jueves, 23 de febrero de 2017

Los neandertales siguen vivos en nuestro genoma


 
La cuarta parte del ADN neandertal que conservamos tiene efectos importantes sobre la variabilidad humana y la propensión a las enfermedades

Los neandertales se extinguieron hace 40.000 años, pero siguen vivos en nuestro genoma. La razón es que, 10.000 años antes de su desaparición, tuvieron unos cuantos contactos sexuales con nuestra especie, los Homo sapiens que justo salíamos de África por entonces. Sus genes no solo son un testigo mudo de aquellos deslices de una noche de verano, sino que siguen activos en el genoma de los europeos, afectando a su altura y su propensión a la esquizofrenia o el lupus. Los asiáticos y los oceánicos llevan otros genes, procedentes de encuentros con otras especies arcaicas, como los denisovanos. Somos nuestro pasado.

Ya había evidencias estadísticas sobre la importancia del ADN neandertal que aún conserva el genoma para la variabilidad humana actual. La presencia o ausencia de estos genes arcaicos se había podido correlacionar con la adaptación a las altas montañas del Tíbet y con la predisposición a la depresión patológica. Pero las correlaciones estadísticas nunca llegan al fondo de la cuestión: el cómo. La investigación actual ha accedido a esa caja negra. Y demuestra que los genes neandertales afectan a rasgos esenciales para nuestra adaptación. Somos una especie variable, y el ADN arcaico contribuye a ello.

“Incluso 50.000 años después del último apareamiento entre neandertales y humanos modernos, aún podemos ver impactos mensurables en la expresión de los genes”, explica el jefe del estudio, Joshua Akey, de la Universidad de Washington en Seattle. “Y esas variaciones de la expresión génica afectan a la variación fenotípica humana y a la propensión a las enfermedades”. Akey y sus colegas de Washington presentan el trabajo en Science. [...] EL PAÍS


Neanderthal DNA contributes to human gene expression | EurekAlert!
The last Neanderthal died 40,000 years ago, but much of their genome lives on, in bits and pieces, through modern humans. The impact of Neanderthals' genetic contribution has been uncertain: Do these snippets affect our genome's function, or are they just silent passengers along for the ride? In Cell on February 23, researchers report evidence that Neanderthal DNA sequences still influence how genes are turned on or off in modern humans. Neanderthal genes' effects on gene expression likely contribute to traits such as height and susceptibility to schizophrenia or lupus, the researchers found...

El hombre habría llegado a Sudamérica en varias olas migratorias


Paleoamerican skull from Burial 1, Lapa do Santo site, Brazil. Credit: Mauricio de Paiva

La primera población que ocupó el continente compartiría su ancestro con pueblos actuales tanto de Asia como de Australia.

Lorena Guzmán H.. Entre 15 y 10 mil años atrás, el Estrecho de Bering se convirtió en un concurrido camino que llevó al hombre desde el noreste asiático al todo el continente americano. Qué tan frecuente fue ese flujo y cuántas veces se presentó sigue siendo materia de estudio. Pero los datos apuntan a que habrían sido varias oleadas migratorias las que terminaron poblando el continente. El resultado aparece publicado en la última edición de Science Advances.

Estudiando imágenes en 3D de cráneos encontrados en la región de Lagoa Santa, en el centro este de Brasil, científicos determinaron que los restos comparten su ancestro más cercano con el que tiene la población contemporánea del noreste de Asia.

"Concluimos que hubo múltiples olas de dispersión humana hacia el continente americano, ya que de otra manera no podemos explicar la diversidad morfológica que se observa en los cráneos de Sudamérica en los últimos 10 mil años", explica Mark Hubbe, investigador del Instituto de Arqueología y Antropología de la Universidad Católica del Norte y de la Universidad Ohio State, y parte del equipo.

"Lo más interesante es la gran diversidad biológica que se ve a lo largo del tiempo en Sudamérica, que es mayor de lo que se observa en los demás continentes a finales del Holoceno (hace unos 12 mil años)", agrega.

Este resultado concuerda con análisis genéticos previos que dicen que las primeras olas migratorias hacia América también se produjeron desde el Sudeste Asiático y Australia.

Implicancias

Si bien el estudio no establece fecha para cada migración ni su influencia en la población americana, se sabe que la primera ola alcanzó gran parte tanto de América del Norte como de Sudamérica. "Hay cráneos paleoamericanos conocidos en EE.UU., México, Colombia, Chile (el cráneo de Palli Aike), Patagonia y Brasil", dice el científico. "Esos grupos fueron sustituidos o asimilados por la segunda ola. Esta trajo la morfología de la mayoría de los grupos nativos americanos actuales, incluyendo las poblaciones indígenas de Chile".

Como la migración comenzó desde el norte del continente, es altamente probable que nuestro país haya sido uno de los últimos territorios conquistados. "Sin embargo, Chile presenta evidencia de ocupación humana desde por lo menos 12.500 años antes del presente", explica. economiaynegocios.cl


Study of ancient skulls suggest there may have been multiple migrations into the Americas 
A trio of researchers affiliated with institutions in the U.S., Europe and South America has found evidence that suggests the native people of South America likely arrived from more than one place. In their paper published in the journal Science Advances, Noreen von Cramon-Taubadel, André Strauss and Mark Hubbe describe how they applied imaging technology to skulls that have been unearthed in Brazil and what was revealed...

La hoz de Vicente, el abrigo de pinturas rupestres más inaccesible de Cuenca


1/3. Pinturas rupestres de la hoz de Vicente, en Minglanilla. /

Está en un escarpado barranco del río Cabriel, en Minglanilla, y en este 2017 se cumplen 30 años de su descubrimiento por el sacerdote Vicente Malabia que nos ha recordado cómo ocurrió

Fue en el mes de mayo de 1987 cuando se descubrieron las pinturas rupestres de la hoz de Vicente, en Minglanilla. Este mes de febrero se cumplen 20 años de la declaración como Bien de Interés Cultural de esos abrigos por parte de la Junta de Comunidades. En ‘Hoy por Hoy Cuenca’ hemos conversado con Vicente Malabia sobre aquel descubrimiento... (Audio) Cadena SER


Vídeo relacionado (2015): Pinturas rupestres de la Hoz de Vicente (Hoces del Cabriel - Minglanilla) - Jose Luis Borja Chavarrias

“Todos los europeos de hace 8.000 años tenían ojos azules”

 
 
Entrevista a Carles Lalueza-Fox,, paleogenetista
 
A quién pertenece este rostro en su pantalla?
A un antepasado tuyo y mío.
¿Ah, sí?
Es un ancestro de los europeos: portamos genes suyos. Era cazador recolector y vivía en la Europa del mesolítico, hace algo más de 8.000 años.
Me lo pinta con ojos azules...
Porque hace 8.000 años toda la población de Europa occidental tenía los ojos azules.
No sabía eso.
Hoy lo sabemos: ojos azules y piel muy oscura. Y cabellos castaños.
¿Y cómo lo sabe?
Los restos óseos de esqueletos en diversos yacimientos del mesolítico europeo nos permiten análisis genéticos cada día más precisos... ¡Y hemos localizado en todos los individuos la señal genética de esos rasgos!
Quien tenga ojos azules desciende de...
...de esos cazadores recolectores mesolíticos, a su vez descendientes de un antepasado de hace 12.000 años.
...  lavanguardia.com
 

3Rd internacional conference on the solutrean



Dates: 12 Oct 2017 - 14 Oct 2017 Venue: Universidade do Algarve - Campus de Gambelas  |  City: Faro, Portugal

The Solutrean techno-complex still constitutes a major focus in prehistoric research, influencing ice-age archaeology worldwide. The rich cultural heritage and distinctive palaeoenvironmental setting allows for analytical methods to be applied, tested and improved. It also serves as a case study for theory and model building for other prehistoric contexts. Advances and new discoveries are made in different research fields – such as interdisciplinary on- and off-site investigations, geostatistical approaches, and palaeoclimatic models.
The aim of the 3rd International Conference on the Solutrean 2017 is to bring together scientists working on hunter-gatherer societies of Western Europe during the Last Glacial Maximum. The conference is organized by the Interdisciplinary Center for Archaeology and Evolution of Human Behavior (ICArEHB) together with colleagues from the University of Cologne and Neanderthal Museum, and will be hosted at the Universidade do Algarve (Faro, Portugal. ICArEHB