jueves, 12 de enero de 2017

El New York Times hace referencia a la Cueva de Gorham para hablar de los neandertales


Neanderthal sculptures, named Nana and Flint, at the Gibraltar Museum. Credit Jaap Scheeren for The New York Times

Gibraltar y la Cueva de Gorham han aparecido este miércoles en la revista online del New York Times en un extenso artículo sobre los neandertales. El escritor Jon Mooallem recopila la historia de éstos y cómo ha variado nuestra percepción sobre ellos desde los primeros descubrimientos en el siglo XIX, entre los que se incluye la famosa Mujer de Gibraltar, en 1848.

El escritor explica su improvisada visita a Gibraltar el pasado mes de junio, cuando oyó que se estaba realizando una excavación en la Cueva de Gorham. Su descripción incluye una instantánea de Gibraltar en el momento del Brexit, y el escritor se sumerge en las cuevas de Gorham y Vanguard, que le llevan a un tiempo remoto.

El artículo es, en parte, una descripción y, en parte, una reflexión sobre la humanidad, sobre el paralelismo de la raza humana y [...] El Estrecho Digital


New York Times focus on Gorham’s – Gibraltar Chronicle  
An extensive feature on the story of Gorham’s Cave has been published by the New York Times Magazine in its print and online editions titled ‘Neanderthal’s were people, too’. With details of recent local findings, the excavations last summer, the prehistoric hashtag, the new models at the Gibraltar Museum of Nana and Flint and access to the cave writer Jon Mooallem, who had never been to Gibraltar before, soon became fascinated by its history and that of the Neanderthals. The article is part description and part reflection of humanity, parallel humanities and the fate of peoples’ past, with a strong connection to the world today...

Arqueólogos encuentran evidencias de prácticas caníbales en restos humanos mesolíticos en la Marina Alta


 
Un equipo de investigadores liderado por arqueólogos de la Universitat de València ha dado a conocer un importante hallazgo arqueológico, resultado de los trabajos de excavación realizados en les Coves de Santa Maira, en Castell de Castells (Alicante). Se trata de un conjunto de 30 restos humanos con marcas de manipulación humana de entre 10.200 y 9.000 años antes de nuestro tiempo relacionadas con prácticas caníbales.

El estudio, publicado en la revista académica ‘Journal of Anthropological Archaeology’, presenta evidencias de un comportamiento antropófago, caníbal, entre los grupos de cazadores-recolectores de la cuenca occidental del Mediterráneo durante el Mesolítico. Esta hipótesis es la mejor explicación de los resultados obtenidos tras el análisis de las piezas del periodo mesolítico encontradas en la ‘Boca Oeste’ de les Coves de Santa Maira. El estudio de restos craneales y poscraneales ha permitido determinar al equipo de arqueólogos la presencia de al menos tres individuos: dos adultos y un niño de unos dos años de edad. [...] uv.es/

Referencia: Funerary practices or food delicatessen? Human remains with anthropic marks from the Western Mediterranean Mesolithic. Texto completo

¿Por qué la mayoría de la gente es diestra?


 Study finds striations on teeth of a Homo habilis fossil 1.8 million years old moved from left to right, indicating the earliest evidence in the fossil record for right-handedness. David Frayer

La respuesta, según un reciente estudio, se puede encontrar en nuestros dientes

Uno de los rasgos que nos separa de la mayoría del resto de los primates es nuestra predilección por usar la mano o el pie derecho para ejecutar tareas que requieren determinadas destrezas. Un reciente estudio ha descubierto la clave de esta predilección, pero no en las manos, sino en los dientes.  Debido a que los fósiles de ambas manos de un espécimen son raros de hallar y sin ellos no se pueden comparar para evaluar las preferencias, las piezas dentales, muy habituales en el registro fósil, pueden aportar importantes datos, como marcas o arañazos que guíen a los expertos a resolver este enigma.

En cierto sentido todo comenzó con la lateralización del cerebro. El dominio de algunos procesos cognitivos en un hemisferio cerebral (el izquierdo está más vinculado al lenguaje y las habilidades motoras, mientras que el derecho tiene más injerencia en la atención visual-espacial), es una característica distintiva de los seres humanos y se asocia al incremento de la capacidad cognitiva.

Teniendo esto en cuenta, un grupo de científicos, entre los que se encuentra Ferran Estebaranz, de la Universidad de Barcelona, se preguntaron si nuestra preferencia por el uso de la mano derecha sobre la izquierda podría haber desempañado un papel en la lateralización del cerebro. [...] Quo


Why are most people right handed? The answer may be in the mouths of our ancestors
Roughly 90% of humans are right-handed and this is one of the traits that separates us from most other primates who don’t really show any overall preference for left or right handedness.

It’s believed that handedness played an important role in human evolution, with a recent study on the earliest evidence of right-handedness in the fossil record shedding light on when and why this trait arose. Interestingly, the clues were found not in our ancient hands, but in our ancient teeth...

Aboriginal Australians co-existed with the megafauna for at least 17,000 years


Searching for megafauna fossils in the Willandra Lakes World Heritage Area. Michael Westaway, Author provided

Australia was once home to giant reptiles, marsupials and birds (and some not so giant), but the extinction of this megafauna has been the subject of a debate that has persisted since the 19th century.

Despite great advances in the available scientific techniques for investigating the problem, answering the key question of how they became extinct has remained elusive.

Indeed, the same questions as those asked in the 19th century by scientists, such as the British comparative anatomist Sir Richard Owen and the Prussian scientist and explorer Ludwig Leichhardt, remain: were people responsible for their demise or was it climate change?

Our new research, published in the latest Quaternary Science Reviews journal, shows that early humans to Australian lived alongside some of the megafauna for many thousands of years before the animals became extinct. [...] theconversation.com