agua y precipitación sobre el Sáhara".

Esta evidencia de condiciones húmedas muestra que la región experimentó lluvias monzónicas regulares durante el Holoceno temprano, lo que se debió principalmente a la lenta oscilación del eje de la Tierra, que expuso el Hemisferio Norte a más luz solar durante el verano; lo que, a su vez, calentó la tierra y el océano y atrajo más vapor de agua --y precipitación-- sobre el norte de África. El aumento de la vegetación en el Sáhara también puede haber desempeñado un papel, absorbiendo la luz solar, calentando la superficie y atrayendo más humedad sobre la tierra.

"Lo misterioso es que si se intenta simular todos estos cambios en esos climas tempranos y a mediados del Holoceno, los modelos intensifican los monzones, pero en ninguna parte cercana a las cantidades sugeridas por los paleodatos --subraya McGee--. Una de las cosas que no se tienen en cuenta en estas simulaciones son los cambios en el polvo sacado por el viento".

En sus resultados, McGee y sus colegas proponen que una reducción en el polvo africano puede haber contribuido a aumentar las lluvias monzónicas en la región. Los investigadores llegaron a esta conclusión después de estimar la cantidad de polvo de viento de largo alcance emitido desde África durante los últimos 23.000 años, desde el final de la última edad de hielo hasta hoy.

Se centraron en el polvo transportado a largas distancias, ya que estas partículas son pequeñas y lo suficientemente ligeras como para ser levantadas y transportadas a través de la atmósfera durante días antes de establecerse a miles de kilómetros de distancia de su fuente. Este polvo de grano fino dispersa la radiación solar entrante, enfriando la superficie del océano y afectando potencialmente a los patrones de precipitación, dependiendo de cuánto polvo hay en el aire.

Para estimar cómo la columna de polvo de África ha cambiado a lo largo de miles de años, el equipo de científicos buscó lugares donde el polvo debería acumularse rápidamente. El polvo puede hundirse en el suelo del océano abierto, pero hay capas de sedimento que se acumulan muy lentamente, a una velocidad de 1 centímetro cada 1.000 años.

Lugares como las Bahamas, por el contrario, acumulan sedimentos mucho más rápidamente, lo que facilita a los científicos determinar las edades de las capas de sedimentos en particular. Es más, se ha demostrado que la mayor parte del polvo que se ha acumulado en las Bahamas no proviene de regiones locales como las de Estados Unidos, sino del Sáhara.

UN CAMBIO QUE ELEVÓ 0,15 º C LA TEMPERATURA DEL MAR

McGee y sus colegas obtuvieron muestras de núcleos de sedimentos de las Bahamas que fueron recogidas en la década de 1980 por científicos de la 'Woods Hole Oceanographic Institution', que llevaron las muestras al laboratorio y analizaron su composición química, incluyendo los isótopos del torio, un elemento que existe en el polvo transportado por el viento en todo el mundo, a concentraciones conocidas. Determinaron la cantidad de polvo en cada capa de sedimento midiendo el isótopo primario del torio y determinaron cómo de rápido se estaba acumulando midiendo la cantidad de un isótopo de torio raro en cada capa.

De esta manera, el equipo analizó las capas de sedimento de los últimos 23.000 años y demostró que alrededor de 16.000 años atrás, hacia el final de la última edad de hielo, la columna de polvo estaba en su punto más alto, al menos dos veces la cantidad de polvo sobre el Atlántico, en comparación con hoy. Sin embargo, entre 5.000 y 11.000 años atrás, esta columna se debilitó significativamente, con sólo la mitad de la cantidad de polvo de viento de hoy en día.

Los colegas de la Universidad de Yale entonces conectaron sus estimaciones en un modelo del clima para ver cómo estos cambios en la columna de polvo africano afectarían a las temperaturas del océano en el Atlántico del norte y el clima total en el norte de África. Las simulaciones mostraron que una caída en el polvo llevado por el viento a larga distancia elevaría las temperaturas de la superficie del mar en 0,15 grados Celsius, atrayendo más vapor de agua sobre el Sáhara, lo que habría ayudado a impulsar las lluvias monzónicas más intensas en la región.

"El modelo mostró que si el polvo tuviera impactos relativamente pequeños sobre las temperaturas de la superficie del mar, esto podría tener impactos pronunciados sobre la precipitación y los vientos tanto en el Atlántico Norte como en el Norte de África", dice McGee. Al señalar que el siguiente paso clave es reducir la incertidumbre en el modelado de los impactos climáticos del polvo, agrega: "No estamos diciendo que la expansión de las lluvias monzónicas en el Sáhara fue causada únicamente por los impactos del polvo. Estamos diciendo que necesitamos averiguar cómo de grandes son esos impactos de polvo para entender tanto los climas pasados como los futuros".

Saharan dust in the wind 
Scientists find huge reduction in African dust plume led to more Saharan monsoons 11,000 years ago.

Every year, trade winds over the Sahara Desert sweep up huge plumes of mineral dust, transporting hundreds of teragrams — enough to fill 10 million dump trucks — across North Africa and over the Atlantic Ocean. This dust can be blown for thousands of kilometers and settle in places as far away as Florida and the Bahamas.

The Sahara is the largest source of windblown dust to the Earth’s atmosphere. But researchers from MIT, Yale University, and elsewhere now report that the African plume was far less dusty between 5,000 and 11,000 years ago, containing only half the amount of dust that is transported today.

In a paper published today in Science Advances, the researchers have reconstructed the African dust plume over the last 23,000 years and observed a dramatic reduction in dust beginning around 11,000 years ago. They say this weakened plume may have allowed more sunlight to reach the ocean, increasing its temperature by 0.15 degrees Celsius — a small but significant spike that likely helped whip up monsoons over North Africa, where climate at the time was far more temperate and hospitable than it is today. [...]  MIT News

Cultura inicia la declaración de la Cova d'Or como BIC


beniarres.org

La Generalitat ha incoado expediente de actualización y adaptación al Inventariado General de Patrimonio Arqueológico y Paleontológico en el que figura el yacimiento de Beniarrés

El yacimiento arqueológico de la Cova d’Or de Beniarrés cuenta con el informe favorable de la Consellería de Educación, Investigación, Cultura y Deporte para su adaptación como Bien de Interés Cultural en el Inventariado de Patrimonio Cultural Valenciano. La Generalitat ha incoado expediente para la primera fase de actualización y adaptación al Inventariado General de Patrimonio Arqueológico y Paleontológico. El documento, del que se hace eco el Diari Oficial, se encuentra en fase de información pública hasta el próximo 22 de diciembre. La Consellería ha notificado al Ayuntamiento de Beniarrés los tramites desarrollados y recabará información del Consell Valencià de Cultura y la Academia de Bellas Artes San Carlos para que formulen sugerencias para la adaptación de la zona arqueológica de Cova d’Or de Beniarrés como BIC.

La Cova de l'Or acogió uno de los grupos de agricultores y ganaderos pioneros de origen mediterráneo que se expandieron desde mediados del VI milenio antes de Cristo (5600 a.C.). Su descubrimiento como yacimiento arqueológico se remonta a 1933. Explorada por el Museu d'Alcoi, en 1955 empezaron las campañas de excavación del Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación de Valencia, al frente de las que estaban J. San Valero y V. Pascual, quien las continuaría de 1956 a 1958.

La riqueza y la importancia del yacimiento, en especial sus cerámicas decoradas mediante la impresión del borde de una concha de Cardium, lo convirtieron rápidamente en clave para la investigación del Neolítico valenciano. Los cereales carbonizados fueron datados por el método del Carbono 14, con resultados que alcanzan la fecha del 5550 antes de Cristo, estableciendo el horizonte inicial de la agricultura y la ganadería en la península Ibérica. radioalcoy.com

El Parlamento apoya la declaración patrimonial del conjunto megalítico del río Gor y de Gorafe

 
 
El Parlamento andaluz ha aprobado por unanimidad una proposición no de ley del PSOE en apoyo a la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) y la inscripción patrimonial del conjunto megalítico del valle del río Gor y de Gorafe, una de las concentraciones de megalitos -especialmente dólmenes- más importantes de Europa.
 
Un total de 147 sepulturas megalíticas se agrupan en torno a nueve necrópolis prehistóricas, que están datadas entre el Neolítico final y la Edad del Cobre y constituyen una muestra “única” de tumbas colectivas como testimonio de una cultura “material e inmaterial”.
 
Así lo ha explicado el parlamentario andaluz Miguel Castellano, quien ha incidido en la necesidad de proteger los yacimientos por su excepcional valor cultural y territorial, pero también para su uso social a través de recursos como el turismo.
 
El representante socialista también ha justificado la iniciativa ante la pérdida de muchas estructuras por procesos de erosión, pero también por la propia acción humana derivada de actividades como la agricultura intensiva o la caza. De hecho, algunas investigaciones científicas apuntan a que el conjunto llegó a albergar hasta 238 megalitos. [...] El Independiente de Granada

Primeras jornadas sobre investigaciones en el yacimiento prehistórico de Los Millares


 
El yacimiento prehistórico de 'Los Millares', situado entre los municipios de Santa Fe de Mondújar y Gádor (Almería), es el mayor y más complejo asentamiento de la Edad de Cobre de la Península Ibérica.

Un verdadero tesoro que ha sido resaltado en la conferencia dada por el catedrático de prehistoria de la Universidad de Granada, Fernando Molina González.

No en vano, Molina lleva al frente del yacimiento como director desde hace más de 30 años, así como su trabajo de campo e investigación. Comenzó su intervención explicando que 'Los Millares' cuenta con potentes fortificaciones, numerosos fortines avanzados y una amplia necrópolis --compuesta por más de 80 sepulturas colectivas--, que confieren al yacimiento una extraordinaria complejidad e importancia. [...] pressdigital.es

Noticia relacionada: 07/11/16. CONFERENCIA: “ESTADO ACTUAL DE LAS INVESTIGACIONES EN EL YACIMIENTO CALCOLÍTICO DE LOS MILLARES” impartida por FERNANDO MOLINA | El Faro de Bédar  

Scotland: Archaeological finds on route of Inverness West Link


1/3. Burnt grains and timbers found while excavating a grain-drying kiln at Torvean. AOC Archaeology

Prehistoric and Bronze Age finds have been made during work to construct the new Inverness West Link road.

Pottery fragments and the remains of kilns used for drying grain were among discoveries made at Torvean.

Archaeologists who have been monitoring the building of the West Link displayed some of the items at Lochardil Primary School last week.

The new road is being built for Highland Council to ease traffic flow through Inverness.

The finds include Bronze Age burnt mounds. BBC News


Related: Artefacts of archaeological interest found along West Link route | The Highland Council

Prehistoric languages… and prehistoric minds? (and II)


The three set of genes related to the globularization of the human skull/brain. See Boeckx and Benítez-Burraco 2014a,b and Benítez-Burraco and Boeckx 2015 for details. Source: Antonio Benítez-Burraco

New research can illuminate the history of our (linguistic) mind 

In my previous post I wrote about different tools and approaches that could help gain a better knowledge of prehistoric languages, ranging from linguistic theory to ecology. We expect them to illuminate the huge time window of roughly 190.000 years of language change that is essentially opaque to the traditional methods employed by historical linguistics. But as I also said, we have assumed that the human brain has remained the same since we emerged as a differentiated species. This is a core assumption of those who believe that biological evolution has nothing to say about linguistic change, like Chomskyan linguists. According to their view, prehistoric languages were similar to present day languages because they were the product of a modern brain. But it is also the assumption of those other who believe that the environment had some effect in shaping the languages we speak. According to their view cognitive modernity emerged first, and only later language started to gain complexity with time. [...] Psychology Today

Arqueólogos encuentran vasija con una estatuilla de 3.800 años en Israel


 
Un equipo de arqueólogos que trabajan en el centro de la ciudad israelí de Yehud recientemente hizo un tremendo descubrimiento con la ayuda de algunos estudiantes israelíes de secundaria.

El equipo, dirigido por el director de excavación de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Gilad Itach, encontró pruebas en el lugar de un asentamiento humano que se remonta a unos 6.000 años. Ocultos en las fosas y pozos repartidos por todo el sitio había miles de piezas de cerámica, cientos de herramientas de piedra, huesos de animales, y una mantequera.

Lo más impresionante, sin embargo, una escultura de 3.800 años de antigüedad que adorna una jarra de cerámica. Itach dijo que el hallazgo no tiene precedentes. Junto con la jarra y la escultura, también se encontró un hacha y puntas de flecha.

"Esto, literalmente, pasó el último día de la excavación, cuando justo en frente de nuestros ojos y los de los estudiantes muy emocionados apareció una vasija de cerámica inusual", dijo. Si bien la jarra, dijo Itach, "es típica de la época" la escultura, en la forma de un hombre, es "única... nunca antes habíamos tenido un hallazgo como éste".

"El nivel de precisión y atención al detalle en la creación de esta escultura de casi 4.000 años de edad, es muy impresionante. El cuello de la jarra sirve como una base para formar la parte superior de la figura, después de lo cual los brazos, las piernas y una cara se añadieron a la escultura. Uno puede ver que la cara de la figura parece estar apoyada en su mano como si estuviera en un estado de reflexión". Itach añadió, "No está claro si la cifra fue hecha por el alfarero que prepara la jarra o por otro artesano".

La excavación incluyó estudiantes de una escuela de niñas religiosas, Roeh, en Ramat Gan. Como parte de un programa por la Autoridad de Antigüedades de Israel, los estudiantes son capaces de participar en el trabajo de campo y obtener experiencia práctica con la arqueología.

Uno de los estudiantes presentes en la excavación en Yehúd recordó el momento en que se encontró la estatua.

"De repente vi a muchos arqueólogos y gente importante llegar que estaban estudiando y admirando algo que fue descubierto en el suelo", dijo Ronnie Krisher.

"De inmediato llamaron a todos a mirar una increíble estatuilla y nos explicaron que se trata de un descubrimiento extremadamente raro y uno que no se encuentra todos los días. Es emocionante ser parte de una excavación cuyos artefactos se mostrarán en el museo". cciu.org.uy / Link 2


4,000-Year-Old 'Thinker' Sculpture Uncovered in Israel / Link 2
 
A ceramic vessel bearing the sculpture of a pensive-looking figure has been found in the Israeli city of Yehud.
The vessel dates back about 4,000 years, according to the Israel Antiquities Authority (IAA).

Archaeologists found the artifact during excavations in advance of a new housing development.

"It seems that at first the jug, which is typical of the period, was prepared, and afterwards, the unique sculpture was added, the likes of which have never before been discovered in previous research," Gilad Itach, the IAA excavation director, said in a statement...


Vídeo: Israeli Archaeologists Unearth Bronze Age 'Thinker' Statue | News.com.au

 
Actualización: Expuesta espectacular Vasija de cerámica con una figura humana de hace 3.800 años | InfoPúblico / A Unique, Spectacular 3,800 Year Old Pottery Vessel atop of which is the Image of a Person was Exposed - Israel Antiquities Authority


La vasija fue descubierta junto con unas dagas, una cabeza de hacha y unas puntas de flecha que aparentemente fueron enterradas como ofrendas funerarias para uno de los miembros respetados del antiguo asentamiento...