viernes, 6 de octubre de 2017

El último león de las cavernas aparece en una 'máquina del tiempo' de Cantabria


El equipo de investigación retratado junto a los restos del gran felino. LUIS C. TEIRA

Fue uno de los felinos más grandes que ha habido en la Tierra y su piel era usada por el hombre paleolítico de aquí con fines rituales. Un esqueleto completo ha sido descubierto en la cueva de La Garma, que tiene una galería inferior única con pinturas rupestres de caballos, manos primitivas, bisontes...

Hace unos 16.000 años, en lo que hoy es la pedanía de Omoño, en tierras de Cantabria, un gran felino cazaba caballos, ciervos, bisontes y quizás homo sapiens paleolíticos. Era un superdepredador, con un tamaño hasta un 10% superior a un león de nuestros días, y un peso que podía sobrepasar los 360 kilos. Se le conoce como león de las cavernas (Panthera spelaea), pero no porque viviera en ellas (parece que prefería las praderas y bosques de coníferas), sino porque muchos de sus restos se han hallado en cuevas, quizás traídos hasta allí por hienas o bien porque dichos leones quedasen atrapados en las espeluncas cuando intentaban cazar osos cavernarios en hibernación.

La osamenta completa de uno de estos grandes leones, caso único en Europa, fue descubierta el pasado mes de julio por miembros del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria en una galería de difícil acceso de la cueva de La Garma. Marian Cueto, arqueozoóloga del equipo dirigido por Pablo Arias y Roberto Ontañón, se encarga del estudio técnico de los restos de dicho león, remarcando la gran importancia paleontológica del hallazgo, el último documentado del sur de Europa. [...] EL MUNDO

Entrada relacionada (2016)

Los seres humanos prehistóricos formaron redes de apareamiento para evitar la endogamia


Detalle de uno de los entierros de Sunghir, en Rusia. Credito: José-Manuel Benito Álvarez via Wikimedia Commons

Los autores del estudio sugieren que esta conclusión puede explicar al menos en parte por qué los seres humanos anatómicamente modernos demostraron ser exitosos mientras que otras especies, como los neandertales, no tuvieron tanto éxito

EUROPA PRESS. Los primeros seres humanos parecen haber reconocido los peligros de la endogamia hace al menos 34.000 años, y, en consecuencia, haber desarrollado redes sociales y de apareamiento sorprendentemente sofisticadas para evitarlo, según revela una nueva investigación que se publica en 'Science'.

El estudio examinó la información genética de los restos humanos anatómicamente modernos que vivieron durante el Paleolítico Superior, periodo en que los humanos modernos de África colonizaron por primera vez el oeste de Eurasia. Los resultados sugieren que las personas buscaron deliberadamente parejas más allá de su familia inmediata, y que probablemente estaban conectadas a una red más amplia de grupos desde donde eligieron a los compañeros, con el fin de evitar ser endogámicos...

...  La investigación fue llevada a cabo por un equipo internacional de académicos, dirigido por la Universidad de Cambridge, Reino Unido, y la Universidad de Copenhague, Dinamarca. Se secuenció el genoma de cuatro individuos de Sunghir, un famoso sitio del Paleolítico Superior en Rusia, que se cree que estuvo habitado hace unos 34.000 años. [...] El Diario Montañes / Link 2 


Prehistoric humans are likely to have formed mating networks to avoid inbreeding | University of Cambridge  / Link 2

Illustrations of the Sunghir burials. Illustration: Libor Balák, Anthropark.

Early humans seem to have recognised the dangers of inbreeding at least 34,000 years ago, and developed surprisingly sophisticated social and mating networks to avoid it, new research has found.

The study, reported in the journal Science, examined genetic information from the remains of anatomically modern humans who lived during the Upper Palaeolithic, a period when modern humans from Africa first colonised western Eurasia...

La realidad virtual resucita a dos niños de hace 30.000 años


Fuente: Visual Science"
 
Gracias a las técnicas más modernas de reconstrucción facial, científicos han conseguido reconstruir los rostros de dos pequeños humanos de hace 30.000 años, que podrán verse en realidad virtual.

30.000 años nos separan a nosotros de la civilización de Sungir, uno de los pueblos modernos más antiguos de los que tenemos constancia. Los antepasados procedentes de las frías y ancestrales estepas de lo que ahora es Vladimir probablemente dieron origen a los Homo sapiens del norte y del este del continente. Así que están, muy probablemente, en la línea genética de gran parte de los europeos. ¿Cómo vivían hace tres mil décadas? Gracias a la realidad virtual podemos recrear ese momento y a quienes lo vivieron en una de las representaciones más realistas y científicamente exactas hechas hasta la fecha. [...] hipertextual.com


VR Animation Shows What 30,000-Year Old European Homo Sapiens Looked Like / Link 2

For those of us interested in the evolution of our own species, and all the other species of the Homo genus before us that went extinct, knowing their physical appearance — specifically what their faces were like — may hold some interest. A new virtual reality animation, created using scientifically accurate details and actual specimen, shows what some of the earliest Homo sapiens in Europe — living around Sungir in present-day Russia — looked like...


Vídeo. 3D VR facial reconstruction of 30 000 y. o. Homo sapiens on Vimeo




Actualización. Los humanos que cazaron a los mamuts no eran muy distintos a nosotros
El estudio ‘Visual Science’ reconstruye la cara y la vestimenta de un niño y una niña que vivieron en Siberia hace unos 30.000 años...