jueves, 2 de febrero de 2017

Los cazadores-recolectores bálticos comenzaron a cultivar sin influencia de la migración

Una nueva investigación indica que los cazadores-recolectores del Báltico no fueron inundados por migraciones de los primeros agricultores de Oriente Medio, como ocurrió con el resto de Europa central y occidental. En su lugar, estas personas probablemente adquirieron conocimientos sobre agricultura y cerámica compartiendo culturas e ideas --en vez de genes-- con comunidades externas, según revela un estudio de ADN antiguo.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Científicos extrajeron ADN antiguo de una serie de restos arqueológicos descubiertos en Letonia y Ucrania, que tenían entre 5.000 y 8.000 años de edad. Estas muestras abarcaban el periodo neolítico, que fue el momento del amanecer de la agricultura en Europa, cuando las personas pasaron de un estilo de vida nómada de cazador-recolector a un estilo de vida asentado basado en la producción de alimentos.

Se sabe a través de investigaciones anteriores que un gran número de los primeros agricultores del Levante (Oriente Próximo) --impulsados por el éxito de sus innovaciones tecnológicas, como los cultivos y la cerámica-- se habían expandido a partes periféricas de Europa a finales del Neolítico y en gran medida reemplazaron a poblaciones de cazadores-recolectores.

Sin embargo, el nuevo estudio muestra que los agricultores levantinos no contribuyeron a los cazadores-recolectores en el Báltico como lo hicieron en Europa Central y Occidental. El equipo de investigación, con científicos del Trinity College de Dublín, el University College de Dublín, en Irlanda, y la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, dice que sus conclusiones sugieren que los cazadores-recolectores del Báltico aprendieron estas habilidades a través de la comunicación y el intercambio cultural con extranjeros.

Los hallazgos, publicados este jueves en la revista 'Current Biology', alimentan debates en torno al "paquete neolítico", el conjunto de tecnologías como el ganado domesticado, los cereales cultivados y la cerámica, que revolucionó la existencia humana en toda Europa durante la última Edad de Piedra. Trabajos anteriores con ADN antiguo han revelado que este "paquete" se extendió a través de Europa central y occidental por la migración y cruces entre poblaciones: los últimos agricultores de Levante y de Anatolia se mezclaban con los cazadores-recolectores, a los que fueron reemplazando. Pero la nueva investigación sugiere que la migración no fue un "conductor universal" en toda Europa para este tipo de vida. [...] EcoDiario.es


Baltic hunter-gatherers began farming without influence of migration, ancient DNA suggests 
(Trinity College Dublin) Ancient DNA analyses show that -- unlike elsewhere in Europe -- farmers from the Near East did not overtake hunter-gatherer populations in the Baltic. This research suggests the Balto-Slavic branch of the Indo-European language family originated in the Steppe grasslands of the East... 

El Museo recepciona el mayor conjunto de industria lítica hallado en Huelva



Las 2.515 piezas proceden de la finca Carruchete de Rociana del Condado y tienen unos 7.000 años de antigüedad. Este conjunto de industria lítica estaba en manos del arqueólogo Garrido Roiz, a quien se las trasladó el propietario de la finca. Finalmente sus herederos son los que notificaron la existencia de estas piezas. 

El Museo Provincial de Huelva ha recepcionado 2.515 piezas procedentes de la Finca Carruchete en Rociana del Condado y que fueron recuperadas en los años 60. Se trata del mayor conjunto de industria lítica de los recuperados hasta el momento en yacimientos arqueológicos de la Prehistoria Reciente de Huelva.

Según los primeros estudios provisionales, las piezas pertenecen al Neolítico Antiguo y tiene unos 7.000 años de antigüedad, coincidiendo con los restos del yacimiento de La Dehesa en Lucena del Puerto. El de esta finca pertenece al arco que va desde Lucena del Puerto, pasando por Rociana del Condado, La Palma del Condado y Almonte, donde se sitúan poblaciones en transición con un fuerte componente de economía cazadora-recolectora, según ha explicado el arqueólogo del museo, José María García Rincón. [...] Huelva24

Estudian las cerámicas prehistóricas del Castillejo de Bonete


 
Los restos recuperados del yacimiento se están sometiendo a distintas técnicas de laboratorio como ‘Rayos X’ o láminas delgadas. 

El Ayuntamiento de Terrinches (Ciudad Real), con cofinanciación de la Junta de Comunidades, promueve el estudio científico de los materiales cerámicos recuperados en el yacimiento arqueológico del Castillejo del Bonete, el conjunto tumular prehistórico declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en Castilla-La Mancha que investiga, protege y difunde el Consistorio terrinchoso.

Esta investigación de laboratorio, que se está realizando bajo distintas metodologías y en distintos centros de investigación como la Universidad de Burgos o Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, CENIHE, pretende aportar no sólo una perspectiva formal de los materiales, sino una información más profunda de su naturaleza.

Los resultados obtenidos permitirán analizar los minerales y elementos que componen las cerámicas estudiadas, de manera que se podrá conocer desde la cantidad relativa de un mineral, su tamaño, forma y dispersión, así como los elementos que lo componen. Todo ello está encaminado a identificar cambios en los modelos productivos de las sociedades prehistóricas de un objeto fundamental en el desarrollo de su vida diaria, las cerámicas. [...] eldiadigital.es  / Link 2

ADN antiguo revela "continuidad" entre la Edad de Piedra y las poblaciones modernas en Asia Oriental


Cueva Puerta del Diablo. Yuriy Chernyavskiy/Creative Commons

EUROPA PRESS. Investigadores que trabajan con ADN antiguo extraído de restos humanos enterrados hace casi 8.000 años en una cueva en el Lejano Oriente ruso han encontrado que la composición genética de ciertas poblaciones modernas de Asia Oriental se parece mucho a la de sus antepasados cazadores-recolectores, como se informa en un artículo sobre el trabajo, publicado este miércoles en la revista 'Science Advances'.

El estudio es -según sus autores-- el primero en obtener datos del genoma nuclear de la antigua Asia continental y comparar los resultados con las poblaciones modernas. Los resultados indican que no hubo interrupción migratoria importante o "rotación de la población", durante más de siete milenios, por lo que algunos grupos étnicos contemporáneos comparten una notable similitud genética con los cazadores de la Edad de Piedra que una vez recorrieron la misma región.

La gran "continuidad genética" en el este de Asia está en marcado contraste con la mayor parte de Europa occidental, donde las migraciones continuas de los primeros agricultores de oriente reprimieron a las poblaciones de cazadores-recolectores. La nueva investigación muestra que, al menos para parte de Asia oriental, la historia difiere, con poca interrupción genética en las poblaciones desde el periodo Neolítico temprano.

A pesar de estar separados por una vasta extensión de historia, esto ha permitido una excepcional proximidad genética entre los pueblos Ulchi de la cuenca de Amur, cerca de donde Rusia limita con China y Corea del Norte, y los antiguos cazadores-recolectores que descansaron en una cueva cercana a la tierra de los Ulchi.

Los investigadores sugieren que la magnitud de Asia oriental y las dramáticas variaciones en su clima pueden haber evitado la influencia de la agricultura neolítica y las migraciones que le acompañan que reemplazaron a los cazadores-recolectores en gran parte de Europa. También señalan que los Ulchi conservaron su estilo de vida de cazador-pescador-recolector hasta tiempos recientes. [...] lavanguardia.com


Ancient DNA reveals genetic ‘continuity’ between Stone Age and modern populations in East Asia | University of Cambridge  / Link 2

A 7700-year-old woman's skull yielded ancient DNA that shows she is closely related to living indigenous Siberians. Elizaveta Veselovskaya/Institute of Ethnology and Anthropology, Russian Academy of Sciences

In contrast to Western Europeans, new research finds contemporary East Asians are genetically much closer to the ancient hunter-gatherers that lived in the same region eight thousand years previously.

Researchers working on ancient DNA extracted from human remains interred almost 8,000 years ago in a cave in the Russian Far East have found that the genetic makeup of certain modern East Asian populations closely resemble that of their hunter-gatherer ancestors.

The study, published today in the journal Science Advances, is the first to obtain nuclear genome data from ancient mainland East Asia and compare the results to modern populations.

The findings indicate that there was no major migratory interruption, or “population turnover”, for well over seven millennia. Consequently, some contemporary ethnic groups share a remarkable genetic similarity to Stone Age hunters that once roamed the same region...