miércoles, 8 de febrero de 2017

Comunidades del norte de Chile habrían navegado por mar abierto muchos años antes de lo pensado


Figura 4. Individuo 1 en posición extendida decúbito dorsal, con las extremidades inferiores separadas y el cráneo desplazado (tomada de Andrade et al. 2016)
 
Nuevo estudio que analizó restos óseos humanos y de fauna marina entregó evidencia arqueológica que permite reforzar esta hipótesis

Los cronistas que llegaron con los colonizadores españoles ya habían registrado en sus escritos que comunidades indígenas que habitaban en el norte del territorio chileno se dedicaban al arte de la pesca y que navegaban en balsas hechas con cuero de lobo marino.

Este hecho siempre llamó la atención de los investigadores, debido a la necesaria tecnología que se requiere para navegar y pescar mar adentro, a diferencia de la pesca en orilla. En los años 80 se planteó que las antiguas comunidades de la costa del desierto de Atacama que se dedicaban a la navegación, realizaban estas prácticas al menos desde el año 230 d.C., aproximadamente.

Pero fue recién en la última década que se encontraron, en Taltal, restos de peces cuyo hábitat es el mar abierto y que no varan en las playas (como los cetáceos), lo que indica que éstas especies tendrían que haber sido capturadas por los antiguos habitantes de la zona. Los análisis determinaron que los restos eran miles de años más antiguos que la fecha propuesta en los 80, lo que significaba que el arte de la navegación y la pesca mar adentro en el norte de Chile se situaría en el Holoceno Medio, hace unos 5.000 años a.C.

Esta hipótesis fue reforzada por un reciente estudio publicado en el último número de la revista Chungara, titulado “Ocupaciones arcaicas y probables evidencias de navegación temprana en la costa arreica de Antofagasta, Chile”.

Los autores analizaron restos óseos de humanos y especies marinas que vivieron hace más de 3.000 años a.C, y que fueron encontrados el sitio de Copaca 1, [...] Escallonia

Tree rings reveals highly abnormal solar activity in the mid-Holocene


Figure: Picture of the bristlecone pine forest in California, the United States where the bristlecone pine sample for this study used to live (taken by Prof. A.J.T. Jull)...

An international team led by researchers at Nagoya University, along with US and Swiss colleagues, has identified a new type of solar event and dated it to the year 5480 BC.

An international team led by researchers at Nagoya University, along with US and Swiss colleagues, has identified a new type of solar event and dated it to the year 5480 BC; they did this by measuring carbon-14 levels in tree rings, which reflect the effects of cosmic radiation on the atmosphere at the time. They have also proposed causes of this event, thereby extending knowledge of how the sun behaves.

When the activity of the sun changes, it has direct effects on the earth. For example, when the sun is relatively inactive, the amount of a type of carbon called carbon-14 increases in the earth's atmosphere. Because carbon in the air is absorbed by trees, carbon-14 levels in tree rings actually reflect solar activity and unusual solar events in the past. The team took advantage of such a phenomenon by analyzing a specimen from a bristlecone pine tree, a species that can live for thousands of years, to look back deep into the history of the sun.

"We measured the 14C levels in the pine sample at three different laboratories in Japan, the US, and Switzerland, to ensure the reliability of our results," A. J. Timothy Jull of the University of Arizona says. " [...] Nagoya University Research Achievements / Link 2


Actualización: Científicos descubren una actividad solar anormal que no pueden explicar - RT / Link 2 
Un equipo internacional de científicos ha descubierto un evento solar desconocido hasta la fecha, según ha informado este martes la Universidad de Nagoya (Japón). Los expertos de esta universidad, que realizaron la investigación junto con colegas estadounidenses y canadienses, calculan que el anormal fenómeno se produjo en el año 5480 AC.

El descubrimiento se produjo después de analizar los anillos de un ejemplar de pino longevo, o pino de conos erizados, –una especie de árbol que puede vivir miles de años– que reflejan los efectos de la radiación cósmica en la atmósfera de aquel tiempo.

Según los científicos, el cambio del nivel de carbono-14 en ese árbol encontrado en California, EE.UU., fue "más abrupto" en esa época que en todos los registros anteriores. Asimismo, señalan que este hallazgo podría proporcionarle al mundo de la ciencia una explicación más detallada de cómo 'funciona' el sol.

Cuando el sol permanece relativamente inactivo, la cantidad de carbono-14 en la atmósfera de nuestro planeta crece, y dado que las plantas absorben del aire este elemento químico, su nivel de presencia en los anillos de los árboles permite documentar muy bien las actividades solares y ayuda a identificar posibles eventos atípicos.

El equipo, que comprobó los datos obtenidos en laboratorios diferentes en Japón, EE.UU. y Suiza, da dos posibles explicaciones al cambio de nivel de carbono-14 en este vetusto pino: o bien el sol era "muy débil" en ese tiempo, o bien se produjo un cambio drástico de la actividad magnética de la estrella, acompañado por una serie de fulguraciones solares.

Sin embargo, los científicos todavía no han logrado descifrar completamente lo sucedido por "la escasa comprensión" de los mecanismos que influyen en la actividad solar, si bien esperan que futuras investigaciones puedan dar una respuesta concreta a la pregunta sobre qué provocó este fenómeno que actualmente permanece inexplicable.

Stanford students recreate 5,000-year-old Chinese beer recipe


 
Students brewed an ancient beer during class with Stanford archaeologist Li Liu, who discovered evidence of earliest beer-making in China as part of her recent research.

On a recent afternoon, a small group of students gathered around a large table in one of the rooms at the Stanford Archaeology Center.

A collection of plastic-covered glass beakers and water bottles filled with yellow, foamy liquid stood in front of them on the table, at the end of which sat Li Liu, a professor in Chinese archaeology at Stanford.

White mold-like layers floated on top of the liquids. As the students removed the plastic covers, they crinkled their noses at the smell and sour taste of the odd-looking concoctions, which were the results of their final project for Liu’s course Archaeology of Food: Production, Consumption and Ritual.

The mixtures were homemade beer students made using ancient brewing techniques of early human civilizations. One of the experiments imitated a 5,000-year-old beer recipe Liu and her team revealed as part of published research last spring.

“Archaeology is not just about reading books and analyzing artifacts,” said Liu, the Sir Robert Ho Tung Professor in Chinese Archaeology. “Trying to imitate ancient behavior and make things with the ancient method helps students really put themselves into the past and understand why people did what they did.” ... (Video) Stanford News

Vídeo añadido a PaleoVídeos > L.R.2.12 nº 9  


Entrada relacionada


Actualización: Estudiantes recrean una receta de cerveza china de hace 5.000 años
Estudiantes de la Universidad de Stanford han recreado la receta de una cerveza que se tomaba en China hace 5.000 años, obtenida del examen de residuos en el interior de recipientes de cerámica.

"La arqueología no es sólo lectura de libros y el análisis de artefactos", dijo en un comunicado Li Liu, profesor de Arqueología China. "Tratar de imitar el comportamiento antiguo y hacer las cosas con el método antiguo ayuda a los estudiantes a ponerse realmente en el pasado y entender por qué la gente hizo lo que hicieron".

Liu dirigió la pasada primavera una investigación en el noreste de China, publicada en PNAS, que proporcionó la primera evidencia de la producción de cerveza en China hasta el momento...


Actualización: What does the world's oldest beer taste like? - CNN.com

1/12.

China is home to one of the oldest civilizations, so it's only fitting that it's home to ancient beer as well.

But no one knew how its ancient beer was made -- until in 2015 a team of archaeologists from Stanford University conducted studies on a primitive brewery discovered on a Neolithic site in China.

The 5,000-year-old brewery is the earliest evidence of barley- and millet-based beer-making in the country.

Inspired by the scientists' findings, two breweries -- Jing-A Brewing Co in Beijing and Moonzen Brewery in Hong Kong -- set out to give the modern world a taste of an ancient experience by recreating the original beer recipe...