jueves, 5 de enero de 2017

Errenteria descubre en una exposición las cuevas de Aizpitarte



La exposición sobre las cuevas exhibe 103 piezas arqueológicas desconocidas

La Casa Xenpelar de Errenteria inauguró ayer la exposición AizpitArte que alberga material arqueológico hallado en las diferentes excavaciones realizadas a lo largo del tiempo en las cuevas de Aizpitarte, situadas a la entrada del Parque Natural Aiako Harria en Errenteria y que nunca antes se han mostrado. Se trata de 103 piezas originales procedentes de los más de cien años de excavaciones. “Es la primera vez que estos restos arqueológicos ven la luz y tendrán que pasar dos años metidos en cajas para protegerlos para que puedan volver a salir”, señaló ayer en el acto de inauguración Javier Busselo, miembro de la asociación de espeleólogos Felix Ugarte, organizadores de esta actividad divulgativa.

La exposición se puede visitar hasta el 28 de enero, de lunes a sábado, de 17.00 a 20.00 horas y en ella se revelan los valores de Aizpitarte desde varios puntos de vista: los medios físico, biológico y humano y los mitos, leyendas y toponimia.

La muestra se completa con paneles didácticos, un vídeo que descubre tanto el exterior como el interior de las cuevas, visitas guiadas (hoy y los días 11, 19 y 26 de enero, todas ellas a las 18.30 horas), y charlas divulgativas con el experto en murciélagos Aitor Arrizabalaga y los arqueólogos Joseba Ríos, experto en tallas de piedra, y Diego Garate, uno de los mayores conocedores de arte parietal que existen en la actualidad. Las ponencias tendrán lugar los días 12, 18 y 25 de enero, también a las 18.30 horas. [...] Noticias de Gipuzkoa / Link 2 (Fotos)  

Entradas relacionadas: 2015 | 2013


Actualización: “Aizpitarte nos va a dar grandes sorpresas en el futuro”. Noticias de Gipuzkoa / Link 2
...  “Todavía están saliendo figuras, y hay que seguir trabajando en esas cavidades que están selladas”, señaló ayer en una comparecencia en la Casa Xenpelar de Errenteria el arqueólogo, reconocido internacionalmente, Joseba Ríos. “Estamos convencidos de que Aizpitarte nos va a dar muchas sorpresas en un futuro. Con eso no quiero decir que hayamos encontrado algo nuevo, pero con la larga ocupación que han tenido estas cuevas estamos seguros de que habrá más hallazgos”, afirmó.

“Una pregunta muy recurrente que se hace mucha gente es por qué ahora se están realizando tantos descubrimientos. Y mi respuesta es que estos descubrimientos han sido posibles por un trabajo colaborativo entre arqueólogos y espeleólogos”, explicó el miembro de Felix Ugarte Elkartea, Javier Busselo. Este punto de vista es también compartido por Ríos.

Por su parte, Jesús Altuna, director de las excavaciones en Aitzbitarte III entre 1986 y 2002, enumeró las singularidades de este complejo arqueológico. En primer lugar, indicó que en este paraje se llevó a cabo el primer descubrimiento paleolítico de Euskadi. Asimismo, señaló que en Aizpitarte se halló el primer hueso de reno de la Península Ibérica. Por último, apuntó que en Aizpitarte se dio la especialización en la caza muy temprano, 5.000 años antes que en el resto de cuevas de la cornisa cantábrica. Además, en Aizpitarte apenas cazaban reno ni cabra, muy consumidos por esa zona, sino que el 80% o 90% de los ejemplares que mataban eran uros y bisontes...

'Calendar rock' found in Sicily



Man-made megalith from Bronze Age was used as sundial

(ANSA) - Gela, January 4 - Archaeologists have found a Stonehenge-like "calendar rock" in Gela, on the southern coast of Sicily, that they say was used as a prehistoric sundial to measure seasons and years during the Bronze Age.

The man-made megalith was found eight kilometres from Gela, near the prehistoric Grotticelle necropolis.

Archaeologists Giuseppe La Spina, Michele Curto, and Mario Bracciaventi made the discovery with the technical support of Vincenzo Madonia, while conducting surveys of WWII-era bunkers along the state road between Gela and Catania.


Professor Alberto Scuderi, a known expert in archeoastronomy and regional director of Italian Archaeologist Groups (GAI), read their report and suggested a scientific confirmation of their discovery.

An experiment was conducted in December at the winter solstice with the help of a compass, cameras, and a video camera mounted to a GPS-equipped drone, which confirmed the discovery was a calendar stone.

The Gela Archaeological Museum will hold a press conference on Thursday, January 5 at 17:00 to discuss the study, with the participation of museum director Ennio Turco and Professor Scuderi as well as astrophysicist Andrea Orlando of the University of Catania, who also directs Sicily's archeoastronomy institute; Francesco Polcaro of CERN; and Ferdinando Maurici, director of the Museum of Terrasini. ANSA.it / Link 2 (Vídeo)

Vídeo: Calendar Stone Found in Sicily - Rossella Lorenzi
Ver en PaleoVídeos > L.R.2.12 nº 5.


Actualización: Amigos accidentalmente descubren 'Stonehenge' italiano
Un grupo de amigos ha descubierto accidentalmente un antiguo sitio histórico que se remonta a miles de años y se considera que es el equivalente italiano de Stonehenge, en términos de su importancia.

El descubrimiento arqueológico fue confirmado por expertos que lo calificaron de hallazgo importante para la comprensión de los tiempos prehistóricos. Los amigos, que son arqueólogos aficionados, estaban llevando a cabo investigaciones de los búnkers de la Segunda Guerra Mundial cuando tropezaron con un arreglo inusual de piedras en Sicilia, informa The Local. Los profesionales confirman que se trata de un reloj de sol de entre 6000 y 3000 aC. Para comprobar si sigue funcionando, los expertos utilizaron un dron, GPS, cámaras y una brújula y hallaron que puede determinar con precisión las estaciones.
 
Los arqueólogos afirman que el hallazgo abre muchas posibilidades para encontrar otros tesoros históricamente significativos en el sitio y lo compararon con Stonehenge, uno de los sitios históricos más importantes de Inglaterra, situado en Wiltshire.

Giuseppe La Spina, uno de los amigos que realizó el descubrimiento, dijo a The Local: "Hacer un descubrimiento arqueológico es en sí mismo un acontecimiento importante, pero formar parte de uno de los hallazgos más sensacionales de los últimos años me llena de orgullo".

Teeth reveal the diet of early farmers in northern Iraq


This is how scientists see microresidues of plants obtained from teeth under a microscope. Fig. Linda Scott Cummings

Wheat and barley were the basis of plant diet of inhabitants of northern Iraq 8.5 thousand years ago - told PAP Dr Arkadiusz Sołtysiak from the Institute of Archaeology, University of Warsaw, who took part in testing the microresidues of plants preserved in calculus.

Until recently, northern Iraq was rarely the area of research of archaeologists. In recent years research in this region has been intensified - many archaeological teams moved from the war engulfed Syria. There, in the region of the upper Tigris, in the mountainous part of northern Mesopotamia, the site Nemrik 9 is located - a settlement and burial ground from which the tested teeth originate.

"This is the first such project for very early Neolithic, the times when people began to cultivate crops and farm animals" - explained in an interview with PAP Dr. Arkadiusz Sołtysiak. In addition to the Polish researcher, Dr. Linda Scott Cummings of PaleoResearch Institute in the USA and Chad Yost were involved in the research project.

The study involved the analysis of microresidues preserved in calculus. The researchers studied teeth of a total of 11 deceased persons, [...] Science & Scholarship in Poland

Dust To Dust: Scientists Find DNA Of Human Ancestors In Cave Floor Dirt


Researchers from the Max Planck Institute excavate the East Gallery of Denisova Cave in Siberia in August 2010. Bence Viola/Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology

Imagine being able to collect the DNA of a human ancestor who's been dead for tens of thousands of years from the dirt on the floor of a cave. Sounds fantastic, but scientists in Germany think they may be able to do just that. If they're successful, it could open a new door into understanding the extinct relatives of humans.

Most ancient DNA is extracted from bones or teeth. Matthias Meyer of the Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology in Leipzig says you don't need very much of the bone; less than a thousandth of an ounce will do.

But there's a problem. Anthropologists hate to give away any of their precious bones.

"We've been recently trying to explore new sources of ancient human DNA," Meyer explains, "as the fossil record is very limited."

He and his colleagues began to wonder if maybe they didn't need an intact bone at all. Many of these interesting bones come from caves. What if, over the millennia, some of the bones had just degraded into a kind of dust, and fallen to the floor of the cave. It would be easy enough to get at that dust.

"You just take a shovel with some dirt, and then you look for DNA," says Meyer. He says other scientists have recovered DNA from a variety of species from the floors of caves. [...] NPR


Actualización: Científicos descubrieron el ADN de humanos prehistóricos en el polvo de una cueva - Pysnnoticias
Un equipo de científicos cree haber descubierto restos de ADN de humanos prehistóricos mezclados en el polvo del suelo de una cueva. Un descubrimiento que puede abrir una puerta extraordinaria para conocer mejor a nuestros antepasados.

Erich Ferdinand. Un equipo liderado por el investigador Matthias Meyer, del Instituto Max Planck para la Evolución Antropológica (IMPPEA), en Leipzig, en Alemania, se ha detectado estos restos de ADN en el medio de fragmentos de huesos humanos mezclados con el polvo y el barro.

EL ADN es, habitualmente, extraído de huesos o dientes, pero algunos científicos ya han conseguido extraer muestras de varias especies del suelo de las cuevas.

Meyer y su equipo filtraram la tierra de una de las galerías de la Cueva de Denisova, en Siberia, Rusia, y consiguieron recoger una pequeña muestra de ADN, que creen poder pertenecer a un hombre pre-histórico, cuenta el NPR.

Varios huesos y esqueletos de Neandertales fueron encontrados en las cuevas por varios científicos, y Meyer cree que, si estos huesos se desintegraram, puede haber restos de su ADN mezclado con el polvo del suelo de las cuevas.

Siendo así, “agarrar una pala con algo de polvo y luego, se busca por ADN”, señala el biólogo y jefe del grupo de Técnicas Avanzadas de Secuenciación de ADN en IMPPEA.

“Hemos estado tratando de explorar nuevas fuentes de ADN humano antiguo, ya que el registro de fósiles es muy limitado”, destaca Meyer, que ya ha desarrollado varios métodos innovadores, consiguiendo así las primeras secuencias de los genomas de alta calidad de humanos antiguos y la recogida de las más antiguas de secuencias de ADN de fósiles.

en Cuanto al ADN de la Cueva de Denisova, Meyer está en el análisis de la pequeña muestra, pero es necesario desarrollar nuevas técnicas, en particular, para confirmar si el ADN es el mismo de hueso humano antiguo o si pertenece a algún reciente explorador de cuevas.

En el IMPPEA, el grupo de Técnicas Avanzadas de Secuenciación de ADN está fundamentalmente centrado en el desarrollo de “métodos de biología molecular” para “aumentar la calidad y cantidad de las secuencias de ADN recogidas de antiguas muestras biológicas”.

El objetivo mayor es “ayudar a responder a algunas de las más interesantes preguntas sobre la historia de la evolución humana“, se subraya en el mismo sitio.

Estos avances pueden ayudarnos a entender cómo es que los antepasados de los humanos “, si estaban adaptarse al medio ambiente”, y, finalmente, hasta, “¿cómo es que se separaron a lo largo del tiempo” o ¿cómo sustentado, destaca la NPR, la investigadora Janet Kelso, también participó en la investigación.

Puede abrir, por lo que una puerta extraordinaria para entrar en el mundo de nuestros parientes más antiguos. Pero, por ahora, es sólo una gran posibilidad en abierto.

Why we built an artificial cave to teach our students about ancient art


Third-year archaeology student Dominic Coe replicates a painting of rhino based on the original image in France’s Grotte Chauvet. Supplied

There are hundreds of books with illustrations of the earliest human artworks. Images of bison, mammoth, lions and horses from famous cave sites like Chauvet, Lascaux, Altamira and Rouffignac shine out from these pages.

Such photographic images are the most common way through which people encounter the first representational art.

To see these images in their original setting, however, is a very different thing. It’s no simple matter, though: the most famous sites have been closed for decades since it became apparent that the influx of visitors changed their delicate natural environment and degraded their images. So how can students get access to this representational art?

At the University of Liverpool, we decided that if our students couldn’t get to these caves, we’d bring the caves to them. That’s what prompted us first to teach students to replicate representational art themselves – and then to build an artificial cave environment in the university’s Central Teaching Laboratories.

These processes, outlined in research we’ve just published in the Journal of Archaeological Science, illustrate the value of an experimental approach to the study of ancient human crafts.

It is only through detailed and scientifically controlled experiment that we can control enough of the natural variability to investigate many of the most problematic yet interesting questions about past human lives [...]  theconversation.com