martes, 29 de agosto de 2017

Descubren nuevas figuras en El Pendo veinte años después de las anteriores


Nueva cierva recientemente reinterpretada mediante nuevas tecnologías de análisis multiespectral. / DM

El empleo de técnicas modernas de iluminación y fotogrametría ha permitido a los arqueólogos identificar tres ciervos en el friso de esta cavidad 

Los yacimientos arqueológicos y las cuevas esconden numerosos testimonios de la presencia humana que no siempre son identificables a primera vista, ni siquiera aunque se pasen décadas estudiando el sitio. La aparición de nuevas técnicas y la experiencia de los investigadores han contribuido en abundantes ocasiones a reconsiderar planteamientos iniciales o a compartir con la comunidad científica nuevos hallazgos. Esto ha sucedido en la cueva de El Pendo (Escobedo, Camargo), en la que hace dos décadas se descubrió de forma casual un importante panel con arte paleolítico desconocido hasta la fecha pese a que la gruta y su yacimiento fueron excavados entre 1878 y 1880 por Marcelino Sanz de Sautuola, y posteriormente estudiada, entre otros, por Jesús Carballo, Julio Martínez-Santaolalla o Joaquín González Echegaray, hasta que en los años noventa se retomaron los trabajos de campo. [...] El Diario Montañes


Actualización. Una nueva técnica saca a la luz las "pinturas fantasma" del arte rupestre - EcoDiario.es
EFE.- Lo que en principio no eran más que restos de pigmentos y trazos de quienes habitaron hace unos 24.000 años la cueva cántabra de El Pendo, son en realidad tres ciervas que salen a la luz como si fueran "pinturas fantasma" gracias a la técnica de la teledetección espectral.
Esta herramienta ha permitido avanzar de forma "espectacular" en la documentación y el estudio del arte rupestre Paleolítico que, fruto de un proyecto de investigación desarrollado entre 2014 y 2017, permite "ver cosas que están" en las paredes de las cavidades prehistóricas cántabras, que "el ojo humano es incapaz de percibir".
Uno de los impulsores de esta técnica Vicente Bayarri (Gim-Geomatics)... 

Gipuzkoa, la autopista prehistórica que unió Europa con la península


Cueva de Aitzbitarte IV en Lanarbaso, Errenteria.

En pleno período Magdaleniense el actual territorio de Gipuzkoa conectó el continente europeo con la Península Ibérica y permitió el paso de los humanos paleolíticos hacia Atapuerca

Hace entre 10.000 y 15.000 años, en pleno período Magdaleniense, el actual territorio de Gipuzkoa actuó como una suerte de "autopista prehistórica" que, según creen los expertos, conectó el continente europeo con la Península Ibérica y permitió el paso de los humanos paleolíticos hacia Atapuerca.

Los descubrimientos realizados en la última década, en los que el número de cuevas con arte rupestre en Gipuzkoa han pasado de dos a once, han permitido dibujar sobre el mapa un corredor por el que hace miles de años nuestros antepasados transitaron entre los Pirineos y el valle del Ebro o la meseta norte.

El recorrido que configura la unión de los yacimientos de Aitzbitarte (Errenteria); Altxerri (Aia); Danbolinzulo y Erlaitz (Zestoa); Ekain y Astigarraga (Deba), y Lezetxiki (Arrasate), configura un corredor compartido en muchas partes por la actual autopista AP-8, a través del que, en opinión de los expertos, los humanos prehistóricos se adentraron en la península en busca de materias primas. [...] El Diario Vasco  / Link 2 (Mapa)